22 de octubre de 2014

ROSARIO: MUESTRA DE TAPAS y CONTRATAPAS DEL DIARIO DE LOS JUICIOS.

Muy buena salió ayer la actividad de inauguración de la Muestra de tapas y contratapas del Diario de los Juicios Rosario, el suplemento de El Eslabón, organizada junto a Abuelas de Plaza de Mayo Rosario, el Museo de la Memoria e Hijos Rosario. Acá unas fotos de Manuel Costa para los que no pudieron llegarse. Además la exposición se podrá seguir visitando en el Museo.
Juane Basso















Fotos:RedaccionRosario

ABUELAS DE PLAZA DE MAYO CONMEMORAN 37 AÑOS DE SU CREACIÓN.

Las Abuelas de Plaza de Mayo conmemoran sus 37 años en el Teatro Argentino de La Plata
Miércoles, 22 de Octubre de 2014
--
Las Abuelas conmemorarán el 37º aniversario de su creación -instituído como Día Nacional del Derecho a la Identidad- con un acto a las 19 hs.en el Teatro Argentino de La Plata, ciudad en donde dos abuelas que buscaban a sus nietos, Alicia "Licha" Zubasnabar de De la Cuadra y María Isabel "Chicha" Chorobik de Mariani, se juntaron y dieron a luz a las "Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos", que luego devendrían en la asociación Abuelas de Plaza de Mayo.

En 1977, meses después de que un grupo de madres comenzara a dar vueltas todos los jueves alrededor de la Pirámide de Mayo, doce mujeres decidieron buscar a los hijos robados a sus hijos secuestrados por la dictadura cívico-militar.

Originalmente se identificaron como "Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos", pero la historia y el pueblo las bautizaron "Abuelas de Plaza de Mayo". Raquel Radío de Marizcurrena, Clara Jurado, María Eugenia Cassinelli de García Iruretagoyena, Celia Giovanola de Califano, Haydée Vallino de Lemos, Alicia "Licha" Zubasnabar de De la Cuadra, Leontina Puebla de Pérez, Beatriz Aicardi de Neuhaus, Eva Márquez de Castillo Barrios, María Isabel "Chicha" Chorobik de Mariani, Vilma Delinda Sesarego de Gutiérrez y Mirta Acuña de Baravelle fueron las doce madres-abuelas que iniciaron la tarea que hasta hoy permitió recuperar 115 nietos.

El Estado argentino tardó 28 años en reconocer el trabajo de las Abuelas. Fue en 2005 que promulgó la ley 26.001 sancionada por el Congreso Nacional en diciembre de 2004, que establece el 22 de octubre como el Día Nacional del Derecho a la Identidad.

La Justicia tardó 35 años en reconocer formalmente la existencia de un Plan Sistemático de Robo de Bebés a mujeres secuestradas durante la última dictadura cívico-militar.
El 5 de julio de 2012 se condenó a 50 años de reclusión, la máxima sanción prevista en la legislación nacional, al ex dictador Jorge Rafael Videla, y aplicar severas penas de hasta 40 años a otros represores.

El Tribunal Oral Federal 6 de esta Capital condenó además en la misma causa a 30 años de prisión al capitán de fragata (R) Jorge "Tigre" Acosta, responsable operativo del centro clandestino de detenciones que funcionó en la ESMA durante la dictadura, y a 15 años al ex dictador Reynaldo Bignone, último presidente de facto.

Por otra parte, el trabajo de las Abuelas de Plaza de Mayo está muy vinculado con el de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi), creada en 1992, y la información que guarda el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), que permite establecer la filiación familiar.

Si bien la Conadi está asociada a la búsqueda y localización de niños desaparecidos, su función abarca también la tarea de recibir denuncias sobre robo y tráfico de menores, despojos a madres y adultos con identidad vulnerada, según los principios enunciados por el organismo.

Las primeras pericias para determinar la abuelidad y poder identificar a los menores secuestrados se realizaron en 1984 a pedido de Abuelas y en 1987 el Congreso Nacional sancionó la ley 23.511 que creó el BNDG, que funciona en el Hospital Durand.

Hace unos días en Chubut, la vicepresidenta de Abuelas, Rosa Roisinblit, comentó que la organización "está preparando el recambio" porque "los años pasan irremediablemente".
"Muchas de nosotras han fallecido y otras están cansadas, enfermas e incluso resignadas a que no van a encontrar a su nieto -explicó-, pero por suerte trabajan muchos de nuestros nietos recuperados en la organización, e incluso gente que solidariamente viene y nos ayuda", sostuvo Rosa.
Fuente:ReportePlatense



Abuelas de Plaza de Mayo: 37 años de militancia

Abuelas de Plaza de Mayo: 37 años de militancia
octubre 22
La tarde de este miércoles 22, en el Teatro Argentino de la Ciudad de La Plata, se celebrará un nuevo aniversario del nacimiento de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, instituído en 2004 como el Día Nacional por el Derecho a la Identidad. Con la presencia de dirigentes políticos, sociales y sindicales, esta entidad compartirá una vez su reclamo por la aparición de los más de 400 nietos que aún están con sus apropiadores.
Menos de mil caracteres le llevó al Estado nacional escribir la ley sobre el derecho a la identidad que este año cumplió 8 años de vigencia. A las Abuelas, que esta tarde festejan en el Teatro Argentino de La Plata el principio de sus rondas a la Plaza de Mayo, la friolera de 37 años.

En estas casi cuatro décadas la labor incansable de esta organización contra la impunidad, el silencio y el olvido tuvo logros importantísimos que van desde la creación del Banco Genético de Datos, que desde 1987 conserva muestras sanguíneas de familiares de detenidos-desaparecidos para poder cotejarla con posibles hijos apropiados, hasta la sentencia leída en julio de 2012 en los tribunales de Comodoro Py que condenaba a 50 años de prisión a Jorge Rafael Videla por la apropiación de bebés durante la última dictadura.

El punto más importante de aquella sentencia sin duda fue la definición del robo de niños. En una fórmula compacta, precisa y muy cuidada, el tribunal desplegó lo que no estaba dicho hasta ese momento.

Después de leer una serie de nulidades, María del Carmen Roqueta -presidenta del Tribunal Oral N° 6, que actuó en ese juicio- pronunció el punto ocho de su sentencia: “No hacer lugar a los planteos de prescripción penal interpuestos por las defensas”. Y siguió: “por tratarse los hechos juzgados de delitos de lesa humanidad implementados mediante una práctica sistemática y generalizada de sustracción, retención y ocultamiento de menores de edad, haciendo incierta, alterando o suprimiendo su identidad en ocasión del secuestro, cautiverio, desaparición o muerte de sus madres”. El fallo enmarcó esas situaciones en “un plan general de aniquilación que desplegó sobre parte de la población civil con el argumento de combatir la subversión implementando métodos del terrorismo de Estado durante los años 1976 a 1983 de la última dictadura militar, artículo 118 de la Constitución”.

No dijo “plan”, pero dijo “práctica sistemática”, tal como lo habían sostenido la querella de Abuelas de Plaza de Mayo y la fiscalía. Esa decisión había quedado pendiente desde el Juicio a las Juntas, en el que se absolvió a Videla por cinco de los seis casos que llegaron a juicio. Allí se consideró que esa práctica sistemática no existía y que las apropiaciones eran casos “aislados”.

Pero el 5 de Agosto de este año, tal vez haya sido el momento. Ignacio Guido -hijo de Laura, nieto Estela, compañero de una generación de jóvenes militantes- dejó de ser una consigna y se hizo hombre de carne y hueso y a ese nombre mundialmente conocido le pusimos cara, alegría, satisfacción y lágrimas.

Es que Ignacio Guido, sin saberlo, es también identidad argentina, como San Martín y Maradona. Es constitutivo de nuestra mejor tradición de lucha y resistencia como pueblo que tras los embates de buitres, genocidas y apropiadores, resistió y escribió sus propias páginas.

Es Historia.

La que se celebra esta tarde en La Plata.
Victoria Silber – @vicsilber










22.10.2014
37 años de búsqueda
Abuelas de Plaza de Mayo:"Con la recuperación de nietos vencemos 30 mil muertes"
Por:Mariana Menzulio


Hoy, 22 de octubre, las Abuelas celebran el Día Nacional del Derecho a la Identidad con un acto en el Teatro Argentino de La Plata, ciudad donde dos de ellas se juntaron y fundaron hace 37 años "Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos",
 "Este reencuentro fue una manera de vencer la muerte poéticamente, vencemos 30 mil muertes de manera simbólica y ahora la muerte no sabe ni leer ni escribir", palabras de Ignacio Guido Montoya Carlotto, el nieto de Estela de Carlotto que recuperó este año su identidad robada.

Hoy, 22 de octubre, las Abuelas celebrarán el Día Nacional del Derecho a la Identidad con un acto en el Teatro Argentino de La Plata, la ciudad en donde dos abuelas, Alicia "Licha" Zubasnabar de De la Cuadra y María Isabel "Chicha" Chorobik de Mariani, que buscaban a sus nietos se juntaron y crearon "Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos".

El acto será a partir las 19 en el complejo teatral ubicado en Calle 51, entre 9 y 10, ciudad de La Plata.

En 1977, meses después de que un grupo de madres comenzara a dar vueltas todos los jueves alrededor de la Pirámide de Mayo, doce mujeres decidieron buscar a los hijos robados a sus hijos secuestrados por la dictadura cívico-militar.

Originalmente se identificaron como "Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos", pero la historia y el pueblo las bautizaron "Abuelas de Plaza de Mayo".

Raquel Radío de Marizcurrena, Clara Jurado, María Eugenia Cassinelli de García Iruretagoyena, Celia Giovanola de Califano, Haydée Vallino de Lemos, Alicia "Licha" Zubasnabar de De la Cuadra, Leontina Puebla de Pérez, Beatriz Aicardi de Neuhaus, Eva Márquez de Castillo Barrios, María Isabel "Chicha" Chorobik de Mariani, Vilma Delinda Sesarego de Gutiérrez y Mirta Acuña de Baravelle fueron las doce madres-abuelas que iniciaron la tarea que hasta hoy permitió recuperar 115 nietos.

"Este reencuentro fue una manera de vencer la muerte poéticamente, vencemos 30 mil muertes de manera simbólica y ahora la muerte no sabe ni leer ni escribir"
Guido Montoya Carlotto, el nieto de Estela de Carlotto
El Estado argentino tardó 28 años en reconocer el trabajo de las Abuelas y en 2005 promulgó la ley 26.001 sancionada por el Congreso Nacional en diciembre de 2004, que establece el 22 de octubre como el Día Nacional del Derecho a la Identidad.

La Justicia tardó 35 años en reconocer formalmente la existencia de un Plan Sistemático de Robo de Bebés a mujeres secuestradas durante la última dictadura.

El 5 de julio de 2012 se condenó a 50 años de reclusión, la máxima sanción prevista en la legislación nacional, al ex dictador Jorge Rafael Videla, y aplicar severas penas de hasta 40 años a otros represores.

El Tribunal Oral Federal 6 de esta Capital condenó además en la misma causa a 30 años de prisión al ex marino Jorge "Tigre" Acosta, responsable operativo del centro clandestino de detenciones que funcionó en la ESMA durante la dictadura, y a 15 años al ex dictador Reynaldo Bignone, último presidente de facto.

La causa la habían iniciado las Abuelas hace dieciséis años y al leer el fallo, la jueza María del Carmen Roqueta dejó expresamente sentado que para el tribunal cada uno de los 36 casos que se ventilaron en ese juicio constituyen "parte integrante de un Plan sistemático de robo de bebés" desarrollado durante el período del terrorismo de Estado.

Hoy se desarrolla el segundo juicio por robo de bebés nacidos en cautiverio en la maternidad clandestina que funcionó en la guarnición militar de Campo de Mayo.

Por otra parte, el trabajo de las Abuelas de Plaza de Mayo está muy vinculado con el de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi), creada en 1992, y del Banco Nacional de Datos Genéticos que permite obtener la información genética para establecer la filiación familiar.

Si bien la Conadi está asociada a la búsqueda y localización de niños desaparecidos, su función abarca también la tarea de recibir denuncias sobre robo y tráfico de menores, despojos a madres y adultos con identidad vulnerada, según los principios enunciados por el organismo.

Las primeras pericias para determinar la abuelidad y poder identificar a los menores secuestrados se realizaron en 1984 a pedido de Abuelas y en 1987 el Congreso Nacional sancionó la ley 23.511 que creó el Banco Nacional de Datos Genéticos, que funciona en el Hospital Durand.

 El último logro en materia legislativa de las Abuelas fue en 2009 cuando se sancionaron las leyes que habilitan al juez a ordenar la extracción de ADN para identificar a hijos de desaparecidos y la que reconvierte el Banco Nacional de Datos Genéticos en un ente autárquico dentro de la órbita del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Hace unos días en Chubut, la vicepresidenta de Abuelas, Rosa Roisinblit, comentó que la organización "está preparando el recambio" porque "los años pasan irremediablemente".

"Muchas de nosotras han fallecido y otras están cansadas, enfermas e incluso resignadas a que no van a encontrar a su nieto, pero por suerte trabajan muchos de nuestros nietos recuperados en nuestra organización, e incluso gente que solidariamente viene y nos ayuda", sostuvo Rosa.

Y es así, la tarea de las Abuelas continuará porque serán los nietos recuperados quienes seguirán la búsqueda de "sus hermanos de lucha". Los hijos de los hijos. 




22.10.2014
Abuelas de Plaza de Mayo
"Chicha" Mariani: recuerdos a 37 años de una búsqueda que dejó de ser solitaria
Por:Liliana Valle

María Isabel "Chicha" Mariani pudo tener en brazos a su nieta Clara Anahí los tres primeros meses de vida, hasta que una patota criminal se la llevó de su casa luego de asesinar a su madre sin que hasta hoy, 37 años después, esa fotografía que la acompañó por todo el mundo con la imagen de la beba recostada en un 'bebesit' haya podido ser actualizada.
 Entre placas de reconocimiento, carpetas y documentos que sobrevivieron a la inundación de 2013, Mariani recibió a Télam en su casa de La Plata reconociendo que "el recuerdo desgasta", pero insiste en su búsqueda alentada por el "despertar de la gente y de los jóvenes" que se acercan con nuevos datos que la puedan aproximar a la verdad.

Con 91 años, y la lucidez intacta, "Chicha", una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, reconstruyó una parte de aquel 24 de noviembre de 1976 en que uniformados robaron a su nieta en un operativo comandado por Ramón Camps y Guillermo Suárez Mason, en la casa donde murieron acribillados cinco militantes de la Juventud Peronista, entre ellos la madre de su nieta y meses después, Daniel Mariani, su único hijo.

"Chicha" quiso recordar, aunque se quiebre más de una vez, la historia de esa búsqueda solitaria que nació el día que llevaron a Clara Anahí en una camioneta: "Yo era una total ignorante de todo. Era profesora de Historia del Arte, me dediqué a acompañar a mi marido que era director de orquesta y no sabía ni siquiera viajar sola a Buenos Aires", comenzó Mariani.

"En 1977 una empleada del juzgado de menores me habló de 'unas señoras que buscan a sus hijos' y yo no entendía, pero después de varias veces que me lo dijo, me dio la dirección de 'Licha' (Alicia Zubasnabar de De la Cuadra), y fui a verla", relató.

"En 1977 una empleada del juzgado de menores me habló de 'unas señoras que buscan a sus hijos' y yo no entendía, pero después de varias veces que me lo dijo, me dio la dirección de 'Licha' (Alicia Zubasnabar de De la Cuadra), y fui a verla"
Para "Chicha", ese fue "el día que Alicia y yo creamos a Abuelas, en su casa, cuando fui a buscarla para trabajar juntas" y la lucha colectiva y visible se produjo poco después cuando se encontraron con otras madres de desaparecidos.

"La primera aparición pública fue en la Plaza San Martín el 21 de noviembre de 1977 cuando una docena de madres-abuelas fuimos al acto en el que Cyrus Vance (secretario de Estado del entonces presidente de los EE.UU., Jimmy Carter), colocaba una ofrenda floral en el monumento al Libertador", continuó.

"Chicha" llegó ese día con un escrito en su cartera tal como le había indicado De la Cuadra entregarle a Vance.

"Cuando entro a la Plaza me impresiono por la cantidad de policías con perros y veo frente mío a un grupo de señoras que se coloca un pañuelo en la cabeza y empieza a pedir por sus hijos", evocó.

"Chicha" aseguró tener aún en su cabeza la imagen de una de ellas corriendo hacia donde estaba: "Era Azucena Villaflor (fundadora de Madres de Plaza de Mayo) que me pregunta si había entregado mi escrito. Yo se lo doy y ella, corriendo, se lo alcanza. Para mí, ése es el día que nace Abuelas", insistió.

Aprendió a "llorar a escondidas para no contagiar a las demás con nuestras penas. Había que buscar, pensar, idear.... en Abuelas hemos tenido una creatividad inmensa", agregó.

"Chicha" reemplazó a De la Cuadra en la conducción de Abuelas y estuvo al frente hasta 1989, año en que abandonó la institución y cinco años después nació la asociación Anahí, dedicada a recuperar la memoria colectiva preservando documentos y difundiendo información sobre el pasado reciente.

Está convencida de que "siempre trabajamos con la justicia, pero no estoy muy segura de que la justicia haya trabajado con nosotros" y de las investigaciones judiciales, rescata los detalles dados por el ex soldado Juan Carlos Elso en el juicio que en 2012 investigó la represión en el denominado "Circuito Camps", rompiendo con el miedo guardado durante 36 años y relatando el momento en que se llevaban a Clara Anahí de su casa.

 Mariani fue presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo en 1983 cuando nació como asociación civil y sigue siendo la única que pasó por ese cargo sin encontrar a su nieta.

La primera presidenta de Abuelas fue Alicia Zubasnabar de De la Cuadra, "Licha", quien falleció en 2006 y no llegó a conocer a su nieta, hija de Héctor Carlos Baratti y Elena De la Cuadra, restituída este año; le siguió "Chicha" quien sigue buscando a su nieta.
Hoy preside la institución Estela Carlotto quien el 5 de agosto recuperó a su nieto Ignacio Montoya Carlotto, hijo de Walmir Montoya y de Laura Carlotto.

"El día después de que se conoció la noticia, el teléfono no paró de sonar hasta las 12 de la noche, con gente que daba pequeños datos y que después tenemos que unir", dijo "Chicha", al recordar aquel 5 de agosto.




22.10.2014
aniversario
"Licha": en el sillón de su casa se fundó Abuelas de Plaza de Mayo

Alicia Zubasnabar de De la Cuadra, más conocida como "Licha", falleció hace seis años, y por las cosas de la vida y las miserias de la dictadura militar, no pudo abrazar a su nieta nacida en cautiverio y cuya identidad le fue restituía el 22 de agosto de este año y se convirtió en el nieto 115 en recuperar su historia.
 Ana Libertad fue el nombre de la lucha de la primera presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, ya que en la casa platense de "Licha" se fundó Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos, el primer nombre de la entidad de las hoy conocidas como Abuelas de Plaza de Mayo.

"Licha" peleó por su búsqueda y la de sus compañeras hasta unos días antes de cumplir 93 años.

Una mañana de diciembre de 1977, María Isabel Chorobik de Mariani, "Chicha", quien también buscaba, y busca, a su nieta Clara Anahí, tocó la puerta de la casa de "Licha", en La Plata, y al poco tiempo, las que buscaban a sus nietos secuestrados o que debían haber nacido en cautiverio sumaban doce, entre ellas estaba Estela Carlotto.

A esa casa de La Plata, llegó "Licha" en 1959, desde el pueblo correntino de Sauce, con su marido Roberto Luis De la Cuadra y sus cinco hijos: Estela, Soledad, Luis Eduardo, Roberto José y Elena.

A mediados de los '70, los chicos De la Cuadra tenían una activa participación política.

Poco después del Golpe del 24 de marzo de 1976, el 2 de septiembre, varios hombres armados, con la cara tapada con medias y ropa de fajina irrumpieron en su casa de los De la Cuadra. Se llevaron a punta de pistola a Roberto José, que era obrero en YPF.

"Licha" peleó por su búsqueda y la de sus compañeras hasta unos días antes de cumplir 93 años
El 23 de febrero de 1977 la secuestraron a Elena, con un embarazo de cinco meses, y a su compañero Héctor Carlos Baratti.

En diciembre de 1977, detuvieron a Gustavo Freire, esposo de Estela, otra de las hermanas De la Cuadra que entonces se vio obligada a partir al exilio.

Pero la vida quizo que "Licha" se ponga al frente de una misión: buscar a los hijos de los hijos.

En julio de 1977, le dejaron a "Licha" un papelito debajo de la puerta de su casa: "16/6 la señora tuvo una nena, que no saben dónde está la nenita, los padres están bien, de la Cuadra", decía.

Su hija Elena dio a luz a Ana Libertad el 16 de junio de 1977 en un calabozo de la Comisaría 5ª de La Plata.

Ese aviso aceitó más la voluntad de "Licha" y redobló los esfuerzos: pensó en las relaciones familiares con la Iglesia católica y llegó al despacho de monseñor Emilio Graselli.

Hoy, la justicia solicitó llamar al ex capellán del Vicariato castrense Emilio Graselli, imputado de "captar" información de los familiares de desaparecidos, a quienes recibía en una capilla, para luego "desorientarlos dolosamente".

"Licha" no imaginaba que dentro de la Comisaría Quinta de La Plata, donde funcionó un centro clandestino de detención, el cura Christian von Wernich le dijo a su yerno Héctor, el padre de Ana Libertad, que no le daría la nieta a sus abuelos porque "la iban a criar igual que a sus hijos".

  Elena dio a luz a Ana Libertad el 16 de junio de 1977 en un calabozo de la Comisaría 5ª de La Plata. Nunca más se supo de ella.

En diciembre de 2009, el Equipo Argentino de Antropología Forense identificó el cuerpo de Carlos Baratti: había sido enterrado como NN en el cementerio de General Lavalle. Su cuerpo había sido arrojado al mar en un vuelo de la muerte.

En la casa de La Plata de "Licha", en un sillón de pana verde, se fundó Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos, la institución que 37 años después anunciaba que una joven accedió a realizarse el estudio de ADN que confirmó que era hija de Elena y Héctor, ambos militantes del Partido Comunista Marxista Leninista (PCML).

Ana Libertad hoy sabe de la lucha de su abuela "Licha", quien "luchó hasta el fin, dejó su legado: el ejemplo de una heróica Madre-Abuela, siempre en el camino de la lucha y la resistencia", tal como la despidieron las Abuelas de Plaza de Mayo en junio de 2008.




22.10.2014
aniversario
Las Abuelas ya devolvieron su historia a 115 nietos

Entre los que reconstruyeron su historia se encuentra Ignacio Montoya Carlotto, nieto de Estela de Carlotto e hijo de Laura y Walmir Oscar Montoya, asesinados por la dictadura militar.
 Ignacio, Guido como lo bautizó su madre, recuperó su identidad el 5 de agosto pasado de este año.

La última, por ahora, en recuperar su historia fue Ana Libertad, hija de Héctor Carlos Baratti y Elena De la Cuadra. Ambos fueron detenidos en la Comisaría Quinta de La Plata.

Ana Libertad es la nieta de Alicia Zubasnabar de De la Cuadra, más conocida como "Licha", una de las fundadoras de Abuelas y la primera presidenta.

El 6 de febrero pasado recuperó su identidad la hija de Oscar Rómulo Gutiérrez y de Liliana Isabel Acuña, secuestrados el 26 de agosto de 1976, cuando su madre estaba embarazada de cinco meses.

El 30 de abril se conocieron tres restituciones, pero fueron de  tres mujeres que estaban embarazadas al momento de ser asesinadas.

De esta forma, hoy se sabe el destino de los hijos de Mónica Edith De Olaso y Alejandro Ford; de Alicia Beatriz Tierra, y de Laura Gladys Romero y Luis Guillermo Vega Ceballos.

 
 En este camino, que comenzó hace 37 años, el proceso de Memoria, Verdad y Justicia, iniciado en 2003 por el entonces presidente Néstor Kirchner, les permitió a las Abuelas y a sus nietos ver cómo la justicia argentina, en junio de 2012, reconocía la existencia de un Plan Sistemático de Robo de Bebés a mujeres secuestradas durante la última dictadura.

En la actualidad se derrolla el juicio denominado "Robo de bebés II" por niños nacidos en la maternidad clandestina de Campo de Mayo.

La recuperación de identidad de los hijos de sus hijos, arrebatados de las manos de sus padres por la dictadura militar se inició en 1979, con la localización en Chile y la restitución de los hermanos Anatole Boris y Victoria Eva Julien Grisonas.

Desde allí fueron recuperadas las hermanas Tatiana Mabel Ruarte Britos y Laura Malena Jotar Britos; Juan Pablo Moyano; Tamara Ana María Arze; Martín Baamonde; los hermanos Humberto Ernesto Colautti Fransicetti y Elena Noemí Ferri Fransicetti; Sebastián Rosenfeld Marcuzzo; Eduardo Garbarino y Ana Laura Hisi.

También recuperaron su identidad Astrid Patiño Carabelli; Federico Luis Spoturno; Andrés La Blunda Fontana; Amaral García Hernández; Diego Mendizabal Zermoglio; Paula Eva Logares; Sebastián Ariel Juárez; los hermanos Felipe Martín y María Eugenia Gatica Caracoche; Carla Graciela López Rutila Artes; Jorgelina Paula Molina Planas y María Fernanda Alvarez.

Las hermanas Marina Leonor y Liliana Bau Delgado; los hermanos Paula Eliana y Esteban Javier Badell Acosta; Ramón Angel Pintos, Laura Ernestina Scaccheri; Marcos Lino Moscato; Paula Orlando Cancela; Elena Gallinari Abinet; Gabriela Alejandra Gallardo; María José Lavalle Lemos; Hugo Ducca; María Victoria Moyano Artigas y Ximena Vicario, también fueron restituidos.

También recuperaron su historia los mellizos Gonzalo Javier y Matías Angel Reggiardo Tolosa; Marcelo Mariano Ruiz Dameri; Emiliano Carlos Castro Tortrino; Mariana Zaffaroni Islas; José Sabino Abdala Falabella; los hermanos María Alejandra, Stella Maris y Raúl Roberto Fuente Alcober; Carlos D`Elía Casco; Laura Fernanda Acosta y Manuel Goncalves Granada.

Javier Gonzalo Penino Viñas; Paula Cortassa; Andrea Viviana Hernández Hobbas; Carmen Gallo Sanz; María de las Victorias Ruiz Dameri; Claudia Victoria Poblete Hlaczik; Hilda Victoria Montenegro; María Macarena Gelman García; Guillermo Rodolfo F. Pérez Roisinblit; Martín Castro Rocchi y Gabriel Matías Cevasco, recuperaron su identidad.

Se suman también Simón Antonio Gatti Méndez; María Eugenia Sampallo Barragán; Susana Coloma Larrubia; Horacio Pietragalla; Gustavo Godoy Ferreyra; Juan Cabandié Alfonsín; Victoria Donda Pérez; Pedro Luis Nadal García; Leonardo Fossati Ortega; Sebastián José Casado Tasca; (Natalia) Suárez Nelson; Alejandro Pedro Sandoval Fontana y Marcos Suárez Vedoya.

También fueron recuperados (Pablo Hernán) Casariego Tato; Celina Rebeca Manrique Terrera; Belén Altamiranda Taranto; (Evelin) Bauer Pegoraro; Laura (Carla) Ruiz Dameri; (Milagros) Castelli Trotta: Jorge Guillermo Goya Martínez Aranda; (Alejandra) Cugura Casado; Laura De Sanctis Ovando; Federico Cagnola Pereyra y Sabrina Valenzuela Negro.

Recuperaron su historias: (Bárbara) García Recchia; (Martín) Amarilla Molfino; Matías Nicolás Espinosa Valenzuela; Francisco Madariaga Quintela y el hijo de María Graciela Tauro y Jorge Daniel Rochistein.

Durante 2011 recuperó su identidad María Pía, hija de Cecilia Beatriz Barral y Ricardo Horacio Klotzman; y Laura Reinhold Siver.
El caso 104 fue la confirmación del asesinato de Liliana Ross cuando estaba embarazada de cinco meses y medio.

En 2012 recuperaron su identidad Pablo Javier Gaona Miranda; la hija de María de las Mercedes Moreno y Carlos Héctor Oviedo; y finalmente el 108 un caso similar al 104: el hijo de Mirtha Noelia Coutoune, secuestrada en 1976 embarazada, quien no llegó a dar a luz.

El 7 de agosto de 2013 recuperó su historia Pablo Germán Athanasiu Laschan, apropiado a los cinco meses de edad cuando sus padres fueron secuestrados en 1976, que se convirtió en el nieto recuperado 109.  
Fuente:Telam

EAAF-CÓRDOBA-LA PERLA: HALLARON RESTOS ÓSEOS EN EL EX CCD.

Hallaron restos humanos en un ex centro clandestino de detención
Martes, 21 Octubre, 2014
El Equipo Argentino de Antropología Forense informó este mediodía que halló restos óseos humanos en el predio del excentro clandestino de detención de La Perla, según confirmaron fuentes judiciales.
La información preliminar sólo señala que los restos estaban en terrenos del Tercer Cuerpo de Ejército, ubicado a la vera de la autopista Córdoba Carlos Paz., No se sabe siquiera si esos restos pertenecen a personas que sufrieron la desaparición forzada durante la dictadura.

El hallazgo se produjo en la zona de los hornos ubicados a unos 5 kilómetros del casco del establecimiento, en dirección centro-oeste.

Anahí Ginarte, titular de la oficina de Córdoba del EAAF, llamó de urgencia al Juzgado Federal Nº3 y a la fiscal Graciela López de Filoñuk para comunicar la novedad, según pudo reconstruir este diario.


La secretaria penal en derechos humanos del Juzgado, Mirta Rubín, y otros funcionarios judiciales, recorren el lugar desde el mediodía. Hasta ahora, en Córdoba sólo se hallaron restos humanos de víctimas de desaparición forzada en el cementerio de San Vicente, gracias al trabajo del Equipo de Antropología. En ocasiones anteriores hubo versiones sobre enterramientos clandestinos en cercanías de La Perla e incluso se realizaron excavaciones.
Fuente:LaUnionDigital





SE ENCONTRARON RESTOS OSEOS HUMANOS EN EL PREDIO DEL CENTRO CLANDESTINO LA PERLA
Una esperanza para llegar a la verdad
Por Marta Platía

El EAAF encontró restos en los hornos de cal de una estancia que usaba el represor Luciano Benjamín Menéndez, ubicada a ocho kilómetros de La Perla. “No podemos decir ciento por ciento que son de desaparecidos, pero las esperanzas son serias”, dijo el fiscal.

Desde Córdoba
Los miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense empezaron a trabajar en La Perla hace diez años.Imagen: Télam
Después de casi cuarenta años y por primera vez en una década de búsqueda se encontraron restos óseos humanos en el predio de La Perla: uno de los mayores campos de concentración que hubo en el país durante la última dictadura cívico-militar.

Anahí Ginarte, del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), no podía con su emoción: “No sabés lo que hemos llorado. Es la primera vez, desde el 2004 que empezamos a trabajar en las más de 15 mil hectáreas que tiene este lugar, que encontramos restos que serían de ésa época. Son un sacro, una costilla y fragmentos muy chiquitos, quemados, que estaban en los hornos de cal de La Ochoa”.

Cuando dice La Ochoa, la antropóloga se refiere al nombre de la estancia en la que el ex general y jefe del III Cuerpo de Ejército Luciano Benjamín Menéndez pasaba sus fines de semana cuando era quien decidía sobre la vida y la muerte en ésta y en otras diez provincias del noroeste argentino. Un sitio que distaba a unos ocho kilómetros del edificio de La Perla, donde se recluía, torturaba y mataba, y que componen los inmensos campos propiedad de ésa arma: más de 15 mil hectáreas de campo.

“Tuvimos muchos testimonios que nos hablaban de los hornos y hace sólo dos semanas que estamos trabajando en esta zona. Ayer entramos y hoy (por ayer) antes del mediodía, ya encontramos restos”, detalló Ginarte.

–¿Creen que podrían corresponder al tiempo de las ejecuciones de la dictadura?
–Suponemos que es posible, ya que sabemos que esos hornos se dejaron de usar para hacer cal en 1975... Y después los militares restringieron el acceso al lugar.

La hipótesis que se maneja es que esos restos corresponden a cuerpos que fueron inhumados en esos hornos para hacerlos desa-parecer. El fiscal Facundo Tro-tta, a cargo de la acusación por parte del Estado en el megajuicio La Perla, coincidió con Ginarte: “A esos hornos no accedía nadie salvo los militares. Menéndez pasaba sus fines de semana y cabalgaba por acá... Nosotros mismos, para llegar, tuvimos que sortear dos tranqueras y controles de soldados”.

Para el fiscal, el hallazgo “reaviva las expectativas que hemos tenido y han tenido los familiares. La reparación para las víctimas no sólo es la Justicia. La reparación real es que también se pueda restituir el cuerpo del desaparecido. Creo que todos sabemos que los juicios en sí mismos son una batalla ganada sólo por poder llevarlos a cabo. Pero encontrar los restos genera mucha esperanza”. Más allá del entusiasmo, Trotta intenta ser cauto: “No podemos decir ciento por ciento que los restos son de desa-parecidos, pero las esperanzas son serias”.

Desaparecer a los desaparecidos

Un integrante de la Justicia le dijo ayer a este diario que “fue un ex integrante del Ejército quien dio la pista de dónde estaban. Fue testigo y nos señaló el sitio”. El sitio es un gigantesco horno de piedra que se abre en tres bocas en una lomada del terreno de la estancia, y a unos siete del edificio del campo de concentración La Perla, que hoy funciona como Museo de la Memoria.

El hallazgo se dio en el marco de las investigaciones del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que oficia de perito del Juzgado Federal Nº 3. Los fusilamientos y enterramientos clandestinos en La Perla y sus alrededores fueron denunciados por decenas de víctimas que declararon en el megajuicio, aunque sólo uno de los testigos, el arriero José Julián Solanille, pudo dar fe ante el Tribunal Oral Federal Nº 1 de haber visto con sus propios ojos “a Menéndez dándole órdenes (a un batallón de fusilamiento) para que dispararan a las personas. Yo estaba escondido con un amigo en una lomita y pudimos verlos. Eran más de cien jóvenes, muchos con los ojos tapados, con las manos atadas...

Otros hasta los pies atados tenían. Les disparaban y caían en un pozo que les habían hecho cavar”. Solanille contó, aterrado por los recuerdos y la cercanía con los represores que escuchaban su declaración en la sala, que “después les tiraban gasoil y los quemaban.

Ese olor a carne quemada, de noche y según el viento, se iba para mi casa (él vivía cerca para cuidar el ganado de su empleador). Mi mujer y mis hijos no aguantaban. Yo perdí el sueño. Era espantoso”.

De la repulsión al olor a carne quemada también dieron cuenta los propios represores. Una sobreviviente, Graciela Geuna, contó cómo el torturador Ricardo “Fogo” Lardone les confesó una vez a ella y a otro cautivo que “no podía soportar el olor a quemado” y que casi no podía dormir “por el recuerdo de los movimientos que hacen los brazos de los cuerpos que se están quemando”.

En cuanto a las funciones que cumplía la estancia La Ochoa, durante las ya 183 jornadas que lleva el juicio, los testigos revelaron que “allí llevaron a los abogados que eran del Partido Comunista, como un doctor (Salomón) Gerchunoff y (Roberto) Yankilevich, aunque también habían estado cautivos allí Eduardo Jenssen y Horacio “Chacho” Pietragalla, el padre de Horacio Pietragalla Corti, diputado del Frente para la Victoria.

Yo lo vi a Gerchunoff –declaró Piero Di Monte, uno de los sobrevivientes de La Perla–. Estaba en muy mal estado, maltratado, en un camastro en La Ochoa. Le di de comer en la boca y hasta le acaricié el pelo. Le dije ‘no tenga miedo, no lo van a matar’. El me miró con cara de no entender. Lo que él no sabía es que tal vez de la estancia salía. De La Perla no. Di Monte, como otros prisioneros, fue obligado a realizar trabajos como esclavo de los represores.

Tanto Solanille como Di Monte relataron que Menéndez usaba esa estancia como su sitio de descanso los fines de semana y allí disfrutaba de sus caballos.
La importancia del hallazgo de ayer es aún inmensurable: a pesar de la cantidad de personas que mataron en La Perla (se estima que serían más de 2300), hasta ahora no se habían hallado restos humanos. El terreno es gigantesco. Sin embargo, se tiene certeza de
que en algún sector se deben encontrar fosas.

Los sobrevivientes coincidieron en que el camión que los “trasladaba al pozo”, eufemismo de fusilamiento y muerte, iba y volvía en poco menos de 20 minutos desde el sitio donde descargaba a los que llevaban al muere hasta que regresaba vacío al edificio de La Perla.

Otra de las pruebas de los enterramientos clandestinos fue el planteo administrativo que realizó un militar, Bruno Laborda, quien en 2004 presentó una queja por escrito ante el entonces jefe del Ejército, Roberto Bendini, porque no había recibido un ascenso por el trabajo que se le encomendó y él realizó en 1979: de-senterrar con máquinas topadoras cadáveres, meterlos en tachos de metal de 20 litros con cal y trasladarlos en camiones hasta las Salinas de La Rioja. Laborda estaba sentado en el banquillo de los acusados en este juicio, pero murió en julio de 2013.

Ayer, los familiares de los desa-parecidos en La Perla estaban esperanzados y aguardaban con gran expectativa los resultados de las pericias del EAAF.
Fuente:Pagina12










Encuentran restos humanos en el centro clandestino de La Perla
octubre 21, 2014 

s_100065_4231_EquipoAAForense1R

El hallazgo se registró hoy, gracias al trabajo de un grupo del Equipo Argentino de Antropología Forense. Habrían estado enterrados en terrenos del Tercer Cuerpo de Ejército, a la vera de la autopista Córdoba – Carlos Paz. Tratan de establecer a quién pertencen.

El predio del centro clandestino de detención de La Perla sigue siendo noticia. Según se conoció este mediodía, de acuerdo a la información de fuentes judiciales, un grupo de trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense  encontraron restos óseos en el lugar.

Al parecer, los huesos humanos habrían estado enterrados en terrenos del Tercer Cuerpo de Ejército, a la vera de la autopista Córdoba – Carlos Paz. Por el momento, sólo se conocen esos datos y se trata de establecer a quienes pertenecerían los restos óseos.
Desde este mediodía, recorren el lugar la secretaria penal en derechos humanos del Juzgado, Mirta Rubín, y otros funcionarios judiciales. Mas tarde, se les sumará la fiscal Graciela López de Filoñuk.
Fuente:CordobaTimes





21.10.2014

Córdoba
Hallaron restos humanos en el predio del ex centro clandestino de detención de La Perla

Se trata de restos óseos en fragmentos pequeños y quemados. Anahí Ginarte, del Equipo Argentino de Antropología Forense, informó que recién están empezando a trabajar para establecer si corresponden a detenidos-desaparecidos.

El EAAF halló hoy restos humanos en predios del ex centro clandestino de detención de La Perla, que funcionó en Córdoba durante la última dictadura.

"Encontramos restos óseos humanos, fragmentos pequeños quemados. Recién estamos empezando a trabajar" para establecer si corresponden a detenidos-desaparecidos, dijo a la prensa la antropóloga Anahí Ginarte, del EAAF.

Ginarte precisó que el Equipo de expertos comenzó en el 2004 la búsqueda "en los predios militares donde funcionó La Perla", con la guía de "testimonios recuperados" en la megacausa judicial que lleva el nombre de ese centro clandestino de detención, torturas y exterminio.

En esa tarea, trabajaron en colaboración con el Juzgado Federal 3, que tendrá a su cargo la investigación del hallazgo de los restos óseos humanos concretado este mediodía en terrenos del Tercer Cuerpo de Ejército, en esa época encabezado por el represor Luciano Benjamín Menéndez.

Tras el hallazgo, Ginarte, titular de la oficina en Córdoba del EAAF, comunicó de inmediato la novedad al Juzgado Federal 3, a cargo del juez Alejandro Sánchez Freytes, y a la fiscal Graciela López de Filoñuk.

Por su parte, querellantes y fiscales de la megacausa de La Perla destacaron la importancia del hallazgo y recordaron testimonios sobre fusilamientos de prisioneros políticos, cuyos cadáveres eran arrojados a fosas comunes durante la dictadura.



El abogado querellante Claudio Orosz dijo que los análisis a cargo del EAAF permitirán "confirmar si (los fragmentos óseos hallados) son de la época y si pertenecen a algunas de las personas desaparecidas", y agregó: "Hace muchos años que estamos buscando los restos de los desaparecidos en Córdoba".

Orosz recordó el testimonio de José Julián Solanille en la megacausa La Perla (actualmente en trámite ante el Tribunal Oral Federal 1, TOF1), donde relató que "trabajaba para un principal del Ejército de apellido Saldivia, que tenía arrendado gran parte del campo de La Perla para la cría de vacunos y producción tambera".

Solanille dijo que en 1976 “transitaba permanentemente por los alrededores” del centro clandestino de La Perla y que tuvo la oportunidad de observar “varios fusilamientos”, así como la existencia de fosas comunes "donde se arrojaban los cuerpos", agregó el letrado.

Orosz señaló además que el represor Bruno Laborda declaró "que en 1979, antes de que llegara la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a la Argentina, desenterraron los cadáveres y restos, colocándolos en tambores de 200 litros y que los habrían llevado a las salinas" del norte de la provincia.

También el fiscal federal Facudo Trotta aludió a la declaración testimonial del baqueano Solanille, quien en abril de 2013 "reconoció (ante el TOF1) haber presenciado y visto cómo los cuerpos eran arrojados a fosas comunes".

"Es muy posible que estemos cerca de encontrar restos de desaparecidos, aunque esperaremos las pruebas de ADN para determinar si se corresponden con personas desaparecidas en aquella época, a las que buscamos desde hace mucho tiempo", concluyó el fiscal. 
Fuente:Telam



21/10/2014 
Hallaron restos humanos en el predio del ex centro clandestino La Perla
El Equipo Argentino de Antropología Forense se lo informó al Juzgado Federal Nº3. No hay mayores detalles por el momento y se investigará si pertenecen a víctimas de la represión ilegal durante la dictadura. Cómo es el lugar donde aparecieron los restos. 
EN LA PERLA. El hallazgo se produjo en la zona de los hornos. Esta imagen es previa a la investigación del EAAF. (Gentileza Juan Orco)
LA PERLA. Así lucía este mediodía el ex centro clandestino de detención. (La Voz/R. Viñuelas) 
EX CENTRO CLANDESTINO LA PERLA. (Archivo)
CEMENTERIO SAN VICENTE. El trabajo del EAAF en 2003. (Archivo) 
El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) informó este mediodía que halló restos óseos humanos en el predio del ex centro clandestino de detención La Perla, según confirmaron a La Voz distintas fuentes judiciales.

La información preliminar sólo señala que los restos estaban en terrenos del Tercer Cuerpo de Ejército, ubicado a la vera de la autopista Córdoba-Carlos Paz. No se sabe siquiera si esos restos pertenecen a personas que sufrieron la desaparición forzada durante la dictadura.

El hallazgo se produjo en la zona de los hornos ubicados a unos 5 kilómetros del casco del establecimiento, en dirección centro-oeste. LA PERLA. Así lucía este mediodía el excentro clandestino de detención (La Voz/R. Viñuelas).

Anahí Ginarte, titular de la oficina de Córdoba del EAAF, llamó de urgencia al Juzgado Federal Nº3 y a la fiscal Graciela López de Filoñuk para comunicar la novedad, según pudo reconstruir este diario.

La secretaria penal en Derechos Humanos del Juzgado, Mirta Rubín, y otros funcionarios judiciales recorren el lugar desde el mediodía. Luego se le sumará la fiscal.

Hasta ahora, en Córdoba sólo se hallaron restos humanos de víctimas de desaparición forzada en el cementerio de San Vicente, gracias al trabajo del Equipo de Antropología.

En ocasiones anteriores hubo versiones sobre enterramientos clandestinos en cercanías de La Perla e incluso se realizaron excavaciones.

En el cementerio
El 30 de junio de 2003 se había podido, por primera vez, restituir la identidad a una persona asesinada durante la dictadura y sepultada como NN en una fosa común. Fue la primera de 15 restituciones de identidad.

El horror está enterrado en San Vicente.
De los restos recuperados del cementerio, todavía faltaba identificar a unos 30 NN.

En septiembre pasado, La Voz publicó un informe en el que se señalaba que el EAAF continuaba realizando tareas exploratorias en La Perla.


En Córdoba seguimos buscando desde hace años, a pedido del Juzgado Federal N° 3, desaparecidos en La Perla, en lo que fuera la Guarnición Militar de La Calera, sede del Tercer Cuerpo de Ejército con 15 mil hectáreas. La zona actual tiene 60 hectáreas.

En la actualidad, el Tribunal Oral Federal Nº1 de Córdoba lleva a cabo el juicio de la "megacausa" de La Perla, que recién terminará el año próximo.
Fuente:LaVoz






Encuentran restos óseos en el centro clandestino de La Perla





21-10-14
El Equipo Argentino de Antropología Forense halló huesos en el predio del Tercer Cuerpo del Ejército. Investigan su procedencia.
El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) informó este mediodía que halló restos óseos humanos a tres kilómetros del casco principal del centro clandestino de detención de La Perla. 

Se trataría de dos huesos que se encontraban en terrenos del Tercer Cuerpo de Ejército, ubicado a la vera de la autopista Córdoba-Carlos Paz. 

El EAAF se encuentra trabajando en el lugar y analizará los restos óseos para identificar si se trata de huesos de víctimas de la última dictadura cívico-militar. 

Al respecto, en el móvil de Crónica del Mediodía por cba24n, el abogado querellante en el juicio de la megacausa La Perla, Claudio Orosz, expresó que se trata del primer hallazgo de restos óseos humanos en el excampo de concentración de La Perla.
Fuente:Cdba24                        

DIFUSIÓN.


Segunda entrega de la serie Añelo, corazón de Vaca Muerta. En esta oportunidad, a partir de los testimonios de Julio Sagredo y Diego Urretabizkaya, de la conducción de la CTA Neuquén, y de Juan Fittipaldi, abogado especializado en Derecho Ambiental, nos adentramos en los conflictos que atraviesan las familias campesinas en tiempos de fracking. Tierras fiscales, cobro de servidumbre, controles ambientales, el rol del Estado provincial y las empresas, todo pasa por el prisma no convencional.  


 
Lucha por la tierra en tiempos de fracking y propietarios fantasmas

Desde sus orígenes la Central de Trabajadores Argentinos se ha involucrado en demandas que exceden el marco de lo estrictamente laboral, en el caso de la provincia de Neuquén, desde siempre ha estado vinculada a los reclamos del Pueblo Mapuche como así también a los de las familias campesinas o crianceras. Justamente a partir de una serie de denuncias formuladas por la central obrera tomaron estado público los atropellos sufridos por la familia Muñoz, en Aguada del Chañar, en cuyo campo la empresa Gas y Petróleo de Neuquén (GyP), controlada por la provincia, explota hidrocarburos no convencionales asociada a la brasileña Petrobras. César Sagredo Diego Urretabizkaya, secretarios de Interior y de Comunicación, respectivamente, dialogaron con el OPSur sobre las problemáticas de tierras en la provincia, las tensiones que profundiza el efecto Vaca Muerta y las estrategias desplegadas por las empresas al abordar a las comunidades mapuche y familias campesinas. Leer más >>



 
Cortar el hilo por lo más delgado

“La mayoría del territorio de Neuquén es tierra pública, está bajo el régimen de la Ley Nº 263/61, el Estado la administra a través de la Dirección Provincial de Tierras; y la gran mayoría de la producción no convencional es en tierra bajo régimen fiscal, un mínimo porcentaje es en tierra privada”, con esas palabras Juan Fittipaldi, abogado especializado en derecho ambiental, puso el marco a la entrevista con el OPSur. Conocedor de la situación de los fiscaleros, por patrocinarlos en litigios con empresas petroleras, a lo largo de la conversación hizo foco en la tensión entre la propiedad y la posesión de la tierra pública, que emerge con más fuerza en el contexto de ampliación de la frontera extractiva, y en los mecanismos dispuestos por la Provincia para cobrar las servidumbres que demandan las familias campesinas. En su análisis se sumergió en las fibras de la legislación existente, puso en entredicho la imagen del Estado desbordado por falta de leyes y apuntó a la falta de controles en las áreas. Leer más >>



Posicionamientos 

 
En el día internacional en Contra del Fracking, el Observatorio Petrolero Sur, ratifica la declaración de Oilwatch Latinoamérica, red de la que forma parte, celebrando la lucha de los movimientos anti-fracking alrededor del mundo, proponiendo abrir un debate serio y franco sobre los patrones energéticos, el modelo hegemónico de sociedad, nuestra relación con la Naturaleza y la necesidad de dejar los hidrocarburos en el subsuelo. Leer más >>

Loteo con beneficios

Mañana comenzará a tratarse en el Congreso de la Nación el proyecto de reforma de la Ley 17.319 de Hidrocarburos que impulsan el Gobierno Nacional y la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi). En resumidas cuentas, el objetivo es dinamizar el mercado hidrocarburífero a través de la estandarización de la legislación y los contratos para atraer la inversión externa. Una receta que marca continuidades con otras políticas iniciadas en la década de los ’90, sostenidas en los años siguientes, y con las reformas promovidas por el Departamento de Estado de EE.UU. en Este de Europa para viabilizar la explotación de yacimientos de gas y petróleo de esquistos. Leer más >>




Observatorio Petrolero Sur | OPSur
Miembro de la red internacional del sur global Oilwatch.
Miembro de la publicación latinoamericana Energía y Equidad.
Por una Argentina libre de fracking.

(+54) 11 4373-6304

Buenos Aires, Argentina

BUENOS AIRES - DIFUSIÓN.

JORNADAS LATINOAMERICANAS DE SANIDAD MILITAR Y SOCIEDAD
22 de octubre - 24 de octubre



Del 22 de octubre a las 9:00 al 24 de octubre a las 18:00
Escuela de Defensa Nacional Maipú 262, Buenos Aires
Armando Mario Perichon

DIFUSIÓN.


DIFUSIÓN.


Buenos Aires, 21 de octubre de 2014

EN EL MARCO DE LA SENTENCIA POR EL JUICIO “LA CACHA”
LA SECRETARÍA DE DERECHOS HUMANOS DE LA NACIÓN SEÑALIZARÁ
EL EX CENTRO CLANDESTINO DE DETENCIÓN “LA CACHA” Y EL EX DESTACAMENTO DE INTELIGENCIA 101 DE LA PLATA


La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación -a través de la Red Federal de Sitios de Memoria- señalizará el próximo VIERNES 24 de OCTUBRE el ex centro clandestino de detención “La Cacha” y el ex Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército en la ciudad de La Plata, por su funcionamiento durante el terrorismo de Estado.
La primera señalización será a las 11horas en la Ruta provincial Nº 36 y Calle 197, Lisandro Olmos, en el acceso al ex centro clandestino de detención. La segunda tendrá lugar a las 15, en Calle 55 entre 7 y 8, de la ciudad de La Plata, donde funcionó el Destacamento 101.
Organizados por esta Secretaría junto con su par de la provincia de Buenos Aires y la Mesa por la Memoria, la Verdad y la Justicia de La Plata, los actos contarán con la presencia de funcionarios y legisladores nacionales y provinciales, sobrevivientes, familiares de detenidos-desaparecidos, ex presos políticos, organismos de derechos humanos y agrupaciones políticas y sociales locales, entre otros.
Estas marcaciones se organizan en el marco de la sentencia del juicio por los crímenes relacionados con “La Cacha”, que tendrá lugar este mismo viernes 24, a las 18 horas, en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 1, ubicado en Calle 4 entre 51 y 53.
Una vez concluidos los actos de señalización, desde el ex Destacamento 101 partirá una marcha hacia las puertas del tribunal, para acompañar la lectura del veredicto.
El Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército y el ex centro clandestino de detención “La Cacha”.
Desde el Destacamento de Inteligencia 101, dependiente del Comando del Primer Cuerpo de Ejército, se diseñó, controló y ejecutó el accionar represivo ilegal del Estado en el partido de La Plata y otras localidades bonaerenses a partir de 1975 y, de manera sistemática, en el marco del plan de terror y exterminio implementado por la última dictadura cívico-militar (1976-1983).
El Destacamento 101 coordinaba las tareas de inteligencia para el secuestro de hombres y mujeres perseguidos por su militancia política, social y sindical. Estas tareas incluían la ejecución de los operativos ilegales de detención, el traslado a centros clandestinos, la realización de interrogatorios bajo tortura y la determinación del destino final de las víctimas, que podían ser derivadas a cárceles, asesinadas o desaparecidas.
Según investigaciones judiciales, este Destacamento  también comandó la represión en el ex centro clandestino de detención “La Cacha”, donde sobrevivientes reconocieron a miembros de su personal civil de inteligencia a cargo de los interrogatorios, las guardias y la aplicación de torturas. Según testimonios y fuentes judiciales, “La Cacha” funcionó desde mediados de 1976 hasta fines  de 1978 y se estima que por allí pasaron más de doscientas personas.
Algunos de los crímenes cometidos en “La Cacha” están siendo juzgados por el Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata desde diciembre de 2013, juicio que concluye con la sentencia del próximo viernes. La causa tiene 21 imputados, 13 de los cuales eran miembros del Destacamento 101.

La política nacional de señalizaciones
La preservación y señalización de los ex centros clandestinos de detención y otros espacios vinculados con la represión ilegal hace visible la función que cumplieron durante el terrorismo estatal y expresa en el espacio público el compromiso del Estado democrático de dar a conocer y condenar estos crímenes, impulsar el juzgamiento de sus responsables, garantizar la protección de los sitios de memoria por su valor testimonial y judicial y hacer efectivo el reconocimiento a las víctimas y sus familiares.
La Red Federal de Sitios de Memoria es un organismo interjurisdiccional que, con la coordinación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, articula la gestión de políticas públicas de memoria entre el Poder Ejecutivo Nacional y las áreas estatales de derechos humanos provinciales y municipales, con la participación de los familiares de las víctimas, sobrevivientes y organismos de derechos humanos.
Área de Sitios de Memoria / Coordinación Red Federal de Sitios de Memoria
Secretaría de Derechos Humanos
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos
Presidencia de la Nación
Av. Del Libertador 8151 (Espacio Memoria y Derechos Humanos ex ESMA)
(C1429BNB) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfonos: (011) 4701-1345 / 4702-2311. Internos: 125 ó 127
E-mail: sitiosdememorianacion@gmail.com / sitiosdememoria@jus.gov.ar
Web: www.jus.gob.ar/derechoshumanos/red-federal-de-sitios-de-la-memoria