24 de febrero de 2018

ROSARIO: YA ESTÁ EN LA CALLE EL ESLABÓN Nº 340.


DIFUSIÓN.


DIFUSIÓN.

Envío:ResumenLatinoamericano

"LO QUE PASÓ HACE 40 AÑOS EN LA CÁRCEL DE CORONDA ES TOTALMENTE INACEPTABLE".

«Lo que pasó hace 40 años en la cárcel de Coronda es totalmente inaceptable» 
23 Febrero 2018
Por Sergio Ferrari, de Naciones Unida, Ginebra, Suiza
El juicio en marcha contra los antiguos comandantes de Gendarmería Adolfo Kushidonchi y Juan Ángel Domínguez, ex directores de la Cárcel de máxima seguridad de Coronda (Santa Fe) podría convertirse en un proceso emblemático a nivel internacional dado su carácter “excepcional”.
No es común, no solo en Latinoamérica sino a nivel mundial, un proceso judicial que apunte a las condiciones de detención de los presos. En el caso particular de Coronda, se trata del régimen que debieron soportar más de 1.100 prisioneros políticos que pasaron por esa cárcel durante la última dictadura militar (1976-1983). Personalidad en el mundo de los Derechos Humanos, ampliamente reconocido a nivel internacional, Jean-Pierre Restellini analiza ciertas normas jurídicas de detención aceptadas y vigentes en el plano mundial. Médico y jurista suizo, Restellini, se desempeña desde hace más de 30 años como experto y consultor en el terreno carcelario y especialista en la inspección de prisiones.  Actividad que realiza tanto para el Consejo de Europa como para el Centro de Control Democrático de las Fuerzas Armadas, con sede en Ginebra. Durante seis años -hasta 2015-  actuó también como presidente de la Comisión Nacional Suiza de Prevención de la Tortura (CNPT). Entrevista exclusiva.
Un juicio sin precedentes
P: En diciembre del 2017 comenzaron los testimonios orales contra los ex comandantes de gendarmería nacional que dirigieron la Cárcel de Coronda en la provincia argentina de Santa Fe. Todo esto, en el marco del juicio por delitos de lesa humanidad cometidos contra presos políticos durante la última dictadura. ¿Conoce procesos de este tipo por hechos similares sucedidos 40 años antes?
Jean-Pierre Restellini (JPR): No. En todo caso, involucrando directamente a autoridades de una prisión. Sí se promovieron muchas instituciones y acciones, tanto en América Latina como en África, con el objetivo de clarificar hechos del pasado y luego, promover la reparación financiera. En esos casos, el objetivo final era aportar a la reconciliación nacional. Me refiero, por ejemplo, a las Comisiones de Verdad y Reconciliación.
P: Aunque no se pueda enumerar brevemente todas las condiciones de detención, el régimen cotidiano en Coronda – en particular su pabellón número 5-  consistía en mantener encerrados a los presos políticos 23 horas por día, en una celda aproximadamente de 2.80 metros por 3.40. En algunas épocas, había dos detenidos por celda, en otras, solo uno. Sin lectura, sin poder trabajar, sin autorización para realizar ejercicios físicos en la celda. ¿Cuáles son las normas internacionales de base relativas a las condiciones de detención?
JPR: En lo que se refiere a la dimensión de las celdas, las normas del Consejo de Europa – que actualmente sirven de referencia incluso si no son respetadas en muchos lugares- son las siguientes: una celda ocupada por una persona no debe ser inferior a 7m2 (sin incluir la superficie para las instalaciones sanitarias). Las celdas con varios detenidos deben tener un mínimo de 4 m2 a disposición por cada persona (sin incluir la superficie para los sanitarios).
Todos los detenidos, sea cual fuere su régimen de detención (incluyendo por ejemplo a los que están en celdas de castigo) deben tener, al menos, una hora diaria de caminata/actividad física.
Los establecimientos penitenciarios deberían asegurar programas que beneficien tanto a los detenidos con condenas como a los que están con prisión preventiva, que a veces implica periodos muy largos. El objetivo consiste en asegurar que todos los detenidos (incluyendo los que están con un proceso en trámite) puedan pasar una parte razonable del día (es decir 8 horas o más) fuera de su celda, ocupados en actividades motivadoras y de diferente tipo: trabajo (especialmente que sirva como formación); estudios; deporte; entretenimiento/colectivas. Esas actividades adaptadas a cada categoría de detención. Por ejemplo, los adultos en prisión preventiva o condenados; los que cumplen una cadena perpetua; los condenados sometidos a condiciones particulares de alta seguridad o de vigilancia reservada. Y también, actividades específicas a las mujeres y los menores.
P: ¿Por qué tomar como referencia las recomendaciones del derecho europeo, si Argentina está fuera de ese marco geopolítico regional?
JPR: Hay que aclarar que si bien las exigencias europeas aparecen como elevadas y completamente ilusorias para ciertos países -en especial de África Central-, Argentina tiene una cultura y una historia, así como un nivel de desarrollo que permiten poner la barra bastante alto en materia de derechos humanos.
Por otra parte, recuerdo de una conferencia sobre prisiones en la que participé en Lima, Perú, hace una decena de años. Para mi gran sorpresa, los participantes optaron netamente por las recomendaciones europeas, argumentando menos influencia norteamericana. Hay que decir que si bien las Reglas Mandela, del 2015, refrescaron la doctrina y la jurisprudencia onusiana, siguen siendo muy generales con exigencias relativamente modestas.
“Denunciar las sanciones”
Q: En el caso de Coronda, la sanción permanente se convirtió en sistema. La hora de caminata en el patio, podía ser anulada durante días ante cualquier pretexto. Un régimen que sancionaba todo, hasta lo más banal:  como silbar o cantar en la celda, acostarse en la cama fuera del horario nocturno; tener una tela de araña en el cielo raso de la celda (muy alta) sin tener a disposición los medios necesarios para la limpieza; la barba mal cortada, aunque se carecieran a veces de los medios para afeitarse… Esas sanciones implicaban no solo el corte por varios días del recreo sino la pérdida de las visitas, que en algunos casos fueron de 15 minutos cada 45 días, o de 15 minutos cada mes o quincena, dependiendo de la época…
JPR: Es totalmente claro que una comisión nacional o internacional de inspección de prisiones habría denunciado ese tipo de sanciones…
P: En numerosos casos debidamente documentados, después del Golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, los detenidos por motivos políticos, sociales, o sindicales de Coronda fueron golpeados o vejados por los guardias.  Varios de los detenidos, incluso, fueron sacados de la Cárcel de Coronda, con el visto bueno de la dirección, para ser torturados en centros policiales o militares de las ciudades de Rosario y Santa Fe, y luego trasladados nuevamente al penal…
JPR: A este nivel y ante esos hechos descritos mi respuesta es clara y tajante. Toda sanción física es absolutamente inaceptable, a fortiori (con mayor motivo) si responde a criterios de tortura, que pareciera fue el caso que se produjo allí. El personal policial o penitenciario autor de tales actos debe ser sancionado con rigor, tanto en el plano administrativo como penal.
“Enfermedad mental no atendida: violación gravísima”
Q: La atención médica y odontológica, según muy diversos testimonios de detenidos, fueron muy deficitarias. Una de las denuncias principales del Juicio de Coronda es la relativa a la muerte de dos prisioneros – Raúl San Martín y Luis Hormaeche- en tanto un tercero -Juan Carlos Voisard-  también falleció, pero su deceso es sujeto de una causa diferente. Por otra parte, se consigna que varios de los detenidos luego liberados salieron de la prisión destruidos psicológicamente. ¿Se puede asociar esta situación al concepto universal de violación grave de los derechos humanos?
JPR: La Corte Europea de Derechos Humanos considera que, un nivel de atención médica insuficiente, puede conducir rápidamente a “tratamientos inhumanos o degradantes”.
En la práctica, las autoridades penitenciarias son responsables de la atención de la salud de todos los detenidos. Imperativamente, todos los esfuerzos posibles deben ser implementados para garantizar que se asegure rápidamente un diagnóstico preciso y que se brinde a todos los detenidos los tratamientos necesarios adecuados correspondientes al estado de salud de cada uno.
Además, la enfermedad mental que no es correctamente atendida en el medio penitenciario, puede ser considerada como un trato inhumano o degradante.
En cuanto a las consecuencias psicológicas de la tortura, son muy conocidas y devastadoras en cuanto a sus efectos. La atención terapéutica es larga y compleja. Sobra decir que, dicha situación, implica, sin duda, una “violación muy grave de los derechos humanos”.
Q: Los familiares que visitaban a los detenidos -luego de casi un primer año de aislamiento total de los presos políticos, entre el Golpe de Estado de marzo de 1976 e inicios del 1977-  eran, muchas veces, maltratados.  Se daban casos rutinarios de inspecciones corporales – incluso vaginales, en el caso de madres y esposas -, aun si en esas visitas no había ningún contacto físico ya que existía un sistema de separación de vidrios gruesos y la comunicación era a través de una especie de tubo fijo…
JPR: Incluso hoy la cuestión de las inspecciones corporales es sensible y delicada. Lamentablemente no es posible prohibirlas totalmente (incluso a nivel rectal o vaginal) para aquellas detenidas o detenidos bajo sospecha de pretender introducir materiales prohibidos como drogas o armas. Por el contrario, en cuanto a las visitas, es claro que una inspección vaginal sistemática es inaceptable, mucho más si no existe contacto físico con los detenidos.
P: ¿Quisiera compartir algún comentario adicional a nivel de conclusión?
JPR: ¡Lo que se vivió hace 40 años en la Cárcel de Coronda, sin duda alguna, es totalmente inaceptable! Es, en parte, como producto de abusos de ese tipo, que con el tiempo se han venido desarrollado sistemas nacionales e internacionales de prevención contra la tortura, los que, por medio de inspecciones, pueden limitar los malos tratos y las vejaciones.
Fuente:laGente-RadioLaPrimerisima91.7

SAN LUIS: COMENZÓ EL JUICIO A CIVILES CÓMPLICES DE LA DICTADURA.

GENOCIDIO 
San Luis: comenzó el juicio a civiles cómplices de la dictadura 
Este viernes fue la audiencia preliminar del tercer juicio oral y público por delitos de lesa humanidad cometidos en la provincia. En el banquillo estarán personajes de la alta sociedad puntana.
Alejandra Di Gennaro 
Sábado 24 de febrero
Este es el tercer juicio que se lleva a cabo en San Luis que involucra a personajes de la alta sociedad puntana. Los procesados son Eduardo Alberto Camps (exteniente del Comando de Artillería Nº 141), Jorge Omar Caram (exmédico de la policía local), Eduardo Francisco Allende (exjuez federal) e Hipólito Saá (exfiscal federal).
A Camps se lo acusa de ser autor del delito de asociación ilícita en calidad de integrante de la misma, coautor material del delito de privación abusiva de la libertad agravada en tres hechos en perjuicio de Isabel Catalina Garraza, Edgardo Raúl Lima y Domingo Alberto Silva, y coautor material del delito de tormentos.
Caram, además de ser autor del delito de asociación ilícita en calidad de integrante de la misma, figura como coautor material del delito de privación abusiva de la libertad agravada en tres hechos en perjuicio de Carlos Enrique Correa, Juan Fernando Verges, Aníbal Franklin Olieras y Pedro Garraza, de los que también es acusado como coautor material del delito de tormentos. Se desempeñó en la Policía de la Provincia de San Luis como médico, encargándose de revisar a las víctimas entre sesiones de tortura y mientras se encontraban cautivas en centros clandestinos de detención para facilitar las tareas de los torturadores.
Por su parte, Allende y Saá fueron consignados como partícipes necesarios del delito de privación abusiva de libertad agravada en 23 hechos, en 21 de los cuales se los acusa como partícipes necesarios del delito de tormentos. Además, los ex magistrados figuran en la requisitoria fiscal como partícipes necesarios del delito de homicidio agravado en seis hechos cometidos en perjuicio de Graciela Fiochetti, Santana Alcaraz, Domingo Chacón, Raúl Sebastián Cobos, Pedro Valentín Ledesma y Vicente Rodríguez.
En declaraciones oficiales a los medios de comunicación locales, la Fiscalía Federal anunció que “el terrorismo de Estado en San Luis contó con la complicidad de miembros de relevancia de un aparato judicial que se adaptó al plan sistemático de represión y aniquilamiento de la subversión. Su actuación fue determinante para que, en su conjunto y sin perjuicio de la determinación de responsabilidad individual de cada uno de sus miembros, el Poder Judicial Federal de San Luis haya evidenciado una clara voluntad de no investigar las atrocidades que se cometieron en la provincia”.
La verdad está revelada, la memoria intacta y la justicia la impusieron las Madres, las Abuelas y todas las organizaciones de derechos humanos que después de casi 42 años siguen en pie de lucha a la espera de la cárcel común y efectiva a todos los genocidas.
Es esta memoria la que llevó a que en San Luis se condenara a cinco genocidas en el año 2009; mientras que el segundo terminó en 2015 con la condena de 28 de los 29 acusados.
Sin embargo, aún queda pendiente de una seria investigación el accionar de los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá durante la época más oscura y sangrienta de la historia argentina. Ellos en 1978 enviaron junto a otros ciudadanos de la oligarquía puntana una carta al Almirante Massera, en la que solicitaban castigo ejemplar para varios dirigentes políticos y sociales de la Provincia de San Luis por supuestas “actividades subversivas”, entre ellos, el dirigente peronista Julio Everto Suárez, secuestrado, desaparecido y finalmente asesinado por la dictadura en el año 1979.
Fuente:LaIzquierdaDiario

MENDOZA: ESTA ES LA VERDADERA ESCALERA AL INFIERNO.

23 de febrero de 2018
Esta es la verdadera "escalera al infierno" en Mendoza

Una imagen refleja el horror que les esperaba a los presos del excentro de detención clandestino que operó en Mendoza desde 1975 hasta el final de la dictadura militar.

Sin importar la cantidad de años que pasen, hay sitios que inevitablemente evocan el dolor. En Mendoza, el excentro clandestino conocido como D2, que funcionó durante la última dictadura cívico militar argentina, es uno de esos lugares.
Durante su funcionamiento, aquellos que entraban enfrentaban la posibilidad de nunca más volver a salir con vida. Los que sobrevivían, sin embargo, no tenían muchos motivos para estar agradecidos: las torturas eran frecuentes, provocando no sólo dolor físico, sino marcas en la memoria.
Prueba de esta situación es la reacción de uno de los sobrevivientes del ex D2 que tuvo lugar en la mañana de este viernes, cuando los jueces del sexto juicio por delito de lesa humanidad en Mendoza realizaron una inspección ocular en las instalaciones. Ahí, Fernando Rule, quien sufrió todo tipo de horrores en ese lugar, no pude vitar quebrarse ante los recuerdos.
En el excentro habían dos salas para torturas, una de ellas precedida por la llamada "escalera al infierno". Todos los que estaban detenidos en el lugar sabían que, bajando esos peldaños y doblando a la derecha, los esperaban minutos de agonía con final desconocido.
La segunda sala de torturas era similar, pero se accede a ella a través de un ascensor. Al bajar la escalera e ingresar a la sala, eran desnudados. Mientras, los oficiales presumían las baterías a las que conectaban las picanas.
Las torturas eran tan rutinarias como el recorrido. A las mujeres se las violaba repetidas veces por día: Silvia Ontiveros, detenida en febrero de 1976, declaró que a veces debían arrastrarlas de nuevo a las celdas porque no podían caminar.
Se sabe por los relatos de los sobrevivientes que los horrores también eran variados y ocurrían en diversos lugares: Miguel Ángel Gil, uno de los detenidos, perdió la vida cuando los oficiales obligaron a otras víctimas a apilarse unos sobre otros.
El ex jefe civil de la Policía durante el gobierno de Celso Jaque, Carlos Rico, se encuentra detenido e imputado por ser parte activa del funcionamiento del D2. En este procedimiento, está siendo juzgado por su papel en la Infantería, junto con Luciano Benjamín Menéndez, del Ejército, y Carlos Alberto Santamaría, de la Fuerza Aérea.
El abogado del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos de Mendoza (MEDH) Pablo Salinas, explicó que el juicio está terminando. "Pronto llegaremos a los alegatos, en abril, y la sentencia se espera para mayo", adelantó.
Fuente:ElSol

NEUQUÉN: ABSOLUCIONES REVOCADAS.

23 de febrero de 2018 
Absoluciones revocadas 
La Cámara Federal de Casación Penal revocó la absolución de cuatro miembros del Ejército que fueron imputados en Neuquén por el delito de violación contra un detenido en el centro clandestino La Escuelita, durante la última dictadura. El fallo revocó la absolución dispuesta por el Tribunal Oral Federal 1 de Neuquén contra los ex miembros de Inteligencia del Ejército Oscar Lorenzo Reinhold, Jorge Eduardo Molina Ezcurra, Sergio Adolfo San Martín y Jorge Héctor Di Pasquale, por el delito de violación. El abogado de la querella de la APDH, Juan Cruz Goñi, aseguró que “el fallo es histórico en cuanto a su significación” y destacó “el reconocimiento jurídico de la violencia sexual aplicada en dictadura. El fallo es una importante contribución para el reconocimiento pleno de la dimensión sexual de la violencia de Estado”.
Fuente:Pagina12

JUJUY: FISCALÍA RECHAZÓ TODAS LAS NULIDADES QUE PLANTEÓ LA DEFENSA DE LOS REPRESORES.

Fiscalía rechazó todas las nulidades que planteó la defensa de los represores 
23 febrero, 2018 

En una nueva audiencia que se realizó este jueves por el 5° juicio por los crímenes de lesa humanidad, que se lleva a cabo en Jujuy, el Ministerio Público Fiscal rechazó por improcedentes todas las nulidades que presentaron las defensas de los represores, durante todo el proceso legal. 

La defensa solicitó el pedido de la anulación del debido proceso, por la prescripción de delitos y por la solicitud de la querella que pide que se condene a los acusados por los delitos sexuales, que padecieron víctimas de este juicio. La sentencia del juicio se dará a conocer en el mes de marzo. 

En la próxima audiencia, que se desarrollará el jueves 1 de marzo, será el turno de las querellas de responder el pedido de las nulidades, que presentó la defensa de los represores, que será rechazada por ser improcedente, al igual que la fiscalía.

El Tribunal Oral Federal integrado por Federico Díaz como presidente de trámite y los vocales María Alejandra Cataldi, Mario Juárez Almaraz y Gabriel Casas, resolverá estas solicitudes de rechazo y de nulidades, antes de llegar a la sentencia. 

Durante el pasado mes de diciembre del 2017, cuando se inició la etapa de los abogados, el fiscal federal Carlos Amad solicitó cadena perpetua para el ex comisario de la policía de Jujuy, Arturo Morales, por los delitos de privación ilegítima de la libertad, con el agravante de violencias o amenazas, homicidio calificado por alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas, en grado de coautor.

También pidió 25 años de prisión para el resto de policías locales, Ramón Sánchez, Francisco Díaz y Oscar Guzmán por los delitos de privación ilegítima de la libertad con el agravante de violencias o amenazas, y del delito de torturas, en grado de coautor, y 15 años para la única mujer imputada, Aida Ruiz, por los delitos de privación ilegítima de la libertad con el agravante de violencias o amenazas y el delito de tortura, todos en concurso real. Y para Sergio Aldana 8 años por el delito de allanamiento ilegal cometido en carácter de partícipe secundario.
Fuente:ElSubmarino

ADIÓS A OTRA MADRE.

24 de febrero de 2018 
Murió Sara Brodsky 
Adiós a otra Madre
La madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Sara Brodsky falleció ayer. Sara era la madre de Fernando Brodsky, detenido-desaparecido el 14 de agosto de 1979 en el centro clandestino de la ESMA. Por aquellos años la lucha por recuperar a su hijo la llevó a entrevistarse con el represor Emilio Massera, quien le confesó la detención de Fernando en la ESMA. Su velatorio se realizará hoy desde las 15 hasta las 22 en Thames 1164.
Brodsky integró también el Movimiento Judío por los Derechos Humanos y fue una reconocida artista plástica. En diciembre de 2004, con el descubrimiento de una obra suya, la AMIA realizó el primer homenaje de una entidad oficial de la comunidad a los 1900 desaparecidos de origen judío. “Nos prohibieron nuestra mirada de padres, nos prohibieron ver crecer a nuestros hijos”, dijo aquel día. 
Sara participó intensamente en el proceso por memoria, verdad y justicia,  acompañada por su esposo Mauricio Brodsky y sus hijos. Su militancia llevó a que la Legislatura de la Ciudad la reconociera en 2015 como “Personalidad Destacada de los Derechos Humanos” y pudo presenciar en octubre de 2011 la condena contra los represores del mayor centro clandestino de la dictadura, donde fue detenido-desaparecido su hijo Fernando.
Como lo declaró varias veces, Sara recordaba las palabras de Massera: “Su hijo está, está protegido, pero si alguien me pregunta, yo lo voy a negar”, le dijo. Fuente:Pagina12

DIFUSIÓN.


Dossier: periodismo hoy

Eduardo Aliverti: "Los grandes medios siguen fijando la agenda" (Leer nota)
El periodismo autogestionado, una experiencia que crece (Leer nota)
PPV y Emergentes: desafíos y oportunidades de los medios populares (Leer nota)
¿Cómo financiar medios de comunicación en la era digital? (Leer  nota)
Tres casos de periodismo innovador: Zetland, Vox y Radio Ambulante (Leer nota)
Persecución y represión a la prensa: “A los casi 3 mil despedidos debemos sumar 57 periodistas heridos por balas de goma”(Leer nota)
Periodismo ajustado: despidos, vaciamiento y “optimización” (Leer nota)
LO MÁS LEIDO DEL MES
Mayra Mendoza: "El ajuste tiene cara de mujer"
Cuervo Larroque: "La marcha muestra también un deseo de unidad para 2019"
"Fue una voz clara, contundente, contra las políticas de ajuste que viene llevando este gobierno"
Para comunicarse con APU:
agenciapacourondo@gmail.com

SANTO DOMINGO: MEMORIAS DE ROCAS.

Adjunto crónica sobre exposición "Memorias de Rocas de Santo Domingo", inaugurada el 10 de febrero pasado en el Consejo de la Cultura y de las Artes de Valparaíso.
Saludos
Guillermo Correa C.

MEMORIAS DE ROCAS DE SANTO DOMINGO

El sábado 10 de febrero, en el zócalo del Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes, ubicado en la Plaza Sotomayor de Valparaíso, se inauguró la instalación de arte denominada “Memorias de Rocas de Santo Domingo”.  Este Proyecto desarrollado por la Fundación por la Memoria de San Antonio fue implementado con el apoyo de Luciana Gatica, Cineasta y Fotógrafa, junto a su hermana  Laurencia, quien  fue la encargada del montaje de esta exposición.
Esta exposición presenta imágenes y testimonios relacionados con el Sitio de Memoria Rocas de Santo Domingo, que dan cuenta de las distintas etapas vividas en este lugar, el cual, después de ser un Balneario Popular lleno de alegría y vida durante el Gobierno de la Unidad Popular, se transformó en un campo de concentración, tortura y exterminio durante la dictadura cívico militar. Tomando en cuenta lo anteriormente expresado, los elementos audiovisuales y testimoniales que componen esta muestra están distribuidos en tres espacios, que sintetizan momentos de construcción de vida, de horror y reconstrucción de Memoria Histórica.

  
FRANCIA JAMETT, encargada de Memoria y Derechos Humanos del Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes, relató durante su intervención la manera como se gestó el contenido de este Proyecto, manifestando:
“Después de una actividad realizada en Santo Domingo el 10 de diciembre se empezó a ver como se visibilizaba la experiencia, no solo de un recinto ocupado por la DINA para perpetrar el horror a miles de chilenos, sino además esas capas de memoria que tienen los sitios. Generalmente estos lugares que fueron ocupados por la DINA, en primer lugar, y posteriormente por la CNI, tenían al parecer, si uno quisiera aventurar una hipótesis histórica, la intención de humillar lo que fue el Proyecto de la Unidad Popular. Se ocuparon sedes de partidos políticos, lugares que habían sido emblemáticos en este proyecto popular, como era el derecho al descanso incluido en el Programa de la Unidad Popular como fueron los Campamentos Populares de Verano. Esa capa de memoria es la que también está adscrita junto a los lugares que fueron ocupados como centros de horror, detención,  tortura y  exterminio a lo largo del país.                                                                                          Es importante pensar por qué hubo un golpe de estado. Estos testimonios que entregan los Sitios de Memoria, los que además de ser lugares en donde se pueda re dignificar a las víctimas, también son lugares que permiten hablar sobre la memoria del país, conocer que representaban estos lugares antes de transformarse en sitios de horror.”



Por su parte, ANA BECERRA, ex Prisionera Política de los campos de Tejas Verdes y Rocas de Santo Domingo,  Presidenta de la Fundación por la Memoria de San Antonio, expresó:
“Esta exposición es parte de nuestro trabajo, el trabajo de recuperar la memoria. Luchar por la memoria no es fácil, porque hay mucha gente que está en contra, pero nosotros como Fundación por la Memoria nos caracterizamos por ser porfiados. Una y otra vez nos levantamos y decimos que esto es lo que nos une. Como decía Francia, el año pasado, por esas casualidades de la vida, Francia se quedó sin locomoción para volverse a Valparaíso. Se quedó en mi casa y en una de esas conversaciones nace este Proyecto. Este Proyecto no sólo es esta exposición, sino además consta de un libro, que será lanzado próximamente, en marzo; consta de un Mapa de la Memoria en donde trataremos de incluir todos los centros de tortura de la V Región;  y comprende unos Cuadernillos Pedagógicos dirigidos a los escolares y los visitantes del Sitio de Memoria.                                                                                                                                                             El Consejo de la Cultura  nos dio la posibilidad de realizar este Proyecto y nos facilitaron los fondos. Empezamos a trabajar el Proyecto con la Universidad de Valparaíso, llevamos un par de años de trabajo con ellos, con Ximena Faúndez y Manuel Cárdenas, y teníamos que ver quién iba a realizar este Proyecto. Se nos vino a la memoria Luciana, porque ella fue quien nos ayudó desde un comienzo, a la Fundación, es quien diseño nuestro logo y además tenía una cantidad importante de registros fotográficos de Santo Domingo.



  
Ella nos ayudó desinteresadamente y estuvo trabajando con nosotros por lo menos cuatro o cinco años antes, sin ninguna remuneración de por medio. Ella estuvo presente desde que se empezó a investigar rocas de Santo Domingo. Desde antes que saliera el libro de Javier Rebolledo, donde logra demostrar la existencia de Santo Domingo como Escuela de la DINA. Luciana estaba tomando fotos en todo ese período. Resulta que Santo Domingo lo estábamos recuperando un montón de gente, pero no teníamos una orgánica, entonces llega el momento en que don Miguel Lawner hace una Carpeta para presentarla a Monumentos Nacionales y nos dice “bueno, y si nos resulta esto, si nos dan el Sitio, ¿a quién se lo entregamos? Ustedes tienen que estar organizados”.                                                                                                                          Tuvimos que hacer una Organización, con personalidad jurídica, con todo y ahí Luciana nos diseña nuestro logo, que le pedimos que no representara tristeza, que no fuera llano, que no fueran alambradas, sino que queríamos algo que reflejara vida, porque Santo Domingo siempre tuvo vida. Santo Domingo fue un Balneario Popular donde pasaron cientos de trabajadores de Chile con sus familias, entonces, además nosotros como Fundación lo queremos convertir en una Escuela o Universidad de Derechos Humanos. Queremos tener vida ahí.                                                              Después de que fue un centro de tortura, un centro de exterminio, porque ahora ya está probado que en la Operación Colombo todos los prisioneros salieron desde Santo Domingo. Nosotros lo denominamos como un centro de exterminio y tortura, porque eso es lo que fue Santo Domingo. Por otra parte, cada vez vamos recopilando más testimonios de la gente que estuvo en Santo Domingo cuando fue Balneario Popular y eso es muy lindo. Hemos tenido testimonios de Monitores de esa época. Por eso esta exposición está montada en tres espacios, el primero tiene que ver con la construcción de un sueño, cuando fue Balneario Popular, el segundo con la destrucción de ese sueño cuando las cabañas fueron usadas por la DINA , y en este espacio reflejamos, además, la destrucción física del sitio, por pedido del Alcalde de Santo Domingo. El padre del Alcalde de Santo Domingo que pidió la destrucción de las cabañas fue el que le regaló Los Boldos a Pinochet y lo nombró hijo ilustre de Santo Domingo. No podíamos esperar otra cosa. La tercera parte de esta exposición es la reconstrucción del sueño y es aquí en donde nosotros estamos luchando por reconstruir Santo Domingo.”


  
Aprovechando que estaba presente durante la inauguración de la Exposición, Luciana Gatica, quien fue la encargada artística, y que trabajo en el montaje con su hermana Laurencia, aproveché de formularle un par de preguntas:
 ¿Cómo llegaste tú a santo domingo, por qué te interesó este lugar?
“Al principio yo era pareja de Javier Rebolledo y llegamos juntos. Él venía con un trabajo anterior, conociendo la historia, recabando información, y en el momento que se llega a elaborar el libro trabajé con él en todo lo que era la transcripción de las entrevistas, el registro fotográfico. En ese momento yo tomo las fotografías de las cabañas completas, por su interior, por su exterior. Después que sale el libro, las cabañas son demolidas. Entonces ese registro fotográfico quedó como en la historia.                                                                                                                           Posteriormente continúo trabajando con la Fundación en todo lo que es el logo, la recopilación de fotografías cada vez que ellos tenían un acto. Finalmente este año se elabora este Proyecto y me llaman a mí, ya que tenía las fotografías y venía trabajando con ellos.”


  diseñaste el logo para la Fundación por la Memoria de San Antonio, ¿qué refleja este logo?


“Es una cabaña que está en café, pero el exterior, todo lo que la envuelve, son colores que se van mezclando y van invitando a la vida, y desde las ventanas salen pájaros. La idea es representar que lo que se vivió adentro es como que surge hacia lo nuevo, vuelve a renacer lleno de vida.”
Esta crónica pretende también ser una invitación a visitar esta interesante exposición, la cual permanecerá  abierta a los visitantes hasta fines del mes de marzo, en el subterráneo del edificio del Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes, que se en la plaza Sotomayor de Valparaíso.
Guillermo Correa Camiroaga, Valparaíso 21 febrero 2018
Envío:Sara Waitman

ROSARIO - DIFUSIÓN.


Viernes, 23 Febrero de 2018
HACIA EL 8M
Asamblea de trabajadoras de Prensa y de la comunicación
Nos encontramos el viernes 2 de marzo, a las 18.30, en el Centro de Formación Pichincha-SPR, Santiago 146 bis, para debatir, construir, consensuar, proponer, desafiar, analizar, escuchar y armar lo que necesitamos como trabajadoras de medios de prensa y de la comunicación en vistas al Paro Internacional de Mujeres.
Nos  encontramos todas: las que están en medios de comunicación comerciales, en medios públicos y en los  sin fines de lucro, en cooperativas y Pymes,  en instituciones y áreas de prensa.
Nos encontramos las mujeres periodistas, comunicadoras, locutoras, productoras, administrativas, fotógrafas, movileras, blogueras, operadoras, diseñadoras, audiovisuales. Todas las que deseamos trabajar y vivir con dignidad.
Ninguna se queda afuera, las esperamos.


Juan Manuel de Rosas 958 - Rosario - Santa Fe
+54 (0341) 4408292 / 4405918 /  4490009
www.spr.org.ar

SI NACISTE ENTRE 1975 Y 1980 Y TENÉS DUDAS SOBRE TU ORIGEN COMUNICATE CON ABUELAS.

Abuelas de Plaza de Mayo - Filial Rosario
¿Sabías que hay una filial de Abuelas de Plaza de Mayo en Rosario?



Si naciste entre 1975 y 1980 y tenés dudas sobre tu identidad comunicate con Abuelas. 

Encontranos en Laprida 563 - Of: C 

Tel: 0341 - 4484421 /4476776