14 de agosto de 2017

LOS LIBROS QUE NO SE PRENDIERON FUEGO.

Los libros que no se prendieron fuego 
14 de agosto de 2017
Juan Carlos Simo @jsimo_lavoz
En La Biblioteca Roja, Tomás Alzogaray Vanella, Gabriela Halac y Agustín Berti analizan el valor de los libros y cómo su materialidad es portadora de distintos sentidos. El libro reconstruye la experiencia de desenterrar una biblioteca ocultada hace 40 años antes del exilio.

Gabriela siempre había pensado que su padre había quemado la biblioteca roja en torno al golpe del 24 de marzo de 1976. Pero había sido en realidad mucho antes: en 1963, cuando después de salvarse de un allanamiento llevó los libros hasta el campo familiar de Agua de Oro y los incineró.

Tomás creció con el relato familiar de la biblioteca roja enterrada en el patio la casa de Córdoba antes del exilio en México. Cuando comenzó la búsqueda, lo hizo en un lugar equivocado, como si la memoria que había reconstruido con sus padres se hubiese movido.

BAJO TIERRA. La biblioteca que esperó 40 años

De esos desplazamientos está hecho el camino que lleva a La Bilioteca Roja. Brevísima relación de la destrucción de los libros, que se presenta mañana lunes en Documenta/escénica. El texto es uno de los productos de un proyecto inconmensurable que incluyó, con la participación del Equipo Argentino de Antropología Forense, la recuperación de la biblioteca que hace 40 años habían sepultado en su patio Dardo Alzogaray y Liliana Vanella, poco antes de dejar el país.

El hijo de la pareja, Tomás Alzogaray Vanella; Gabriela Halac, cuyo padre José fue quien quemó la biblioteca en las Sierras Chicas; y Agustín Berti, investigador de la Universidad Nacional de Córdoba son los autores y protagonistas de esta experiencia en múltiples planos que indaga sobre el valor de los libros y de cómo su materialidad es portadora de distintos sentidos.  El de los libros que son quemados para preservar la vida; el de los que fueron enterrados, como en el caso de los historiadores Alzogaray y Vanella, y transformados en objetos únicos por el acto del ocultamiento bajo tierra y el paso del tiempo. Hoy condensan una historia particular, la ocurrida en ese patio, y la del país, la de una época.

“La historia de las cosas es también una historia de violencias (...) Así como la memoria y el pensamiento se constituyen a partir de olvidos y recuerdos, la cultura se edifica sobre la destrucción y la preservación de distintos artefactos”, apunta en el libro Berti.
LIBROS RECUPERADOS. La tarea de los antropólogos (Gentileza Gabriela Halac y Rodrigo Fierro).
LIBROS RECUPERADOS. La tarea de los antropólogos (Gentileza Gabriela Halac y Rodrigo Fierro).

Presentación. El libro La Biblioteca Roja. Brevísima relación de la destrucción de los libros, de Agustín Berti, Gabriela Halac y Tomás Alzogaray Vanella, se presenta este lunes a las 19.30 en Documenta/escénica (Lima 364), con la participación de Alejandro Dujovne.
En La Biblioteca Roja... se leen las entrevistas que brindaron Dardo (fallecido en septiembre del año pasado) y Liliana donde reconstruyen la decisión de salvaguardar sus libros, enterrándolos en un pozo de cal, mientras otros de su generación los quemaban. O los quemaba el represor Luciano Benjamín Menéndez.

“Hay algo entre la destrucción de una persona y su subjetividad y la destrucción de una biblioteca. Los libros ocupan un lugar físico que sigue siendo subjetivo”, reflexiona Halac.
En la crónica de la búsqueda de la biblioteca en el patio, financiada por el proyecto Plataforma Futuro, del Ministerio de Cultura de la Nación, se detallan los trabajos realizados en enero de este año, hasta la aparición de los libros. ¿Libros u objetos? La indagación desemboca entonces en otro rumbo, porque aquello que originalmente fue libro, uno entre varios de una serie reproducida industrialmente, ahora es único, una cristalización de todo ese proceso destructivo (de la tierra, del tiempo, pero también de la violencia política).

“El problema es que éstos ya son objetos únicos, más allá de que el título esté disponible en librerías o bibliotecas. Ya no se trata de rescatar el objeto libro para ponerlo en estante y que alguien lo lea, más bien es rescatar ese proceso de lo que pasó. Por eso esto se constituyen en objetos únicos, con otro valor”, les explica a los investigadores Julia Varella, conservadora de papel. Ella fue una de las fuentes consultadas en el proyecto que desarrolló el trío Halac-Alzogaray Vanella-Berti para tratar de resolver el resultado de esas preocupaciones iniciales sobre la recuperación de una biblioteca enterrada.

Tomás cuenta que el 11 de enero, cuando ya estaban ante los 16 paquetes surgidos del propio patio de la vivienda familiar, sufrió una crisis porque no tenía en claro qué estaban haciendo en ese momento. Paradojas de la experiencia: si al principio no sabían si encontrarían algo, ahora que lo habían hecho, surgían nuevas preguntas.
Gabriela relaciona la idea de una fosa común con la del pozo en la que estaban los libros. “Eran libros, pero era como estar ante cuerpos”, dice.
La biblioteca recuperada. Gabriela Halac, Tomás Alzogaray y Agustín Berti. (La Voz/ RAMIRO PEREYRA).
La biblioteca recuperada. Gabriela Halac, Tomás Alzogaray y Agustín Berti. (La Voz/ RAMIRO PEREYRA).

La participación de los miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense acentúa  esa relación. Ana Sánchez, integrante de esa entidad, escribe para los autores de libro una reflexión que permite entenderlo:  “Excavar la biblioteca significó desde un primer momento el encuentro con una experiencia nueva, impensada. Significó tratar esos libros como cuerpos. Exhumar la biblioteca de una persona es, en última instancia, similar a desenterrar los restos de alguien que eventualmente ‘desapareció’: tanto los huesos como los libros nos hablan de alguien, de una identidad compleja, emocional, política y social. Es el descubrimiento per se el que tiene este valor socio-político que excede cualquier significado que pudieran otorgarle sus parientes o sus dueños”.

Ahora, los autores de la Biblioteca Roja… buscan ampliar la experiencia integrando nuevos testimonios de bibliotecas quemadas o enterradas. Por eso, en la presentación del texto que edita Documenta/escénica, intentarán registrar otras voces sobre procesos en los que los libros fueron epicentro de estos desplazamientos entre la violencia política y la construcción de la memoria.
Fuente:LaVoz

OTRO ATAQUE A LA MEMORIA.

Otro ataque a la memoria 
Por Sebastián Osinaga
13 agosto, 2017 
Esta vez ocurrió en la ex Mansión Seré, donde pintaron cruces esvásticas en los restos de ex centro clandestino de detención. H.I.J.O.S denunció la vandalización y pidió una “respuesta efectiva” por parte de la Justicia para evitar otros hechos.

Lomas de Zamora, agosto 13 (AUNO). -El ex centro clandestino de detención (CCD) y Casa de la Memoria Mansión Seré fue vandalizada con dibujos de cruces esvásticas en las excavaciones y las organizaciones de derechos humanos denunciaron que esto confluye con “el desprecio hacia la lucha por la verdad por parte del Gobierno”.
En comunicación con AUNO, Juan Gabriel de Iriarte, miembro de H.I.J.O.S de La Matanza, confirmó que la agrupación hizo la denuncia por el ataque realizado el jueves por la madrugada y que espera una “respuesta efectiva” por parte de la Justicia para evitar “otros actos violentos contra la memoria”.
“Este acto cobarde se da en el marco de un claro retroceso en la política de derechos humanos por parte del gobierno nacional. Desde que llegó al poder la derecha, lo único que hizo fue sacar presupuesto a todo lo relacionado con la búsqueda de la verdad y demonizar a los que militamos”, acusó Iriarte.
Por su parte, Pablo Pimentel, miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), lamentó este hecho que “indudablemente es incitado desde la clase política que nos gobierna” porque “se están dando muchos eventos de estas características”.


Pimentel sostuvo que la Mansión Seré es “importante” en la lucha por la memoria porque es “uno de los centros clandestinos de detención más importantes de la zona”, y junto a la base aérea de Morón, formó parte “del aparato represor de la Fuerza Aérea”.
La Mansión Seré, ubicada en Morón, fue construida en 1900 por una familia de inmigrantes vascofranceses; en 1949 fue comprada por el Estado; y en 1966 pasó a ser el casino de oficiales de la Fuerza Aérea.
A partir del golpe de 1976, entre el 1977 y 1978, funcionó como centro clandestino de detención, en donde se dio la única fuga de detenidos durante la última dictadura militar-cívico.
description
Luego de la huida de los prisioneros, la Fuerza Aérea dinamitó el edificio con el objetivo de no dejar pruebas y trasladó a los detenidos restantes a la base aérea de Morón, para ser llevados a los “vuelos de la muerte”.
En 2000 fue declarado como espacio de la memoria, el primero en su tipo en Latinoamérica; y en ahora en el mismo predio funciona también el parque recreativo y deportivo Gorki Grana.
El director Adrián Caetano, en el 2006, realizo la película “Crónica de una fuga”, la cual relata la historia de las personas que escaparon de este centro ilegal de detención. Fuente:AUno


DIFUSIÓN.

El Gobierno suspendió el recuento de votos cuando faltaba cargar un 5% de las mesas de toda la provincia. Mayoritariamente, pertenecen a la primera y a la tercera secciones electorales. En la tercera, CFK ganó por 10 puntos. ¿Cambiemos suspendió el recuento porque perdía? (Leer nota
Elecciones 2017
Irregularidades y empate técnico en la provincia de Buenos Aires (Leer nota)
Hacia un frente antimacrista: el mandato de las urnas (Leer nota)
¿Cómo se renovará el Congreso? (Leer nota)

APU TV
Luis Machin: "Macri es uno de los peores presidentes y actores que hemos tenido" (Leer nota)
Teresa Parodi, sobre Maldonado: “El Estado tiene la misma respuesta que tuvo la dictadura y es inaceptable” (Leer nota)
LO MÁS LEIDO DEL MES
Yasky: "Llevamos a las bancas el mismo programa que tenemos en la calle"
Teresa Parodi, sobre Maldonado: “El Estado tiene la misma respuesta que tuvo la dictadura y es inaceptable”
Peajes: El Grupo Macri ganó un millón de pesos por día por los aumentos decretados por el Gobierno
Para comunicarse con APU:
agenciapacourondo@gmail.com

13 de agosto de 2017

ROSARIO: DESDE EL VIERNES ESTÁ EN LA CALLE EL ESLABÓN Nº 132.


UN RECUERDO PARA PATRICIO ECHEGARAY.

Fallece presidente del Partido Comunista argentino, Patricio Echegaray 
La embajada de Cuba en Argentina, en nombre de todo el pueblo cubano, lamentó profundamente el deceso del destacado líder comunista
Autor: Prensa Latina | internet@granma.cu 
10 de agosto de 2017 
BUENOS AIRES.— El Partido Comunista de Argentina expresó aquí su más sentido dolor por el fallecimiento de su presidente, Patricio Echegaray, quien falleció el miércoles a los 70 años.
Patricio Echegaray, presidente del Partido Comunista argentino. Foto: Tomada de Cubadebate
Víctima de una enfermedad que lo mantuvo resistiendo hasta el último minuto de su vida, Echegaray ejerció la Secretaría General del Partido Comunista desde 1987, siendo su presidente durante el último año. En el año 2000, fue electo legislador de la Ciudad de Buenos Aires, apuntó en un comunicado esa organización política.
Nacido en Jáchal, en la provincia de San Juan, abrazó la militancia comunista desde muy temprana edad, siendo estudiante secundario y militó durante toda su vida en el comunismo.
Durante su trayectoria fue dirigente estudiantil en la Universidad Nacional de San Juan, y de la Confederación General del Trabajo en su provincia natal. En 1980 fue elegido Secretario General de la Federación Juvenil Comunista y nueve años más tarde asumió como Secretario General del Partido Comunista, recordó esa organización.
Impulsor del histórico XVI Congreso que determinó el viraje revolucionario del PC, Echegaray se involucró activamente en los procesos revolucionarios y de integración en la región, como la revolución Sandinista en Nicaragua y El Salvador, la lucha de la guerrilla de las FARC-EP en Colombia y la Revolución Bolivariana de Venezuela.
Patricio Echegaray junto a Fidel Castro, compartiendo en el despacho del líder histórico de la Revolución Cubana. Foto: Tomada de Cubadebate
mbién con la Revolución Cubana durante el período especial y después, donde forjó una sólida amistad y colaboración política con el líder histórico Fidel Castro, agregó el PC.
Sus restos serán velados hoy en la sede del Comité Central del Partido Comunista, señala el texto, firmado por el secretario general de ese brazo político, Víctor Kot, y por el secretario de Relaciones Internacionales, Jorge Kreyness.
La embajada de Cuba en Argentina, en nombre de todo el pueblo cubano, lamentó profundamente el deceso del destacado líder comunista, 'entrañable y fiel amigo de Fidel y de la Revolución cubana'.
Hasta siempre querido amigo. Hasta la victoria siempre Patricio, difundió la embajada en una nota. La muerte de Echegaray causó un hondo pesar también dentro del Movimiento de Solidaridad con Cuba (MasCuba) y del Club Argentino de Periodistas Amigos de Cuba, que lamentaron su profunda pérdida en momentos tan necesarios en la batalla de ideas y en la lucha por la resistencia y la liberación en América Latina.
Patricio Echegaray en un evento sobre la Revolución Socialista de Octubre. A su derecha, el destacado intelectual argentino Atilio Borón. Foto: Tomada de Cubadebate
Fuente:Gramma

LA HIJA DEL COMISARIO ETCHECOLATZ EN EL ENCUENTRO DE TERRITORIOS CLÍNICOS DE LA MEMORIA.

13 de agosto de 2017 
La hija del comisario Etchecolatz en el encuentro de Territorios Clínicos de la Memoria 
“No le permito más ser mi padre” 
Mariana Dopazo se cambió legalmente el nombre tras una elaboración de teinta años. Psicoanalista y docente universitaria, contó el proceso y sus estremecedoras etapas hasta llegar a su desafiliación del peso del terror.
El pequeño auditorio de La Tribu sirvió de espacio protector para su voz. “Para nosotras es fundante pensar esto –dijo Mariana Dopazo– somos dos ex hijas de genocidas”. Supresión. Sustitución. Terror. Dos por uno. El contexto fue un encuentro organizado por el colectivo Territorios Clínicos de la Memoria, un proyecto coordinado por la psiconalista Fabiana Rousseaux, integrado por actoras centrales en políticas públicas de memoria, verdad y justicia hasta diciembre de 2015. Mariana, que también es psicoanalista y docente universitaria, se sumó al espacio para presentar la historia de desafiliación del nombre de su progenitor, el emblemático excomisario Miguel Etchecolatz, protegida y atajada por el encuadre. La propuesta tuvo de fondo la impensada irrupción en el escenario público de los hijos e hijas de genocidas luego del fallo del dos por uno de la Corte. Ojalá los supremos entiendan que esas palabras estuvieron dirigidos a ellos. Mariana, que es sólo una de las representantes de esos hijxs, comparó el fallo con lo que ocurrió en sus casas con la sanción de las leyes de impunidad, con los temblores provocados por la actualización de un terror siempre presente, un día en el que –en sus palabras– “la justicia se convirtió en injusticia”.

En 2014, Mariana Dopazo presentó un escrito ante un juzgado de Familia para pedir el cambio de apellido. Le tomó un año escribirlo y treinta elaborarlo. Había un antecedente, el pedido de 2004 presentado por quien ahora es Rita Vagliati, hija del comisario Valentín Milton Pretti, de la Bonaerense. Rita también estuvo en el escenario en La Tribu. Las puntuaciones de ambos escritos dispararon la discusión en clave de casos y de clínicas, con textos que contienen tres momentos, etapas bien distintas del proceso de justicia, cuyas marcas se ven reflejadas en las presentaciones y sentencias. Y esta otra tercera etapa con la lectura de todo eso en el presente.

“Yo ahí dije que tuve que perder el miedo –explica Mariana a la sala– y adquirir cierta madurez. Esa madurez no aludía a una cuestión cronológica, sino al miedo que supieron imprimir los genocidas con todos sus actos dentro de nuestras familias. Y no sólo en nosotros sino en toda la sociedad. En este sentido, el desafiante dos por uno, de mayo de 2017, fue un día en el que la justicia se convirtió en injusticia. No sólo desde lo personal, sino desde el horror porque vuelve actuales las heridas. Las pérdidas. Los duelos. Y en ese sentido, esa justicia que se tornó injusticia hizo que todos nos levantemos para decir que no”.

El encuentro que se dio en llamar Genocidio y Filiación sumó en la mesa a Rita, a la psiconalista Patricia Salvetti, a Rousseaux y a Diego Morales del Cels. Se trabajó alrededor de la idea de la Ley. La Ley como metáfora en juego ante el 2 x1, pero también como aquello más plástico que se desplaza detrás de la sustitución de los nombres, estructura central para la constitución del sujeto del psicoanálisis y, entonces, estructura central de lo social. Un lugar de la “Ley” a la que la mesa decidió salir al rescate como metáfora para explicar aquel piso que ya no se mueve, lo que el 2 por 1 mostró de pacto social.

“Una ley –dijo Mariana– normativizadora y prohibidora pero que en esa misma prohibición también implica la posibilidad de crear una otra positividad”, en un proceso, para ella, de más treinta años”.

“Gracias por acompañarnos”, arrancó en el comienzo. “Con Rita tomamos una decisión: voy a tomar la palabra en nombre de las dos a pedido de ella. Además de lo movilizante, todo esto implica una marca que no se va borrar y aparece cada vez que volvemos a pasar por estos lugares porque lo emotivo del terror, específicamente, nos atraviesa con una actualidad siempre vigente”.

Mariana leyó casi cuarenta minutos. “Todo lo que podemos articular hoy aquí gira, para nosotras dos y para la mesa también, en una plataforma trágica, sistemática y calculada, denominada por todos nosotros –ayer y hoy– terrorismo de Estado. Que se subroga sobre su base: el horror siniestro, la muerte, el terror, la desaparición, la tortura, la apropiación, la vejación, el mal. Y así con todo esto, el borramiento más absoluto de las diferencias. Lo perverso. Y todo esto fue hecho por parte del Estado nacional. El borramiento del otro, justamente, por sus ideas”.

La mesa trabajó con los escritos judiciales como excusas. Un encuadre para pensar algo entorno a lo impensado de la voz pública de los ex hijos de genocidas. Y un encuadre para pensarlos en el contexto central del 2 por 1. Como dijo Rousseaux, “un hecho sin antecedentes en el mundo que muestra lo que significó a nivel social el impacto del 2 por 1, con la irrupción de la presencia de los hijos de genocidas, como ellos se denominaron. Frente a un Estado que por supuesto todos sabemos que está dispuesto a avanzar de modo negacionista con una política que se contrapone, ni más ni menos, a la palabra de los hijos de los genocidas para denunciarlo”.

Allí, Mariana tomó la palabra. La sala llena. Muda. Al fondo otras hijas como ellas. Otras amigas. También sobrevivientes del circuito Atlético, Banco, Olimpo. Del Vesubio. Del Circuito Camps. Hijos de desaparecidos. Una nieta con su cámara de fotos. Exiliados y psicoanalistas. Periodistas incapaces de tomar un sólo apunte con la pretensión de una síntesis imposible ante un texto que se oye por primera vez.

“Lo que van a escuchar habla de dos recorridos particulares para desafiar, para suprimir y sustituir un legado que entendemos trágico. Sangriento. Y horroroso”, dijo Mariana. “No solamente son historias personales. Si se tratara de dos historias personales, todos tenemos nuestras historias. Las nuestras exceden lo personal porque nos atravesó una dimensión ética y responsable que iba mas allá de ese padre porque entendemos a la violencia en su sesgo más inhumano llevado acabo por estos genocidas”. “Acá hay dos escritos y dos respuestas de la Justicia que no resarcen el dolor. No devuelven las vidas robadas. Ni a los desaparecidos. Ni a los niños apropiados. Ni tampoco el olvido de la mirada de los torturadores con sus víctimas. En nuestro caso se trató, y se trata, de construirnos una identidad que esté acorde con nuestros ideales. Con nuestras convicciones. Convicciones que tenemos, que sabemos y sentimos muy fuerte desde hace muchos años que es que estructuralmente somos diferentes a los progenitores”.

Mariana siguió adelante. La sala en silencio. A partir de ahí leyó unos pocos fragmentos de lo que le presentó a la justicia para explicar su decisión. Puntuaciones, las llamó.

“Mi progenitor es conocido públicamente por su participación en la dictadura cívico-militar”, dijo. “Y actualmente se encuentra condenado a reclusión perpetua por delitos de lesa humanidad. Con el advenimiento de la democracia, en 1983 se ordenó su captura y enjuiciamiento, hechos que permitieron tomar un poco de distancia del ambiente de desinterés, violencia, intolerancia y desapego que reinaba en la casa. Pero las huellas de la memoria no se borran. Y llevar su apellido resultó una pesada carga, cuya supresión y sustitución será de la mas estricta justicia para reparar tanto dolor y tanto quiebre personal durante tanto tiempo”.

La sustitución del apellido paterno, continuó, “es del orden de la posibilidad en tanto me permite sostener mi persona como sujeto para pasar a tener, justamente, lo que sí me representa: el apellido de mi madre y de abuelos maternos. Pero mi identidad no estaría integrada hasta no suprimir y sustituir el apellido paterno. Si bien la conocida y deshonrosa conducta de mi ascendente resulta suficiente razón para la posibilidad que se formula, lo cierto es que existen numerosos causales que también son justos motivos”.

El escrito enumera esos justos motivos en el ámbito personal, que Mariana no leyó. “Pero además, explica que mi conducta fue y es opuesta a la suya. No existiendo el más mínimo grado de coincidencia del susodicho. Mas por el contrario, resulta su historia repugnante a la suscripta sin ánimo de dolor y vergüenza. No ha habido ni hay nada que nos una. Y he decidido con esta solicitud ponerle un punto final al gran peso que para mi significa arrastrar un apellido teñido de sangre y horror ajeno a la constitución de mi persona porque nada emparente mi ser, mi patronímico al de un genocida. He sobrellevado con angustia esa historia. He sobrellevado ese baldón, aún usando el apellido de mi esposo, pero mi identidad no será verdadera hasta tanto mi nombre no sea limpiado del apellido de mi progenitor”.

La ley a los seres que somos humanos nos regula, nos protege y nos prohíbe, dijo Mariana. “Y yo entiendo esa prohibición como la posibilidad de habilitar otra cosa”. En ese sentido recordó que su apellido hasta ese momento la emparentaba con “el horror, el genocida, la desaparición de las personas, la violencia y con la época más trágica que le ha tocado vivir a este país. Como persona individual y única tengo derecho a que ese apellido no sea el que me represente porque ninguna relación tengo ni con la ideología, por supuesto, ni con los delitos cometidos”.

Continuó enseguida con la historia de Rita. Ambas se conocieron hace pocos meses en el marco de una entrevista. Rita subió al escenario porque Mariana se lo pidió. Subite, le dijo. Hacéme de objeto contrafóbico.

“Soy la hija de un torturador y por eso quiero cambiarme el apellido”, le dijo Rita un día a la Justicia en 2005, según Mariana ahora leyó. “Quiero terminar con este linaje de muerte. Y no acepto ser la heredera de todo este horror. Los apellidos son símbolos y el mio es muy oscuro, lleno de sangre y de dolor. Tomar esta decisión me sirvió mucho, hizo que desbloqueara miedos y angustias que guardo desde hace mucho tiempo y tiene que ver con toda mi historia familiar. Pienso que así, como en mi caso, puede haber muchos hombres y mujeres en esta situación. Jóvenes. Hijos de personeros de la dictadura militar que podrían tomar esta posición, romper con el linaje del apellido, un estigma que se coagula detrás de las letras del nombre. Mi situación y mis vivencias me hacen pertenecer a una comunidad de militantes que luchan cotidianamente por cambiar este mundo injusto y bárbaro”. Es claro, agregó, “que mi planteo no es sólo jurídico sino político, en tanto afirmo que no quiero pertenecer al mundo de mi padre y de tantos otros como él. Quiero poder elegir y para eso siento que tengo la responsabilidad de desligarme de su mundo”.

El caso permitió que la sala lograra ver qué pasó al interior de las familias con el advenimiento de la democracia pero también con la sanción de la Ley de Obediencia Debida y Punto Final.

Para la primera democracia, decía Rita, “parecía que el país estaba mucho mas conmovido con todo lo que poco a poco se iba conociendo. Había necesidad de muchos sectores de exigir justicia, de contar el horror y sacudirse los miedos. Los juicios a las Juntas y a los jefes de policías significó un acercamiento inevitable hacia la verdad, por fuera de los relatos familiares. Cuando se estrenó La Noche de los Lápices fui al cine con una amiga. Me acuerdo que me impactó muchísimo. Salí llorando. Terriblemente angustiada. Había algo de los personajes que hacían de torturadores que me eran tremendamente familiar”.

A Mariana se le cayeron unas lágrimas en ese momento. “La ley de obediencia debida y punto final terminó de destruir al país y a mi familia.

Para nosotros significó extender y profundizar la locura familiar. Los maltratos. Las mentiras. Los miedos. El doble discurso, las disociaciones –explicó y llegó a uno de los momentos centrales de esa noche–: El puede decidir pasearme libremente por el horror con la intención de convertirme en su cómplice y con la intención que lo perdone. Pero no puedo, no hay forma de que olvide. No puedo perdonarle, que me acaricie con la mismas manos con las que torturó y asesinó”.

Y Mariana vuelve a llorar. La sala parece seguirla. Mariana dice que Rita escribió que no puede perdonar que su progenitor haya torturado y matado. Y “tampoco puedo dejar de sentir la relación que hay entre sus crímenes y lo que hubo en mi familia. No puedo perdonarle que desee torturar y matar y nos haya tocado a mi y mis hermanos. Nos haya hecho upa o acariciado”.

En 2005 cuando todavía no habían empezado los nuevos juicios orales, Rita le decía a la justicia que había 4000 luchadores populares procesados por la justicia, que en los barrios pobres de la policía mata por portación de cara. Y habló de la fábrica de pobreza. Jorge Alemán escuchó en la sala en su doble condición de exilado y tótem del mundo psi. Le preguntó a Mariana por algo de cercano a una habilitación. “Ustedes, eso que llaman aparato psíquico o trabajo del duelo o deseo de otra cosa, ¿eso de dónde surgió, en donde encontraron ustedes la vía de acceso a semejante decisión?”

Pavada de pregunta, respondió la sala, entrenada. Mariana dijo: “Hace muchos años tal vez no hubiese podido responder como ahora”. Habló de su trabajo de psicoanálisis de años, con el acceso a un eslabón final “que tiene que ver con un cierre o una apertura: la caída del ciertos significantes pero para entenderlo, cuando uno habla de la caída tiene que haber algo del otro lado: sino uno cae al vacío. En mi caso trabajé fuertemente. Eso es una decisión. Fue permitirme –porque ya no lo tengo más– tuve hipotecada una porción de psiquismo y de mi vida, no toda, por los avatares en los cuales me vi implicada no por decisión propia sino de un Otro, que mas allá de que sea un genocida, en este caso es pertinente porque estamos en este espacio, pero tiene que ver con que todo ese trabajo de muchos años tiene un cierre donde lo cuento así: no le permito más ser mi padre. Soy yo la que no permito. Nunca más. Ese fue el punto final. Porque uno podría decir que hay justos motivos, pero la cuestión de raigambre más personal tiene que ver en mi caso con esta frase: No le permito más ser mi padre. Yo no se lo permito”. Y será.
Fuente:Pagina12

LA PAMPA: "ES UN JUICIO HISTÓRICO".

“Es un juicio histórico” 
EL CASO DE LA SUBZONA 14 II 
13/08/2017
El secretario de Derechos Humanos de La Pampa, Antonio Curciarello, cuestionó la política de derechos humanos del gobierno nacional, destacó la realización del segundo juicio de la causa Subzona 14 en el Tribunal Oral Federal de Santa Rosa y reclamó la aparición con vida de Santiago Maldonado, el joven desaparecido en Chubut durante la represión de Gendarmería contra los mapuches.
“El juicio de la Subzona 14 II es un hecho histórico para nuestra provincia, pero no solo por la cantidad de víctimas (240) y acusados (18), sino también porque se puede sentar en el banquillo de los acusados a (Luis Enrique) Baraldini que en el primer juicio estuvo prófugo y porque las responsabilidad por los hechos que se juzgan derivan de aquel debate realizado en 2010, a partir de los testimonios”, afirmó el funcionario.
El secretario se refirió así al ex jefe de la Policía de La Pampa durante la dictadura cívico militar que estuvo prófugo de la justicia federal desde el año 2003 y fue detenido en diciembre de 2001 en Bolivia y expulsado a la Argentina para ser juzgado por delitos de lesa humanidad. Entre 1976 y 1979, Baraldini se destacó, además, como jefe operativo de la Subzona 14, teniendo a su cargo el centro clandestino de detención en la comisaría Primera de Santa Rosa.
Curciarello también destacó la importancia del juicio que comenzará el 29 de agosto, después de tantas demoras, al resaltar que “al igual que el anterior, son identitarios para con nuestra provincia, dado que se revoca aquella idea de que La Pampa fue una isla, sino todo lo contrario”. Las primarias audiencias del juicio se desarrollarán en el Colegio de Abogados de esta capital el 29, 30 y 31 de agosto y continuarán en septiembre los días 1º, 13 y 14. 
– ¿Por qué se demoró tanto la llegada del segundo juicio, el cambio de gobierno nacional tuvo algo que ver?
– No lo sé, no me animo a confirmar eso. Sí está claro que el gobierno de (Mauricio) Macri ha generado un clima político para las excarcelaciones a los genocidas, para que se dé el fallo del “2×1”. Concretamente con relación a este juicio, se tardó en Casación en confirmar la composición del tribunal, más algunas otras cuestiones que han demorado el inicio del debate, pero ya está fijada la fecha y eso es lo más importante.
– ¿Cómo analiza la política de derechos humanos del gobierno y lo que sucede con Santiago Maldonado, desaparecido en Chubut?
– Está claro que el Estado nacional debe garantizar la aparición con vida de Santiago Maldonado y dejar de operar a través de los grandes medios con versiones falsas como que lo vieron en una estación de servicio. Es inadmisible, si es que así se confirma, que en plena democracia haya desaparecidos por el accionar del propio Estado. El problema es que desde el gobierno nacional se tiene una política represiva de cuanta manifestación popular haya, sea de trabajadores, de organizaciones sociales, de pueblos originarios. En vez de solucionar el fondo de los problemas, los intentan a arreglar a palazos. Lo de Santiago es muy preocupante, por eso ayer (por el viernes) participamos de la convocatoria organizada por varias organizaciones políticas y sociales locales, que unánimemente exigimos la inmediata aparición con vida. 
Fuente:LaArena

MILAGRO SALA.

13 de agosto de 2017 
Charla y debate sobre Milagro 
En el marco de la muestra Construir un milagro, de Silvana Lánchez, que se exhibe en el Espacio Cultural de la Biblioteca del Congreso de la Nación, se realizará una charla-debate encabezada por la Diputada María Teresa García. El evento, que tendrá lugar el martes a las 19 en el Bar Piglia del Espacio Cultural (Alsina 1835), también contará con las exposiciones de la presidenta de la Organización Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas Lita Boitano, la abogada Elizabeth Gómez Alcorta, y Mara Brawer, integrante del Comité por la libertad de Milagro. La muestra de Lánchez está compuesta por fotografías que documentan las actividades llevadas adelante por Milagro Sala y el desarrollo de la Organización Barrial en las provincias de Jujuy, Mendoza, Buenos Aires y Chaco.
Fuente:Pagina12

DESAPARICIÓN DE SANTIAGO MALDONADO.

EL BOLSÓN 
Allanaron la casa de Santiago Maldonado 
El objetivo del operativo, efectuado por representantes de la Policía Federal, era el de encontrar elementos para orientar la búsqueda del joven 
domingo, 13 de agosto de 2017
San Carlos de Bariloche (NA) -  Efectivos de la Policía Federal allanaron  en la tarde de ayer la casa de la localidad rionegrina de El Bolsón en la que vivía hasta su desaparición el artesanoSantiago Maldonado, quien fue visto por última vez el primero de agosto pasado, cuando gendarmes realizaron un operativo en la comunidad mapuche de  Cushamen, en Chubut.
  
El procedimiento se realizó por una orden del juez federal de 
Esquel, Guido Otranto, y según trascendió, persiguió el objetivo de secuestrar "algunos elementos" que permitan orientar la búsqueda del artesano de 28 años, según informaron medios locales.
  
Los policías ingresaron a un predio del barrio Los Hornos donde Maldonado residió en los últimos meses, en el momento en el que un grupo de niños realizaba una actividad en una biblioteca pública.
El allanamiento en la residencia del joven desaparecido se realizó un día después de la 
marcha  y movilización que clamó por su aparición con vida. En diferentes puntos del país, miles de personas y agrupaciones de derehcos humanos -tales como Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, HIJOS Capital, Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS)-  pidieron que se intensifique la búsqueda bajo el lema "Exigimos aparición con vida de Santiago".
Desde el Gobierno nacional, la ministra de Seguridad continúa afirmando que no existe ningún indicio para confirmar el secuestro del artesano de 28 años por parte de la Gendarmería Nacional, que resulta la hipótesis más fuerte para la familia Maldonado. "Nuestro único objetivo es buscarlo a Santiago, así que necesitamos que se abran y no que se cierren, acá se ha plantado una idea de que a Santiago se lo llevó Gendarmería, Gendarmería desde el primer momento dijo que no se lo había llevado", expresó Patricia Bullrich. 
Fuente:ElIntransigente




12 agosto 2017 

El hermano de Santiago Maldonado: "falta que digan que me lo llevé yo" 
El hermano de Santiago Maldonado cargó contra la ministra Patricia Bullrich por la demora en la búsqueda del joven desaparecido. Leyó una emotiva carta en la multitudinaria marcha a Plaza de Mayo.
Miles de personas participaron este viernes de la movilización a Plaza de Mayo para reclamar la aparición con vida de Santiago Maldonado, el joven que fue detenido por Gendarmería el 1° de agosto pasado y que desde entonces permaneces desaparecido.
En el marco de la multitudinaria movilización Sergio, el hermano de Santiago cargó con dureza contra el gobierno de Mauricio Macri y en particular contra la ministra de Seguridad Patricia Bullrich. "El apoyo que estamos recibiendo de la gente es bárbaro, nada que ver con lo del gobierno que es todo un desastre lo que están haciendo" disparó Sergio sin ambages.
Y amplió: "dicen cualquier cosa. Falta que digan que me lo llevé yo"
Sergio también aseguró que la difusión en los últimos días del video de una cámara de seguridad en el que aparecería Santiago en un comercio en la provincia de Entre Ríos, "es una clara operación". "Son muy básicos, ven un video y lo difunden y no hace ni falta llamarme a mí para darse cuenta que el que aparece en el video no es mi hermano" advirtió.
De hecho, pocas horas después de que trascendieran las imágenes del video un joven de Entre Ríos advirtió a través de su cuenta en Facebook que el que aparecía era él y no Santiago.
La movilización a Plaza de Mayo fue convocada por Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, HIJOS Capital y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), entre otros.
Fuente:ElPatagonico



Noceti pasó por La Pampa 
EL CASO DE MALDONADO 
13/08/2017 
Mucho antes de estar en el centro de la escena por haber encabezado el operativo en el que fue desaparecido Santiago Maldonado en Chubut, Pablo Noceti también estuvo cerca de la represión: en el año 2010, el segundo de Patricia Bullrich asumió la defensa de dos represores en nuestra provincia, cuando se juzgaban los delitos de Lesa Humanidad cometidos durante la última dictadura en la denominada Subzona 14.
En su paso por La Pampa, Noceti defendió a Fabio Iriart -jefe militar y máximo responsable de la Subzona 14, quien fue acusado por 31 privaciones ilegales de la libertad y 26 casos de tormentos, aunque no pudo ser juzgado por problemas de salud- y a Néstor Omar Greppi, ex capitán y secretario general durante la dictadura. 
La defensa de represores pampeanos no fue una casualidad en la vida de Noceti, puesto que también ejerció la defensa en otros procesos de Lesa Humanidad, representando, por ejemplo, al ex policía Eduardo Angel Cruz uno de los cabecillas del circuito represivo Atlético-Banco-Olimpo.
Las definiciones de Noceti. 
Entre sus escritos de defensa a estos represores -refiere Horacio Verbitsky en un artículo publicado días atrás en Página 12- Noceti se manifiesta contra la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad, contra la nulidad de las leyes de impunidad y con planteos como que los delitos cometidos durante la dictadura eran “cosa juzgada” y en su condena “impera la legalización de una venganza”. 
“No extraña entonces que su gestión en el gobierno de Cambiemos se destaque por la brutalidad represiva y la desaparición de Santiago Maldonado. Pablo Noceti, integró hasta que fue designado jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, un estudio de abogados que defendió a Galtieri durante el Juicio a las Juntas”, explica Verbitsky. 
“Los abogados y colegas del funcionario, Alfredo Battaglia y Luis Fernando Velasco, son miembros de la Corporación de Abogados Católicos, y se refieren a los genocidas sujetos a juicios de lesa humanidad como ‘instrumentos de revancha y de represalia política’, y que constituyen “la legalización de una venganza, estructurada y diseñada en el poder político, desde el cual se pretende hacer un uso extorsivo del poder judicial al servicio de inconfesables intereses”, agrega.
Jefe de la represión.
El pasado 1 de agosta, Noceti estuvo a cargo del operativo represivo luego del que desapareció Santiago Maldonado y fue el encargado de dirigir la represión del 31 de julio a quienes se manifestaban frente al juzgado federal de Bariloche reclamando la libertad del líder mapuche Facundo Jones Huala. En esa represión intervino Gendarmería Nacional y el Grupo Especial de Asalto Táctico de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.
Alrededor de 100 efectivos de la Gendarmería ingresaron de manera irregular y violenta al territorio de la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, Departamento
de Cushamen, provincia de Chubut. 
Se conocieron luego las directivas de Pablo Noceti a través de un audio ampliamente difundido, donde, entre otras expresiones de una gravedad pasmosa, dice que “Con el RAM (Resistencia Ancestral Mapuche, grupo al que pertenece Jones Huala) no tenemos nada que dialogar. Lo único que vamos a hacer es judicializarlos, van a quedar todos presos”. Agrega que “los vamos a terminar de identificar a todos y a medida que los vayamos individualizando los vamos a ir deteniendo”
Fuente:LaArena


Domingo 13 de Agosto de 2017 
Una bandera para pedir por Maldonado en la escuela donde debería votar 
La primaria N°3, del partido bonaerense de 25 de Mayo, es el lugar donde debería presentarse el joven. Ya hace 12 días que está desaparecido. Filmus y Randazzo, los únicos que hablaron sobre el tema. 
Domingo 13 de Agosto de 2017 

La escuela primera N° 3, ubicada en el partido bonaerense de 25 de Mayo, es el lugar donde debe presentare Santiago Maldonado, pero ya van 12 días que está desaparecido cuando fue visto apoyando una protesta mapuche en la localidad de Cushamen, Chubut. 

Esta mañana, apenas iniciados los comicios, quienes se acercaron a esa escuela a votar se encontraron con una bandera que pide por la aparición con vida de Santiago Maldonado.  
Al votar, el candidato Daniel Filmus, le dedicó unas palabras y pidió por la aparición con vida de Maldonado: "La democracia esta golpeada porque hay un ciudadano que no puede venir a votar. 

Santiago Maldonado hoy no puede votar, y esperamos que se resuelva a la brevedad". Quien también habló sobre la desaparición de Maldonado fue Florencio Randazzo al decir que “sería bueno que Maldonado votase”. 

En tanto, en conferencia de prensa, María Eugenia Vidal no quiso responder a la pregunta sobre el joven desaparecido y le pasó al micrófono a Guillermo Montenegro, quien dijo que “estamos trabajando sobre el tema”.
Fuente:TiempoAr