24 de julio de 2014

SANTIAGO DEL ESTERO: ORGANISMOS ESTARÁN PRESENTES EN EL JUICIO CONTRA EL EX MILITAR D´AMICO.

Organismos estarán presentes en el juicio contra el ex militar D’Amico

Organismos de derechos humanos.
 Los miembros de la Asociación por la Memoria, la Verdad y la Justicia, familiares de desaparecidos y ex presos políticos de Santiago del Estero, acompañados por el Instituto Espacio de la Memoria informaron que mañana comienza en Tucumán el juicio por la desaparición del santiagueño Germán Cantos. Éste fue secuestrado un 3 de septiembre de 1976 del Batallón Ingenieros de Combate Nº141 de Santiago del Estero. 

 Cristina Torres, acompañada del director del Instituto Espacio de la Memoria, Luis Garay, convocó “a todas las organizaciones sociales y políticas, familiares y a la comunidad en general a participar del juicio oral que comenzará a las 9 en el Tribunal Oral Federal, ubicado en Chacabuco y Cristóforo Álvarez de San Miguel de Tucumán”.

 Torres explicó que el juicio, que se desarrollará todos los viernes del mes de agosto, tiene como único responsable de su desaparición a Jorge Alberto D’Amico.

 Cabe destacar que el ex conscripto Germán Cantos fue visto por última vez en el Centro Clandestino Arsenal Miguel de Azcuénaga, de la Provincia de Tucumán.
Fuente:NuevoDiarioWeb

CÓRDOBA-MEGACAUSA LA PERLA: DECLARARON CUATRO TESTIGOS - TESTIMONIOS DÏAS 160 y 161.

23.07.2014lesa humanidadCuatro testigos declararon en el marco de la megacausa La Perla
Uno de los testigos fue el periodista Miguel Apontes, responsable de prensa de Unidos y Organizados en Córdoba, quien declaró sobre la desaparición de su hermano, José Antonio Apontes, de nacionalidad española, secuestrado el 18 de mayo de 1976.
Cuatro testigos declararon hoy en el marco de la megacausa La Perla por crímenes cometidos durante la última dictadura cívico-militar, y cuyo principal imputado es el represor Luciano Benjamín Menéndez.

José Antonio Apontes tenía en ese entonces 24 años y era miembro de la Comisión Directiva del Sindicato Trabajadores de Motores Diesel Perkins; adhería al Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y actualmente se encuentra en condición de desaparecido.

"Yo tenía 17 años cuando tomamos noticias de la detención de mi hermano, en el departamento que subalquilaba en Barrio Cofico de la ciudad de Córdoba".

Apontes recordó que a partir de ese momento comenzó la búsqueda y cuando iban a las comisarías "te encontrabas con otra gente a la que les había pasado algo similar, y era una especie de rutina de lo que había que hacer, hábeas corpus, denuncias a organismos internacionales. Y te encontrabas con familiares de otras personas secuestradas y nos decían qué hacer, a quién escribir".

En otro momento de su testimonio recordó cómo vivió esta situación con su familia en la ciudad de Cruz del Eje en el norte provincial donde vivían.

"En un pueblo chico el aislamiento es más fuerte y la estigmatización era muy fuerte. La gente miraba para otro lado, la iglesia se alejó de mi familia que no encontraba explicación. Hasta yo, que era buen alumno, era citado por el director cuando aparecían noticias de allanamientos o aparición de arsenales", dijo.

A partir de lo sucedido con su hermano, en 1978 cuando se radicó en la ciudad de Córdoba, Apontes fue Secretario de la Comisión de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas y en 1984 integró el área de denuncias de la Comisión Nacional por la Desaparición de Personas (Conadep).

Otro de los testigos fue Raúl Osvaldo Billar, quien fue detenido el 8 de marzo de 1976 por dos personas vestidas de civil que exhibieron credenciales de policías, quienes lo secuestraron en el Banco de la Provincia de Córdoba donde trabajaba.

Relató que entre tres y cuatro días lo tuvieron secuestrado en el Departamento de Informaciones de la Policía provincial (D2), donde fue sometido a distintos tormentos en los que le pedían nombres de otros miembros del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) donde militaba, además de la Mesa de Gremios en Lucha.

Tras recordar los nombres de distintos delegados bancarios que fueron secuestrados, precisó que la información para las patotas parapoliciales "surgía de la autoridad del banco y de sectores del sindicalismo que respondían al peronismo ortodoxo que por su metodología entreguista mantenían una confrontación política sindical muy intensa con los delegados de la organización social de base, todos perseguidos".

También declaró Carlos Jerónimo Palacios, actualmente de 77 años, quien fue metalúrgico y según se definió, "era un estorbo para la patronal".

"Uno es obrero y lucha por ganar mejor. Lamentablemente siempre hay represión", agregó.

Palacios fue secuestrado frente a su mujer y sus hijos el 15 de febrero de 1975 y durante su cautiverio fue llevado al D2, la alcaidía del cabildo, a las cárceles de UP1 y Sierra Chica.

Otro de los testigos fue María Soledad Martínez, en relación al destino de su hermano, José Agustín Martínez, empleado del Banco Roela, estudiante de Agronomía en la Universidad Nacional de Córdoba y militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP), brazo universitario de Montoneros.

Fue secuestrado el 28 de enero de 1976 cuando salía de su trabajo y tras pasar por el centro clandestino de detención La Ribera, permanece en condición de desaparecido.

Tras escuchar a los cuatro testigos, el Tribunal Oral Federal número 1 (TOF1), resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo martes 29 a las 10. 
Fuente:Telam




Cuatro testigos declararon en el Juicio La Perla
Miguel Apontes, periodista y militante político, recordó a su hermano secuestrado en 1976

En el marco de la megacausa La Perla, que se tramita por crímenes cometidos durante la última dictadura cívico-militar y cuyo principal imputado es el represor Luciano Benjamín Menéndez, declararon ayer cuatro testigos en la audiencia 161 que se desarrolló en Tribunales Federales.

Uno de los testigos fue el periodista Miguel Apontes, responsable de prensa de "Unidos y Organizados" en Córdoba, quien declaró sobre la desaparición de su hermano, José Antonio Apontes, de nacionalidad española, secuestrado el 18 de mayo de 1976 en Córdoba. La víctima tenía en ese entonces 24 años e integraba la Comisión Directiva del Sindicato Trabajadores de Motores Diesel Perkins; adhería al Partido 
Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y actualmente se encuentra en condición de desaparecido.

Otro de los testigos fue Raúl Osvaldo Billar, quien fue detenido el 8 de marzo de 1976 por dos personas vestidas de civil que exhibieron credenciales de policías, quienes lo secuestraron en el Banco de la Provincia de Córdoba, donde trabajaba.


Relató que estuvo secuestrado en el Departamento de Informaciones de la Policía provincial (D2), donde fue sometido a distintos tormentos en los que le pedían nombres de otros miembros del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), donde militaba, además de la Mesa de Gremios en Lucha.

Tras recordar los nombres de distintos delegados bancarios que fueron secuestrados, precisó que la información para las patotas parapoliciales "surgía de la autoridad del banco y de sectores del sindicalismo que respondían al peronismo ortodoxo".

También declaró Carlos Jerónimo Palacios, actualmente de 77 años, quien fue metalúrgico y, según se definió, "era un estorbo para la patronal". Palacios fue secuestrado frente a su mujer y sus hijos el 15 de febrero de 1975, y durante su cautiverio fue llevado al D2, la alcaidía del Cabildo, a las cárceles de UP1 y Sierra Chica.

Otro de los testigos fue María Soledad Martínez, en relación al destino de su hermano, José Agustín Martínez, empleado del Banco Roela, estudiante de Agronomía en la Universidad Nacional de Córdoba y militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP), brazo universitario de Montoneros. Fue secuestrado el 28 de enero de 1976, cuando salía de su trabajo, y tras pasar por el centro clandestino de detención La 
Ribera, permanece en condición de desaparecido.

Tras escuchar a los cuatro testigos, el Tribunal Oral Federal número 1 (TOF1) resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo martes 29 a las 10.
Fuente:InfonewsCdba.


Día 160: 22/07

14:22 Cuarto intermedio hasta mañana a las 10:00

13:53 También habló el Chubi López

13:28 Habla el imputado Barreiro

Habló de "contubernio" entre el gobierno y los organismos de DDHH, de quienes dijo que "no siempre actúan de manera honesta".  Dijo ante el Tribunal que su hija fue amenazada y agregó que una "patota" intentó extraerle sangre compulsivamente, aunque finalmente "no pudieron llevar adelante esta afrenta".
La denuncia fue efectuada y la justicia está actuando sobre el supuesto hecho. La intervención de Barreiro en esta audiencia intentando trazar un paralelo entre el accionar de las patotas que él mismo comandó en los setenta con un dudoso hecho cuya única versión pertenece a él mismo, es irrisorio y absurdo.
Finalmente solicitó que se proyectara un video que trajo especialmente preparado para el momento donde terminó de ridiculizar su intervención: una serie de fotos confusas entre las que se encuentra el rostro de su hija menor, musicalizado con violines. Parece de película, pero es real. Son las garantías de los imputados, en este caso, el derecho de usar minutos de este proceso judicial para este tipo de cosas.


12:15 Cuarto intermedio hasta las 13:00
 

11:51 "Hechos Pelota"
Peñaloza dice que al tiempo pidió la baja de gendarmería: "Sentí que no era para mí, había muchas injusticias".

11:20 El infierno


11:11  Memoria del Horror

"Una vez trajeron una chica q estaba baldeando la vereda y que la llevaron, ella estaba muy shoqueada. Nosotros les dábamos agua, comida, los llevabamos a bañar, pero mucho no podíamos hablar porque nos iban a bajar la caña. Ellos preguntaban constantemente 'qué me va a pasar', 'qué me van a hacer', pero nosotros no podíamos decir dónde estábamos".


11:07 El gendarme reconoce algunos genocidas

Luego continúa describiendo cómo era la actividad de los gendarmes: "A La Perla y la Ribera no queríamos ir porque nos mataban de hambre. Las guardias eran de viernes a viernes, y luego dos días de franco. Nosotros no veíamos ni participabamos de lo que ellos hacían. Sólo custodiabamos el predio y llevabamos a los detenidos que los militares nos solicitaban de la cuadra a las oficinas."".


11:03 Pregunta la fiscalía

"Le voy a ser claro y honesto. Yo no vi nunca matar a nadie ahí adentro. Sí se escuchaban gritos de cuando ellos los torturaban, o los interrogaban". Y prosigue: "Ellos decían que había guerrilleras que habían pasado a trabajar para el Ejército. Pero cuando las veíamos con pantalón corto o pollera se veían las marcas que habían sido picaneadas"

11:00 Testigo 328: Eduardo Hector Peñaloza

Testigo ofrecido para declarar en el marco de varios de los 16 expedientes que conforman la Megacausa.
Es gendarme retirado, y hoy jubilado como obrero de la construcción. "Conozco a Luciano Benjamín Menéndez, quien por entonces era el jefe del III Cuerpo y solía visitar La Perla".

El imputado tomó la palabra para manifestar que la acusación que recae sobre él le resulta ambigua. Dijo que aclarar esto es parte de su derecho a la defensa material.

Manifiesta q junto a otros imputados conformaron un equipo de trabajo para contribuir al proceso judicial en marcha: "Somos el equipo más idóneo para contribuir a esclarecer los hechos de este juicio".

Terminó el testimonio de Eduardo Peñaloza. Luego tomarán la palabra algunos de los imputados.

Tiritando, muertos de susto y de terror, "hechos mierda, hechos pelota"... Así es la descripción que el ex gendarme Peñaloza le da al querellante Orosz cuando lo interroga sobre los detenidos que llevaba de la sala de torturas a la cuadra. "Disculpe los términos, soy vulgar para el habla", se excusa.

"Era muy fiero lo que vivía esa gente ahí, estaban asustados, muy doloridos, y convivían con ese olor, a encierro, que aunque les permitièramos bañarse no se iba". Muchos sobrevivientes han hablado del olor particular de La Cuadra de La Perla, el olor a miedo.

"Como a las dos de la mañana trajeron un matrimonio de Rosario con un nenito chiquito, rubiecito. Ese niño lloraba y no nos daba descanso. Después dijeron que al niño lo entregaron a los abuelos, y al matrimonio se lo llevaron, nunca más supimos de ellos". Eso cuenta Eduardo y comenta que siempre tiene presente a esa familia en su cabeza.

"Estaba Fogo, Manzanelli, y Quijano que era nuestro Jefe, el jefe de gendarmería. Al único que reconozco es a Luciano Benjamín Menéndez".

El doctor Facundo Trotta interroga al testigo quien comenta que como gendarme le tocó hacer guardias en la cárcel de San Martín, en La Ribera, en La Perla, y en la llamada "Perlita chica", que estaba a escasa distancia del centro clandestino más grande del país.





Día 161: 23/07

14:26 Cuarto intermedio hasta el martes 29 de julio a las 10:30

14:18 La dictadura en el interior

El testimonio de Miguel Apontes brinda algunas luces para comprender cómo se vivió en el interior la dictadura cívico militar que oscureció al país entero. "En un pueblo chico donde el aislamiento es más fuerte la estigmatización era muy fuerte. La gente miraba para otro lado, la iglesia se alejó de mi familia quien no encontraba explicación... hasta yo que era buen alumno, era citado por el Director cuando aparecían noticias de allanamientos o aparición de arsenales", las personas se conocen y los comentarios circulan con rapidez estigmatizando a quienes son señalados.

 

14:14 Inmigrantes

"Mis padres eran inmigrantes. Por secuelas de la posguerra se vinieron a Argentina desde España y el desarraigo lo sufrían mucho. Esta historia la vivieron como una suerte de expulsión del país, por cómo habían respondido las instituciones. No comprendían bien lo que estaba pasando, era muy complejo". Miguel se conmueve al recordar que él mismo redactaba las cartas que su padre les mandaba a las autoridades preguntando por su hijo.

 

14:06 Testigo 132: Declara Miguel Ramón Apontes

El periodista vino en esta oportunidad a declarar por la desaparición de su hermano Jose Antonio Apontes quien era miembro de la comisión directiva del sindicato de Perkins.
"Yo tenía 17 años cuando tomamos noticias de la detención de mi hermano, en el departamento que subalquilaba en Barrio Cofico. Era el 17 de mayo de 1976. Desde ese momento acompañé a mis padres en su búsqueda". Miguel describe el derrotero por comisarías y cárceles hasta comprender que su hermano era un desaparecido más.

 

14;03 Emocionantes palabras de Soledad Martínez

Hacia el final de su testimonio, la testigo agradece al Tribunal la posibilidad de hablar:
"Algunos dicen que mi hermano estuvo en La Ribera, otros en La Perla. Nadie dice haberlo visto. Es decir, hace 38 años que no sabemos nada.
En un país donde nos peleamos intermitentemente entre hermanos, a treinta años de democracia, creo que los familiares y la soceidad en su conjunto tenemos el derecho de saber qué ha pasado con nuestros familiares. Dónde están. Por qué no los enjuiciaron. Cuantos años más van a pasar para que nos digan si están muertos, si están vivos?. Dónde estan los cuerpos, dónde están.
La dictadura militar fue impuesta para un modelo de país que instauró un modelo neoliberal que ha dejado miles de hermanos viviendo en la marginalidad. Los desaparecidos son 8000? 9000? 30000? Son miles. Con esto me basta y sobra, miles que fueron secuestrados, torturados, asesinados. Me basta para exigir Justicia Es obligación de esta sociedad, y me siento parte, resolver esta historia para poder construir hacia adelante.".
"Memoria, Verdad y Justicia. Eso queremos. Pero de acuerdo a mis ideales y los de mi hermano José Agustín, no hay Justicia sin Justicia Social".
Sin preguntas de las partes, la testigo fue aplaudida por todos los presentes.

 

13:55 Secuestro y búsqueda

A principios de enero de 1976 secuestraron a muchos militantes de la JUP. "Mi hermano me dijo que no fuera al banco Social, donde trabajaba. Me dijo que se estaba poniendo feo. A él lo secuestraron a las 5 de la tarde, frente a la cancha de Belgrano en tres autos, un Taunus, un Peugeot y un R12".
Según los recortes de prensa, el detenido era un joven de 25 años que gritaba: "Por favor avisen al Dr. Pizarro". Ese era el nombre de su suegro, y así su familia pudo saber qué había sucedido.
María Soledad aprovecha el momento para homenajear la lucha de su madre, quien participó intensamente de su búsqueda en cada rincón: cárceles, hospitales, organizaciones de familiares. Además lamentó la demora de la justicia: "Si esto se hubiera hecho antes

13:43  Militancia 

José Agustin Moreno obtuvo una beca de estudios para estudiar en Estados Unidos, y a su regreso, muy movilizado, comienza a sumarse a la militancia de la juventud: "Por entonces había jóvenes que miñlitábamos en los movimientos cristianos, la juventud peronista... En el año 1972 fue detenido por primera vez por pintar 'Luche y Vuelve'," cuenta su hermana. La familia entera fue posteriormente perseguida en 1973, su domicilio allanado en Villa Allende en cuatro oportunidades. María Soledad cuenta que los sucesos de Trelew y de Ezeiza no hicieron más que avivar las ansias militantes de aquel joven comprometido.

 

13:37 Testigo 331: María Soledad Martínez

Es la hermana de José Agustín Martínez Agûero. Era el cuarto de seis hermanos. "Veníamos de una familia criada con valores cristianos y peronistas. Mi padre fue funcionario durante el primer gobierno de Perón. Esto va a influir mucho en la historia de todos nosotros y particularmente en la de José Agustín".

12:37 "Ojalá no le pase a ninguno"

Palacios recuerda con dolor la estigmatización de la que fueron víctimas sus hijos en la escuela. "En los miembros de comunicación titularon grande. La causa era por tenencia de propaganda política, pero en La Voz dijeron que había sido desmantelada una organización subversiva. Tanto titulan en los diarios que crean un fenómeno. Ojalá esto no le pase a ninguno".

12:33 Departamento de Informaciones: Todos torturaban

Palacios afirma que allí se podía recibir maltrato tanto de los jefes como del portero. "En una oportunidad vi que también había mujeres detenidas allí. Todos los detenidos eran jóvenes, no había viejos".
De la alcaidía recuerda que lo peor era la tortura psicológica: la gente legaba absolutamente destruida por las torturas. Algunos murieron por consecuencia de los tratos recibidos.

12:20 Testigo 330: declara Carlos Jerónimo Palacios

Es militante, tiene 77 años y es zapatero. Fue metalúrgico y según él mismo, "era un estorbo para la patronal". "Uno es obrero y lucha por ganar mejor. Lamentablemente siempre hay represión".
Palacios fue secuestrado frente a su mujer y sus hijos el 15 de febrero de 1975 y durante su cautiverio fue llevado al D2, la alcaidía del cabildo, a las cárceles de UP1 y Sierra Chica.

12:05 Secuelas del terrorismo

"No pretendo victimizarme, soy un militante social y he actuado en defensa de las grandes mayoras del pueblo, de los hambreados y de los humildes". Billar fue llevado a UP1, nunca fue acusado de ningún delito en concreto. Le robaron sus bienes personales, perdió su trabajo y producto de su detención se produjo un quiebre del vínculo familiar. Volvió a ver a sus hijos diez años más tarde, los niños tenían 1 y 3 años al momento del secuestro. "Perdí el vínculo por mis hijos mayores. Creo que conservo el respeto que sienten por su padre que intentó hacer algo por el bien de la humanidad".

 

11:50 Complicidad civil

El testigo recuerda los nombres de numerosos delegados bancarios del Banco de Córdoba que fueron secuestrados: Valdez, Bazan, Pujol, Jaegui y Navor Gomez.
"La información surgia de la autoridad del banco y de sectores del sindicalismo que respondían al peronismo ortodoxo que por su metodología entreguista mantenían una confrontación política sindical muy intensa con los delegados de la organización social de base, todos perseguidos". Así el testimonio de Billar apuntó contra las complicidades civiles que hicieron posible todo esto en el país."Desmalezadoras del pueblo para que no quedara ningun militante social de los que se oponian al vaciamiento que provocaron en este país"

 

11:30 Interrogatorio "poco gentil"

El testigo contó que durante tres o cuatro días fue mantenido en el Departamento de Informaciones de la Policía. Allí lo sometieron a tratos crueles, golpizas e insultos mientras le preguntaban por los nombres de los compañeros de su organización.
Billar era miembro del Partido Revolucionario de los Trabajadores y formaba parte de la Mesa de Gremios en Lucha: "No organizabamos en la mesa de gremios en lucha, donde confluiamos con otros compañeros buscando una alternativa gremial para los trabajadores". El testigo compartió el cautiverio en la D2 con Soledad García y Rafael Flores, compañeros de militancia.

"Muchos compañeros encontraron sus propios límites personales en manos de lo que nos hicieron a muchos compañeros estas fuerzas de mercenarios".


11:24 Testigo 329: Declara Raúl Osvaldo Billar

Fue detenido el 8 de marzo de 1976 por dos personas vestidas de civil y con credenciales, quienes se lo llevaron del Banco de la Provincia de Córdoba donde Billar trabajaba.

 

11:15 Comienza la audiencia con la palabra de las abogadas de abuelas

La Dra. Maria Teresa Sanchez manifestó su repudio a la declaración indagatoria del imputado Barreiro en el día de ayer. Dijo que el buen uso de los derechos de la defensa hacen al respeto al resto de las partes, que las manifestaciones de Barreiro no tuvieron estrictamente que ver con el objeto de la causa. Además defendió la labor de años de la organización que representa: "la de Abuelas es una tarea que se hace con amor y con respeto".

El presidente del Tribunal respondió que se hace lugar al reclamo, aunque teniendo en cuenta que se trata de un juicio especial. Finalmente exhortó a los imputados como así también a cualquier otra de las partes de hacer un objeto de concentración en los hechos concretos que se juzgan.
Fuente:DiariodelJuicio

BAHÍA BLANCA: FISCALES PIDEN QUE SE INVESTIGUEN A REPRESORES POR DELITOS SEXUALES.

Jueves 24 de Julio de 2014
En Bahía Blanca
Fiscales piden que se investigue a represores por delitos sexuales
Fiscales de Bahía Blanca pidieron que se indague a 74 exmilitares por violencia sexual contra 52 mujeres secuestradas en centros clandestinos de detención, lo que fue rechazado por el juez federal de esa ciudad. Ahora, la Cámara de Apelaciones deberá resolver sobre un nuevo planteo.


Con el pedido de indagatoria para 74 exmiembros de las fuerzas armadas por violencia sexual contra las mujeres secuestradas, la Unidad Fiscal de Derechos Humanos de Bahía Blanca busca dar un paso más en el juzgamiento de delitos de lesa humanidad durante la dictadura.

En diciembre de 2013, los fiscales presentaron un escrito para que se investigara a 74 posibles represores mayormente de La Escuelita –algunos ya condenados por otros delitos de lesa humanidad, otro aún no- por violencia sexual contra 52 mujeres, cinco con acceso carnal, delitos autónomos de su accionar en los campos de concentración de la dictadura.

Sin embargo, el juez Santiago Ulpiano Martínez rechazó el pedido del Ministerio Público, por lo que los fiscales apelaron la decisión arguyendo la falta de argumentación de la resolución denegatoria ("omisión de fundamentación”, indican), lo que ahora deberá ser resuelto por la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca.

En su escueta resolución de apenas dos párrafos, el juez sostuvo que no correspondía realizar una evaluación acerca del fondo de la cuestión y que no había pruebas suficientes para llevar adelante la declaración indagatoria de los represores apuntados por el Ministerio Público Fiscal.

En declaraciones a Infojus, el fiscal Miguel Palazzani  sostuvo que “siempre se vincula la violencia sexual a la violación, pero nosotros, después de discutirlo mucho, pensamos que el cuadro se configura también con otro tipo de situaciones como la desnudez o la mirada del represor sobre el cuerpo indefenso”.

En el nuevo escrito presentado por Palazzani y su colega José Nebbia, los fiscales concluyen que “ser mujer en un centro clandestino de detención y tortura implicó ser víctima de violencia sexual”. Además advierten que las desigualdades históricas y multifacéticas entre el hombre y la mujer “se profundizan y se exacerban en contextos represivos”.

En la presentación, consideraron un error “equiparar la violencia sexual en general y la violación en particular con los actos de torturas. Este Ministerio Público Fiscal sostiene el carácter autónomo de los crímenes sexuales”.

Entre los acusados figuran Alejandro Lawless –apresado la semana pasada después de un año de estar prófugo-, el exjefe de Inteligencia del Destacamento de Inteligencia 182 Mario Alberto Gómez Arena, y el exagente de inteligencia –vinculado a secuestros extorsivos- Enrique José Del Pino.
Fuente:DiarioRegistrado

SANTA FE - DIFUSIÓN.

23-07-2014
Para referenciar un sitio de memoria histórica
Señalarán dos nuevos Sitios de Memoria del terrorismo de Estado

Uno de ellos está ubicado en la ciudad de Santa Fe y es la ex sede de la Policía Federal Argentina de 1º de Mayo al 2064 y el otro es el cuartel central de la Guardia Rural Los Pumas en Santa Felicia que funcionó como un centro clandestino de detención. 




Dos sitios de Memoria del terrorismo de Estado serán señalados esta semana en distintos lugares de la provincia. La primera señalización tendrá lugar en la ex sede de la Policía Federal Argentina en la ciudad de Santa Fe, que funcionó en un edificio que hoy pertenece al Ministerio de Salud de la provincia, ubicado en 1º de Mayo 2064. Participarán del acto, que será hoy al mediodía, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Juan Lewis; el titular de la cartera de Salud, Mario Drisun, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Coutaz, y organismos de Derechos Humanos.

Asimismo, el jueves 31 a las 12 se señalizará el cuartel central de la Guardia Rural Los Pumas en Santa Felicia, que funcionó como Centro Clandestino de Detención (CCD) durante la última dictadura cívico-militar. La Guardia Rural Los Pumas tuvo un rol preponderante durante las décadas del 60 y 70 en la represión política en el norte santafesino y en otros lugares de la provincia, como Santa Fe, Rosario y Villa Constitución. La actividad es organizada en forma conjunta por los Ministerios de Justicia y Derechos Humanos y Seguridad.

Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos explicaron que “uno de los objetivos de la señalización es referenciar allí un sitio de memoria histórica, un lugar de reflexión y transmisión de nuestro pasado reciente, así como de promoción de los derechos humanos y los valores democráticos”.

Explicaron a través de un parte de prensa que “los sitios de memoria, con diferentes usos y significados con relación a los hechos en ellos ocurridos, constituyen valiosos testimonios de la historia de nuestro país. Señalizar y hacer visible en toda la provincia la función que tuvieron estos lugares en el marco del plan sistemático de terror y exterminio desplegado por la última dictadura cívico-militar expresa en el espacio público la decisión del Estado democrático de dar a conocer y condenar estos hechos para que nunca más vuelvan a repetirse”.

Estas acciones se enmarcan en una norma firmada por el gobernador Antonio Bonfatti el año pasado. Se trata del decreto Nº 481 que declara Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado a los lugares que funcionaron como centros clandestinos de detención, tortura y exterminio o donde sucedieron hechos emblemáticos del accionar de la represión ilegal desarrollada durante el terrorismo de Estado ejercido en el país hasta el 10 de diciembre de 1983.
Fuente:ElLitoral




miércoles, 23 de julio de 2014
Señalizaron nuevo espacio de la memoria en Santa Fe
El gobierno provincial identificó con una placa la ex sede de la Policía Federal Argentina, en la ciudad capital, que funcionó como Centro Clandestino de Detención (CCD) durante la última dictadura cívico-militar
Horacio Coutaz, secretario de DDHH, en el acto de este miércoles.
Horacio Coutaz, secretario de DDHH, en el acto de este miércoles. (Prensa Gobernación)
“Señalizar para hacer visible". El gobierno provincial identificó como nuevo espacio de la memoria a la ex sede de la Policía Federal Argentina, en la ciudad de Santa Fe. Ese lugar funcionó como Centro Clandestino de Detención (CCD) durante la última dictadura cívico-militar. En el acto realizado este miércoles estuvieron autoridades y sobrevivientes del lugar.

El secretario de Derechos Humanos, Horacio Coutaz, expresó que “esto es parte de una política de Memoria y Derechos Humanos que, desde el gobierno provincial, estamos muy orgullosos de llevar adelante a partir del apoyo a los juicios de lesa humanidad; la implementación del Programa de Protección de Testigos y Querellantes –único en el país– que articula medidas de contención y seguridad personal; la transmisión online de las audiencias; el aporte permanente de pruebas desde el área de investigación; el Archivo Provincial de la Memoria; las pensiones a ex presos políticos y Madres; y muchas acciones más realizadas en conjunto con todas las áreas del gobierno”, detalló.

“Señalizar y hacer visible en toda la provincia la función que tuvieron estos lugares en el plan sistemático de terror y exterminio desplegado por la última dictadura cívico militar, expresa la decisión del Estado democrático de dar a conocer y condenar estos hechos para que nunca más vuelvan a repetirse”, añadió el secretario de Derechos Humanos.

“Estamos convencidos –continuó el funcionario– de que «marcar» es dejar huellas, y queremos que cada uno de los que pasen por aquí y lean esta placa del frente pueda saber que, donde hoy funcionan organismos de la democracia, existieron lugares de horror y de negación de derechos”.

Coutaz señaló que “a más de 30 años de la recuperación de la democracia venimos a ratificar nuestro compromiso para seguir avanzando, consolidando y profundizando estas políticas, convencidos de que estos sitios nos comprometen y nos recuerden que sin verdad, sin memoria y sin justicia, no hay democracia posible”, concluyó.

Dar testimonio
El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), seccional Santa Fe, Jorge Hoffmann, recordó que “venimos de una historia que tiene su máxima expresión de crueldad en la dictadura militar. Como bien decía Horacio (Coutaz), si no hay Justicia no hay memoria. Y la doctrina de imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad fue inaugurada en esta patria como valor universal, lo cual constituye un verdadero salto civilizatorio en la historia de la humanidad”.

Previamente, José “El Pelado” Villarreal, ex detenido en ese lugar, destacó que “yo soy un agradecido a la democracia porque mientras estábamos detenidos aquí no pensábamos que algún día íbamos a venir hasta la puerta de la Federal a dar testimonio de lo que pasaron todos los que estuvieron presos”.

Del acto de presentación, llevado a cabo en el edificio de calle 1º de Mayo 2064, participaron los ministros de Justicia y Derechos Humanos, Juan Lewis, y de Salud, Mario Drisun junto con el secretario de Derechos Humanos, Horacio Coutaz, entre otras autoridades provinciales. Además estuvieron presentes dirigentes gremiales y representantes de organismos de Derechos Humanos.
También estuvieron presentes el secretario de Salud, Miguel González; los directores provinciales de Promoción y Protección de Derechos Humanos, Leandro Mega, de Programas de Derechos Humanos, Daniel Bóccoli, y de Investigación y Reconstrucción de la Memoria Histórica, Nadia Schujman; la diputada provincial Alicia Gutiérrez; el secretario general del Sindicato Argentino de Docentes Privados, seccional Santa Fe, Pedro Bayúgar; y el secretario adjunto de ATE Santa Fe, Marcelo Delfor, entre otros.
Fuente:Rosario3.com

JUJUY - DIFUSIÓN.

Hoy nueva marcha por la Noche del Apagón
Hoy desde las 15, se cumplirá una nueva marcha entre Calilegua y Libertador para recordar un nuevo aniversario de la “Noche del Apagón”, un suceso de la última dictadura cívico-militar que dejó numerosos detenidos-desaparecidos en esas localidades ledesmenses.
A 38 años de la Noche del Apagón, el Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular (FUyO), la Tupac Amaru y la Red de Organizaciones Sociales acompañarán, como lo hacen todos los años, a los organismos de Derechos Humanos para homenajear a las víctimas del trágico hecho y para continuar en el reclamo de Memoria, Verdad y Justicia y del juzgamiento al empresario Carlos Pedro Blaquier y a todos los civiles cómplices de la última dictadura.

A un año del procesamiento de Carlos Blaquier y de Alberto Lemos por su presunta complicidad con los crímenes de lesa humanidad, en la movilización se volverá a reclamar el urgente inicio del juicio al ex titular de la empresa Ledesma y al ex administrador general del ingenio respecto a los hechos que se investigan en la causa conocida como "La Noche del Apagón".

Entre el 20 y el 27 de julio de 1976, las fuerzas de seguridad de la dictadura en supuesta complicidad con los dueños de la Empresa Ledesma, ejecutaron uno de sus innumerables temerosos operativos. Esta vez, fue Jujuy el escenario elegido para llevar a cabo el plan. Durante una semana, los militares provocaron cortes de luz para secuestrar a unas 400 personas.

El hecho conocido como "La noche del Apagón" consistió en varias noches en las que se provocaron cortes de luz, intencionalmente en distintas localidades de Ledesma con el objetivo de secuestrar estudiantes, militantes políticos y sociales, gremialistas o, simplemente con participación en  actividades sociales El primer corte de energía eléctrica ocurrió el 20 de julio a la medianoche en Libertador Gral. San Martín y Calilegua. Primero la gente pensó que se trataba de un hecho sin importancia, hasta que comenzaron a escuchar los autos y los gritos y, poco a poco, el miedo fue ocupando las casas.  La marca más atroz que dejo la dictadura militar en la historia argentina.

Cabe señalar que días pasados se había cumplido la primera marcha, con la participación de otros organismos de Derechos Humanos y organizaciones sociales.
Fuente:DiarioJujuy








23 de julio de 2014, Provincia de Jujuy, Argentina

Gacetilla de Prensa

Todo listo para conmemorar los 38 años de “Noche del Apagón” en Jujuy 
y a sus 33 Detenidos Desaparecidos

“Pedro Blaquier debe pagar con cadena efectiva y en una cárcel común”

Mañana jueves 24 de julio de 2014 se realiza la marcha multitudinaria a 38 años de la detención y desaparición de 33 personas en Jujuy, al noroeste argentino. El crimen de lesa humanidad contó con la complicidad del dueño de Ledesma, el multimillonario procesado por la justicia, Pedro Blaquier, aún sin condena.

“Ahora Pedro Blaquier debe pagar con cadena efectiva y en una cárcel común”, afirmó Julio Gitano, representante del Centro de Acción Popular Olga Márquez de Ardez, Capoma.

El 24 de julio, a las 9.00 hs, se efectua un acto en la Escuela Normal General San Martín, calle Jujuy e Hipólito Irigoyen, para recordar a 10 de sus ex alumnos que forman parte de la lista de los secuestrados.

La marcha central parte a las 15.00 hs, desde el monolito a los detenidos desaparecidos ubicado en Calilegua, hasta la Plaza Libertador General San Martín.

Madres de Detenidos Desaparecidos del Departamento de Ledesma
Asociación de Ex Detenidos  y Víctimas del Terrorismo de
Estado Regional Ledesma
Capoma


Contactos: 038 8651 1697 – Martina Montoya / 11 3159 9744 – Julio Gitano
Envío:Andres Figueroa Cornejo

CÓRDOBA - DIFUSIÓN.



Este jueves 24/7 a las 19 hs. se llevará a cabo la última entrega del ciclo de cine debate "Cine Mundial. Fútbol, sociedad y cultura" en el Tercer Piso de nuestro Sindicato, con entrada libre y gratuita. 

Este ciclo está organizado por el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba a través de la Sub Comisión de Derechos Humanos, el Club Atlético Belgrano y Mariano Saravia.
Auspician los SRT y el SUOEM.
Adhiere el Foro Sindical por los Derechos Humanos.
Declarado de interés cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación.

En esta oportunidad proyectaremos la película "Hermano" (Venezuela 2010)

En un país dónde el deporte predominante es el béisbol, dos hermanos (Daniel y Julio) luchan por salir adelante a través de su deporte favorito, el fútbol, mientras viven el día a día en medio de la violencia y la pobreza en un peligroso barrio de Caracas. Daniel (Fernando Moreno), es un delantero excepcional, un fenómeno con el balón. Julio (Eliú Armas), el mayor, es el capitán de su equipo, un líder nato. Son hermanos de crianza. Daniel desea con todas sus fuerzas jugar a nivel profesional mientras Julio mantiene a la familia con dinero sucio: no tiene tiempo de soñar. La oportunidad de sus vidas llega cuando un cazatalentos los invita a unas pruebas en el famoso equipo de la ciudad: el Caracas Fútbol Club.
Pero una tragedia golpea a la familia, la madre de ambos, muere en una balacera. Es cuando ambos deben decidir definitivamente que es más importante para ellos: la unión de la familia, la venganza, o alcanzar el sueño de sus vidas.

Los esperamos para compartir el final de este ciclo con un brindis y buena música!!!!

Envío:DDHHLuzyFuerzaCdba.

DIFUSIÓN.

Compañeras y Compañeros:

A propósito del persistente reclamo de homenaje a nuestro querido Compañero militante y dirigente gremial y político que fuera ANDRÉS FRAMINI en línea de lo que vienen realizando los compañeros y compañeras del INSTITUTO POR LA MEMORIA DEL PUEBLO (IMEPU) y ahora que se aproxima el aniversario del Centenario de nacimiento de Andrés - el próximo 2 de agosto - sumamos nuestra solidaridad y adhesión con tal reclamo.
       De Daniel Brión, quien tiene la responsabilidad de orientar el quehacer del IMEPU - vale agregar que es hijo de uno de los fusilados en los basurales de José León Suárez, en la aciaga madrugada del 10 de junio de 1956, por orden de los tiranos Aramburu y Rojas - les va su correo electrónico para que tomen contacto con él y sumen fuerzas y acciones a la campaña encarada para homenajear a Andrés Framini; también va el correo del IMEPU: 

Daniel Brión <imepu@hotmail.com


       La que sigue es una SÍNTESIS de la nota recibida del Compañero Brión, que les permitirá adentrarse en el tema: 
         
"Estimados Compañeros y Compañeras:

          "El próximo 2 de Agosto, en Berisso, Provincia de Buenos Aires, se cumplirán los 100 AÑOS del nacimiento de quien fuera en vida, ejemplo de militancia, de dirigente gremial y político, significado mismo de la palabra LEALTAD.
       
      "Me estoy refiriendo al querido inolvidable Gobernador Electo de la Provincia de Buenos Aires, Don ANDRÉS FRAMINI.

         "Desde hace muchos años vengo tratando que se le brinde el homenaje que se merece, o por lo menos el público reconocimiento que todos los que luchamos por una causa nacional, federal y popular deberíamos estar ansiosos por realizar.

"He probado con distintas fechas, el 18 de marzo de cada año (oportunidad en que el voto popular lo consagró Gobernador Electo de la Pcia. de Bs. As.), el 9 de Mayo (fecha de su incorporación al Comando Celestial) y esta próxima del 2 de Agosto (la de su nacimiento).

         "Infructuosas resultaron todas las tentativas, ya sea a nivel Municipal con la Intendencia de Berisso, como a nivel Provincial a nivel de la Legislatura y de la misma Gobernación. ¡Y ni hablar del que fue su gremio! La Asociación Obrera Textil, A.O.T., (que no ha respondido ningún correo y además, en su página web, no menciona en su "memorioso historial de quiénes somos" el nombre de uno de sus mayores dirigentes: ANDRÉS FRAMINI).

"100 AÑOS SE CUMPLEN SÓLO UNA VEZ Y EN LA FECHA QUE CORRESPONDE.

          "Dejar pasar la fecha me parece – inclusive - una total falta de respeto a quien dio su vida militando por la Patria y nuestro Movimiento, de lo cual años y años de cárcel así lo atestiguan, años de persecuciones, tortura y proscripciones lo han demostrado y la confianza que en él tenía el General JUAN DOMINGO PERÓN, rubrica mi afirmación. . . (y sigue)

          De mi parte,  va un trabajo de mi autoría publicado en los días del fallecimiento de Andrés, que encontrarán en el adjunto con las referencias respectivas.
           Finalmente, aprovecho para enviarles mi saludo más cordial, Negro Coria.
NEUQUÉN, 24 DE JULIO DE 2014

-- -- 

SEÑALES POPULARES
(aparece mensualmente)
Director: NORBERTO GALASSO
Pje. Rivarola 154 (Bs. As., Centro)
0054 - 11 - 4372 2358
Ciudad de BUENOS AIRES, Rca. Argentina
-- --
Corresponsalía Región Comahue (Patagonia Norte)
Antonio Angel Coria
-- --



Andrés Framini, o
lo permanente de los subversivos ([1])

Por ANTONIO ANGEL CORIA([2])


El pasado jueves 9 de mayo, a raíz de un síncope cardíaco que tuvo mientras recordaba pasajes de la vida de Eva Perón, a propósito del largometraje de Leonardo Favio “Perón sinfonía de un sentimiento”, que acababa de proyectarse en la sede de la Central de Trabajadores Argentinos (C.T.A.) en la Capital Federal, falleció Andrés Framini.
     Delegado gremial en la clandestinidad y dirigente obrero y político en épocas de resistencia a los tiranos; gobernador electo de la provincia de Buenos Aires por el Movimiento Peronista en 1962, cargo que no pudo asumir como consecuencia de las presiones dictatoriales que terminaron en golpe de estado aquel año;  que supo de la dureza de las cárceles, de los riesgos de pensar y comprometerse con los intereses nacionales y populares en épocas de gobiernos cipayos, durante el último medio siglo, a Framini siempre se lo vio asumir la responsabilidad de ocupar espacios vacíos que dejaban los claudicantes o los traidores, a la hora de jugarse por la Patria y el Pueblo.
     Su vida de militante gremial, al igual que la de muchos argentinos que tempranamente vieron torcerse el rumbo de sus destinos como resultado del reiterado golpismo dictatorial, desde el momento mismo de instalada la tiranía que derrocó el gobierno de Juan Perón en 1955, tomó el valor grande de la vida de los patriotas. Al fragor de la lucha, Framini, como todos los de su generación, la de los contemporáneos de los años de gobierno peronista, amplió el horizonte de la construcción de la historia que había tenido hasta entonces.
     Alguna vez, recuerdo haberle escuchado, por aquellos años de la resistencia, señalaba que era una verdadera odisea enfrentar el régimen implantado por los golpistas, pues no se  sabía, no sabíamos, más que de paz, de trabajo y de estudio. De pronto, las persecuciones, los encarcelamientos, las torturas, los secuestros, la quema de libros, de fotografías y documentos históricos, la prohibición dispuesta por decretos gubernamentales de mencionar nombres de políticos y gremialistas, los crímenes y la proscripción política y gremial y la clausura y confiscación de sus bienes,  la eliminación de conquistas sociales y la resignación de la soberanía nacional a favor del imperialismo o la eliminación de la Constitución Nacional por una “proclama”, desataron lo que en principio se aparecía como la reedición del enfrentamiento de David y Goliat. El historiador Roberto Baschetti, recupera en una de sus obras el concepto utilizado por un militante de aquella época (1955-1958) que sirve para entender mejor el componente teórico militante en esa primera etapa de la resistencia.
     Como si fuera una de las páginas de lo ocurrido aquí cerca, cuando desde la Nicaragua insurrecta Omar Cabezas relataba que “la montaña es algo más que una inmensa estepa verde”,  en la mesa confidente del café porteño, el activista César F. Marcos hizo apuntar a Baschetti que “ninguno de nosotros tenía experiencia conspirativa. Jamás habíamos trabajado en la clandestinidad. Tampoco teníamos una auténtica tradición de lucha. Las masas obreras de nuestro Movimiento, tenían su origen en la emigración interna de los trabajadores del campo, que se habían desplazado a la ciudad y se habían transformado en obreros industriales. Eran los ‘cabecitas negras’ que habían nacionalizado, acriollado al movimiento obrero, pero carecían, naturalmente, de una tradición de lucha en centros urbanos fabriles”. Con tal descripción de lo que entonces era un militante, fácil será comprender algunas de las razones que impedían visualizar que la lucha entre la opresión y la liberación, se daba en sus términos más crudos y por lo tanto, no era con los paños tibios que planteaban los que estaban decididos a claudicar ante el dominador, como se tenía que afrontar la situación.
     Desde ese espacio, surgieron hombres como Andrés Framini. Y en ese espacio, Andrés, que era obrero textil, comenzó a destacarse por sus propuestas y la construcción de una nueva forma del quehacer gremial, que lo entendía triunfante (como casi todos quienes como él iban en una misma dirección) si a la defensa de las cuestiones meramente gremiales, se le incorporaban definiciones políticas. Al período de su participación en la conducción de la llamada “C.G.T. Auténtica” (1957), corresponden planteos como la “vuelta a la Patria y al poder, sin condiciones, de Juan Domingo Perón, Presidente de la Nación Argentina; promover un estado general de agitación social que permita llegar a la huelga general revolucionaria que volteará para siempre la tiranía; el Peronismo es una Revolución Social; como  un detalle coadyuvante al objetivo, proseguir la lucha por la recuperación de los sindicatos”, que figuraron en el manifiesto de la C.G.T. en junio de 1957. Esto, ocurría en plena época de feroz represión del gobierno del general Pedro Aramburu y el almirante Isaac Rojas, que unos meses antes habían ordenado el fusilamiento de casi medio centenar de civiles y militares, que, como Framini y los suyos, complotaban contra la opresión.
     De la misma madera que Framini, estaban tallados hombres como Sebastián Borro, Jorge De Pascuale, Amado Olmos, Atilio López desde el campo gremial; Arturo Jauretche, John William Cooke, Leopoldo Marechal, Raúl Scalabrini Ortiz, desde la intelectualidad y hasta militares como los fusilados Valle, Cogorno, Abadíe y Noriega entre otros, o el almirante José Arce (uno de los correos clandestinos de Perón) y el general Iñíguez varias veces preso por sus intentonas subversivas cívico militares; encolumnados tras ellos, millares de activistas elaboraban conjuntamente propuestas como las que dieron en llamarse “Plan de La Falda” (1957) y “Plan de Huerta Grande” (1962). En ambos, se plantean cuestiones como “control estatal del comercio exterior sobre las bases de la forma de un monopolio estatal; liquidación de los monopolios extranjeros de importación y exportación; planificación de la comercialización teniendo presente nuestro desarrollo interno; soluciones de fondo, con sentido nacional a los problemas económicos regionales sobre la base de integrar dichas economías a las reales necesidades del país, superando la actual división entre ‘provincias pobres y provincias ricas’;  control obrero de la producción y distribución de la riqueza nacional, mediante la participación efectiva de los trabajadores, entre otros asuntos, el del ‘control popular de precios’, fortalecimiento del estado nacional popular, tendiente a lograr la destrucción de los sectores oligárquicos antinacionales y sus aliados extranjeros y teniendo presente, que la clase trabajadora es la única fuerza argentina que representa en sus intereses los anhelos del país mismo, a lo que agrega su unidad de planteamientos de lucha y fortaleza.”
     Como candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires – fórmula en la que lo acompañó como candidato a vice gobernador el propio Juan Domingo Perón, postulación que no prosperó por una nueva proscripción del totalitarismo – el 18 de marzo de 1962 resultó triunfante en forma arrolladora. Alrededor del 60% de los votos avalaron que en uno de los más ricos estados del país y asentamiento principal de la oligarquía terrateniente, se estuviera a las puertas de la distribución de la tierra, consecuente con el principio de que, por ser “un bien social, se ha de dar a quien la trabaje”. La consigna “déle paso a un obrero en la provincia de los estancieros”, se había hecho realidad. Pero una vez más, el gorilaje militar cumplió el mandato imperial: asaltó el poder y volvió a proscribir al Peronismo y sus hombres.
     En años posteriores, Framini siguió militando en las filas de los leales a los principios históricos del peronismo y su líder exiliado. Errores en la conducción sindical de su gremio, promediando la década de los ’60, opacaron su luz en la jefatura, que consecuentemente permitió el avance de los claudicantes frente al sistema. No obstante, desde el terreno de la política no dejó de consultárselo y ahora, por su criterio pluralista y para su honor, esas consultas venían en voces extra partidarias. Así fue durante muchos años, hasta el día en que la muerte lo sorprendió participando de una mesa redonda en la sede de una de las centrales obreras argentinas. Quizás, allí, en ese acto final de la vida, Andrés Framini (que había nacido el 2 de agosto de 1914 en Berisso, Provincia de Buenos Aires) subversivo permanente, fue el modo que eligió para dejar como mensaje a los que resisten mientras llega un nuevo amanecer en la historia, la convocatoria a la fe y la esperanza en tres banderas de la Patria para construir la sociedad y el país que todos anhelamos y por el cual luchamos: Justo, para eliminar las desigualdades sociales; Libre, para construir su destino de grandeza; Soberano, para decidir sobre su desarrollo en beneficio de la Nación y la Humanidad.



[1] Publicado en la Revista “Buzos y al fondo” de la Ciudad de Puebla, República Mexicana, el 15 de mayo de 2001
[2] Posteriormente, este trabajo fue parte del folleto “Con la memoria siempre fresca, construyamos nuestra Historia; Prosas en la militancia nacional y popular” publicado en Primera Edición y distribuido por el Sindicato de Empleados de Comercio de Daireaux, S.E.C., integrante del Movimiento Mercantil del Interior, en el ámbito de sus gremios adheridos en la Pcia. de Bs. As. en el año 2002. Por tal edición, al  S.E.C. corresponden los derechos de autor, los cuales se destinarán a incrementar la biblioteca del Gremio.

DIFUSIÓN.


23 de julio de 2014

CATAMARCA: "PATRIA O BUITRES".

“Patria o buitres”
martes, 22 de julio de 2014
En el marco del Foro por la Soberanía Nacional, realizado en el salón Ezequiel Soria, se abordó la problemática de la deuda externa argentina bajo la consigna “Patria o buitres, una causa nacional por independencia económica”. El evento fue promovido por distintas organizaciones políticas y sociales locales, conjuntamente con la Escuela de Formación Política del Partido Justicialista (PJ).

Los expositores de la ocasión fueron Germán Urman (subsecretario de Organización y Capacitación Popular del ministerio de Desarrollo Social de la Nación). Santiago Fraschina (coordinador nacional de Comercio de Proximidad de la secretaría de Comercio de la Nación) y Andrés Asiain (director del Centro de Estudios Económicos y Sociales “Scalabrini Ortiz”).

Durante el acontecimiento recordaron que “la deuda externa argentina fue brutal e ilegítimamente contraída por la dictadura del ‘proceso’ militar de Videla, Massera y Agosti”. Así, añadieron que “la deuda nacional está marcada también por la ley de Convertibilidad de la década del ’90, cuando Menem y su ministro Domingo Cavallo, endeudaron sistemáticamente al país”.

Luego, describieron que el plan económico de Cavallo “significó una crisis económica sin precedentes, que estalló a fines de 2001, durante el gobierno de De la Rúa, quien recurrió al ‘megacanje’”. El resultado de la maniobra (que consistió en cambiar 48 bonos de deuda por 5 a un plazo mayor) “implicó un aumento superior al 60 por ciento en el monto total de la deuda externa, con su correlato de estallido social”.

Explicaron que, “primero Kirchner y luego Cristina eligieron un camino inverso al de más endeudamiento, proponiendo crecer para pagar. Idearon un plan de canje de deuda en 2005 y otro en 2010, que significó un acuerdo con el 92,4 por ciento de los acreedores, quienes aceptaron un nuevo bono ligado al crecimiento del PBI argentino”.

Prosiguiendo, los oradores explicaron la situación en la que se encontraba el país: “El remanente de poco más del 7 por ciento de acreedores que no se avino a negociar en condiciones justas, legales y equitativas para ambas partes son los fondos buitre, cuyo negocio es la extorsión judicial admitida por el juez neoyorquino Thomas Griesa, y cuyo fallo obliga a pagar 1.500 millones de dólares, en el mismo momento en que se pague a los tenedores que aceptaron el canje”. Así, volvieron a interrogarse “¿Pero qué ocurriría si el 92,4 por ciento de los bonistas que entraron al canje reclamaran lo mismo?” Respondiendo que “en ese caso, la Argentina podría afrontar juicios por valores que algunos especialistas estiman en más de 500.000 millones de dólares”.

“El gobierno nacional –concluyeron- está en la búsqueda de una respuesta al litigio judicial que no comprometa nuestra independencia económica, ni nuestra soberanía política, que son las bases para profundizar nuestro desarrollo.
Fuente:ElEsquiu

DICIEMBRE TRÁGICO-2001: DECLARAN DIEZ POLICÍAS QUE PARTICIPARON DE LA REPRESIÓN.

23-7-2014
Represión 2001
Concluye así la primera etapa del juicio iniciado ante el TOF 6
Juicio 2001: declaran diez policías que participaron de la represión

Los efectivos formaron parte del operativo que dejó cinco muertos y cientos de heridos en el microcentro porteño el 20 de diciembre de 2001. Los primeros seis oficiales están citados para hoy a las 9 en los tribunales de Comodoro Py. El resto dará su testimonio entre el jueves y el viernes próximos. Son 16 los ex policías imputados en el juicio.
Por: Milva Benitez
 El ex secretario de Seguridad Interior, Enrique Mathov, es el único funcionario imputado.  Leo Vaca. 
El juicio por la represión que ordenó el gobierno de Fernando de la Rúa el 20 de diciembre de 2001 continúa esta semana con la declaración testimonial de más de diez oficiales de la Federal que formaron parte del operativo que dejó 5 muertos y cientos de heridos en el microcentro porteño. De esta forma concluye la primera etapa del juicio iniciado ante el Tribunal Oral Federal 6 (TOF 6), en febrero pasado. El debate se retomará en agosto, al concluir la feria judicial, con los testimonios vinculados al asesinato de Gustavo Benedetto, un joven de 23 años que falleció por un balazo que recibió en las inmediaciones del HSCB, en la esquina de avenida de Mayo y Chacabuco.

Los primeros seis oficiales están citados para hoy a las 9 en los tribunales de Comodoro Py. Los restantes se distribuirán entre el jueves y el viernes, cuando también se espera que declare un periodista que ese día trabajó como movilero para Crónica TV. El periodista, inicialmente confundido con un oficial de la Federal, fue solicitado como testigo por las defensas. Pero, al no dar con él, la fiscalía encabezada por Mauricio Viera inició su búsqueda. Finalmente lograron determinar que se trata del reportero que ese día relató el ataque policial en las inmediaciones del Obelisco, donde encontró la muerte Alberto Márquez.

Aquel 20 de diciembre, media hora antes que De la Rúa abandonara la presidencia, el móvil de Crónica TV mostró como tres vehículos -un Fiat blanco, un Palio bordó y una camioneta Ford- se desplegaron sobre la Avenida 9 de julio casi esquina Sarmiento y dispararon contra los manifestantes. A bordo y comandados por el ex comisario Orlando Oliverio iban cinco agentes de Asuntos Internos y tres auxiliares de Inteligencia de la Federal que hoy están entre los 16 ex policías imputados en este juicio por el homicidio de Márquez. Su caso es el único que encuentra a los que dispararon el gatillo entre los acusados.

Los mismos 9 ex policías deberán responder por los disparos que hirieron -en ese mismo momento- a Martín Galli y Paula Simonetti. Ambos sobrevivieron, pero desde entonces viven con una bala en su cuerpo. Ella en la espalda, él en la cabeza. La etapa de los testimonios vinculados a estos casos está llegando a su fin, y se espera que concluya en las tres audiencias previstas para esta semana, desde hoy hasta el viernes.

Los tiradores del HSBC
Al concluir la feria judicial, está previsto que den su testimonio los que ese 20 de diciembre vieron caer, frente a la sede del banco, a Gustavo Benedetto. Un joven de 23 años que trabajaba como repositor en uno de los supermercados saqueado y que enterado de que se había quedado sin trabajo ese día, viajó desde La Tablada hasta el centro para sumarse a los que clamaban que “se vayan todos”. Caminaba por la avenida de Mayo, cuando desde la sede del HSBC se desató una balacera. Una de esas balas lo mató.

El primer testigo citado por su caso en este juicio fue el periodista y actual director de Infojus Noticias, Cristian Alarcón. La semana pasada, cuando declaró ante el TOF 6, la fiscalía pidió que se le mostrara un video inédito para la causa: un registro casero, tomado desde un cuarto o quinto piso, desde donde se observa la sede de la entidad financiera. De autor desconocido el video muestra el momento exacto en el que se desata la balacera por la que murió Benedetto. Una de esas balas le destrozo la cabeza.

“Se escucha el sonido, es tan impresionante que hasta la persona que estaba filmando se asustó”, dijo a Infojus Noticias el fiscal Mauricio Viera y estimó en cientos los disparos. En la vidriera del banco, durante la instrucción, los investigadores contaron por lo menos 59 impac tos de bala. Ese video fue subido a You
Tube recién el 19 de diciembre pasado, al cumplirse 12 años del ataque. Desde ese edificio, quien estuvo registrando vio a cuatro jóvenes acercarse y golpear con un palo la puerta del banco. Inmediatamente, empiezan a disparar. Y esos jóvenes salen corriendo. Después se ve a la gente conmovida, pidiendo a las cámaras que se dirijan  a otro lugar. Y, a los minutos, se observa a un grupo de gente contando lo sucedido a Alarcón, que durante su declaración se reconoció vestido de jean y remera negra y tomando apuntes en un cuaderno.

En la acusación los fiscales hablaron de “pelotón de fusilamiento” e imputaron al ex subcomisario Omar Bellante por encubrimiento agravado. Es el único imputado por estos hechos. Los tiradores no fueron identificados durante la investigación. Para la querella que representa a la familia de Benedetto, Bellante también está en este juicio por integrar el grupo de policías que dispararon desde el HSBC. En el banco, también estaba el grupo de vigiladotes privados comandado por el ex general Jorge Varando, sobreseido por el abuso de arma de fuego, pero aun con una causa abierta por el homicidio del joven.

En el debate, que se realiza los miércoles y viernes en los tribunales de Comodoro Py, son 16 los ex policías federales imputados por la represión y un único funcionario de la Alianza: el ex secretario de Seguridad Interior, Enrique Mathov. Por este juicio se espera que pasen más de 600 testigos, hasta ahora solo declararon 50.
Fuente:Infojus

ROSARIO - CULTURA.

PLASTICA. MUESTRA COLECTIVA EL DESAFIO DE MIRAR
Imágenes de memoria y olvido
Inaugurada el pasado viernes, la exposición está alojada en uno de los flamantes espacios habilitados ese mismo día en el Museo de la Memoria. Realizadas por trece expositores, las obras se aúnan en una paradójica belleza melancólica.
Por Beatriz Vignoli

Primerísimo plano de una máquina de escribir, en una de las fotografías de Andrés Macera
El viernes pasado se inauguraron los nuevos espacios del subsuelo del Museo de la Memoria de Rosario (Córdoba y Moreno), que incluyen: oficinas para el Servicio de Orientación Jurídica en Derechos Humanos y para el Centro de Estudios en Historia Reciente Argentina y Latinoamericana, un taller de producción y conservación del patrimonio, un nuevo espacio de archivo y consulta para la Biblioteca Raúl Frutos, el Centro Documental Rubén Naranjo y una nueva sala de exposiciones temporarias que se estrenó ese día con la muestra colectiva de fotografías y video titulada El desafío de mirar.

El desafío de mirar muestra una acotada y acertada selección de lo realizado en el taller de ensayo fotográfico que dictó el 5 y el 26 de julio del año pasado la artista Paula Luttringer, sobreviviente del Centro Clandestino de Detención El Pozo y quien por ese entonces exponía en el Museo de la Memoria una muestra individual acerca de aquella experiencia: El lamento de los muros. Cosas desenterradas.

El taller fue producido por el Museo de la Memoria, al igual que el sitio Wix (http://eldesafiodemirar.wix.com/taller#!) donde se pueden leer textos de los participantes y ver una selección más amplia (algo reiterativa) de las fotografías. En la sala pueden verse sólo dos fotos de cada autor, justamente aquellas donde aparece la mirada singular, al cabo de un proceso de selección en dos etapas "con todas las fotos sobre la mesa", como coinciden en recordar los consultados.

Las fotos, de una paradójica belleza melancólica, fueron tomadas por los 13 expositores --Mónica Fessel, Andrés Macera, Darío Ares, Germán Aponosovich, Daniel Fernández Lamothe, Candela Mammana, Cecilia Pellegrini, Rocío de Frutos, Constanza Basconés, Magalí Drivet, Alejandra Cavacini, Jesica Di Monte y Nerina Carrero-- durante una visita con la tallerista al ex Servicio de Informaciones de la Jefatura de Policía (San Lorenzo y Dorrego).

En esa visita, en el transcurso de una charla y un recorrido de una hora y media, ella y otro militante sobreviviente (el Gato Verón) fueron narrando sus testimonios. Los fotógrafos tuvieron la posibilidad de explorar libremente los espacios de oficinas del edificio, como también el subsuelo conocido como "El Pozo", que durante la dictadura militar fue un Centro Clandestino de Detención: un lugar donde el Estado secuestró y torturó a sus propios ciudadanos en pleno centro de una ciudad cuya indiferencia la volvía cómplice.

De allí volvió Paula Luttringer para contarlo, visibilizarlo y compartir generosamente su saber. De su taller participaron fotógrafos profesionales como Germán Aponosovich, artistas como Darío Ares, fotógrafas aficionadas que son profesionales en otras disciplinas, y un sobreviviente que trabaja en el Museo, Daniel Fernández Lamothe. Algunos sacaron allí sus primeras fotos. Es una decisión tanto estética como ética y política elegir qué mirar allí. Cómo saber cuál detalle es indicio y huella histórica? Se puede "ver" la verdad?

"Los muros sólo hablan de lo que van borrando del pasado, incluso a través de lo que conservan", advierte en la página del taller una lúcida reflexión de Andrés Macera, fotógrafo de Rosario/12 que participó en el taller de Luttringer. "Cada marca en la pared, cada ventana, cada objeto abre el interrogante y proyecta en mí mi asociación. Si este agujero es un tiro o simplemente un tarugo que dejó su lugar vacío", pregunta Macera, quien en su ensayo fotográfico registró escrituras en los muros: un nombre, una fecha, una frase. Y también una máquina de escribir, de época de adquisición incierta.

Sólo el relato de los sobrevivientes (con todo lo que contiene ese "sobre﷓") puede arrojar alguna luz. Afortunadamente para quienes buscan la verdad y no sólo el efecto, El desafío de mirar abarca también el desafío de escuchar. Como parte de la muestra, en el ya inaugurado auditorio Iván Hernández Larguía que integra el subsuelo del Museo, se proyecta de continuo un video documental, realizado en dicho taller por una videasta de trayectoria. Memorias enredadas (2013), de Mónica Fessel, despliega en menos de 15 minutos dos series de registros orales, tan paralelos como dispares, de una realidad urbana en la que convivieron y conviven mundos abismalmente distintos.

El video no fue una respuesta a las consignas de Luttringer sino una decisión de la videasta. Empieza en blanco y negro. Fessel (nacida en Buenos Aires en 1972) enciende la cámara y se la cuelga al hombro. Abre y cierra la puerta de su casa y la puerta de calle. Toma un taxi.

"Como se me hacía tarde y yo andaba embalada, me mandé la típica de las películas (lo que no hago nunca): en vez de darle la dirección, le dije: 'Voy al Museo de la Memoria', y ahí empezó la conversación", recuerda. Esa primera indicación fue suprimida en la edición. Sí se oye al taxista que medio pregunta, medio afirma: "Moreno y Santa Fe".

A todo esto, recuerda Fessel, la cámara encendida viajaba en su falda y el taxista (que hizo el servicio militar en 1972) no la veía. "Yo me hacía la boluda y le tiraba de la lengua, después lo edité. Saqué las partes en que hablo yo, sólo dejé la parte donde le digo adonde voy", confiesa Fessel, quien registró todo el diálogo y produjo en la edición una ficción de monólogo donde las palabras de los militares ("extremistas", "guerra sucia") suenan como cristalizaciones incrustadas en la memoria del anónimo sexagenario. El busca entre sus recuerdos el nombre del lugar y sólo lo encuentra al final del viaje.

"Ahora me acuerdo cómo se llamaba: Comando del Segundo Cuerpo de Ejército. Y todo esto que te hablaba (...) me parece que fue hace poco, para mí hace diez años que fue, y hace cuarenta", se asombra él. A un paneo enigmático y siniestro por el Pozo (en color) le siguen fragmentos elocuentes de los relatos en off de Paula y el Gato, y al fin la voz de Paula medio preguntando, medio afirmando: "Cómo 40 años después uno tiembla todavía cuando reconoce a alguien en una foto".
Fuente:Rosario12