10 de enero de 2017

LA PAMPA: HERMANAS BUSCAN SU MADRE BIOLÓGICA.

Hermanas buscan a su madre biológica 
10/01/2017 
Dos hermanas, apropiadas por un gendarme buscan a su verdadera madre. La mujer a la que le quitaron sus hijas entre 1973 y 1975 tendría hoy entre 60 y 65 años. Ambas luchan por romper el ocultamiento familiar. 

Laura y Lorena, son dos hermanas que podrían haber nacido en la zona de Macachín a principios de los ’70 y buscan a su madre. Ayer en diálogo con LA ARENA revelaron que parte de la familia de su apropiador, quien militó en Gendarmería, les ha dado las pistas que siguen hasta el momento. Pese a la insistencia, todavía luchan contra una cadena de ocultamiento basada en el miedo. 

Ambas fueron contactadas telefónicamente ayer y revelaron que orientaron su búsqueda en esta zona de La Pampa porque un familiar de los apropiadores les dijo que se comentó en el seno familiar que provenían de un pueblo de La Pampa. “Entre el 10 y 12 de diciembre pasado estuve con mi marido en Macachín y Alpachiri. Buscamos a una mujer a la que le hayan sacado dos hijas entre 1973 y 1975. Me entrevisté con médicos y enfermeras de los hospitales, pero sin resultados”, se lamentó Laura.

La historia. 
Laura reside en Mar del Plata y Lorena en Bahía Blanca, la primera contó que ella solo tiene recuerdos desde los seis años. “A los ocho años por casualidad escuché a mi supuesta madre admitir a una amiga que yo no era su hija y que mi verdadera mamá se llamaba María, pero recién ahora caigo”, reveló. Mientras Lorena aseguró que “tuvimos la confirmación en el 2014, pero siempre tuvimos indicios de que no éramos realmente hijas de ésta familia”. “Un tío, hermano del hombre que nos crió, nos dijo hace tiempo de que habíamos sido apropiadas, pero no nos pudo contar más porque enseguida le agarró un ACV y falleció. También una sobrina de ellos, nos contó que en la familia siempre se comentó que en una visita a los apropiadores se encontraron con dos niñas pequeñas pero que no coincidían con el tiempo de supuesta gestación en relación con otra hermana que si es hija del matrimonio. Estos son algunos de los indicios que nos confirman que fuimos apropiadas entre 1973 a 1975”, dijo Laura.

“Empezamos la búsqueda hace tres años a partir de estos testimonios familiares. Quien es nuestro apropiador se negó a hablar del tema, y su mujer, cuando le preguntamos, aceptó que no éramos hijas de ella pero también se negó a hablar y nos dijo que su secreto se lo lleva a la tumba”, agregó Lorena. “En la familia nadie quiere hablar, todo se basa en el miedo. Pero vamos a insistir porque los años pasan y mi hermana y yo queremos recuperar a nuestra madre que hoy tendría entre 60 y 65 años”, señaló Laura.

Fechas.
Lorena le contó a este medio que llevan adelante una investigación. Hasta el momento tuvieron acceso a documentación recolectada en las parroquias Corazón de María y San Roque de Bahía Blanca que demuestran inconsistencias entre las fechas de sus fechas de nacimiento que figuran en los certificados de bautismo y los certificados de nacimiento con lo que se hicieron sus documentos de identidad. “Mis recuerdos me ubican viviendo en un barrio militar de Bahía Blanca. Pero no tengo fotos de bebé ni de bautismo, ni de jardín de infantes. Se nos hace difícil conseguir documentación verdadera, yo tenía varios documentos de cuando era niña, pero la mujer que me crió hace un tiempo me hizo desaparecer todo lo que había en una cajita donde los guardaba”, reveló Laura. 

Denuncia a DDHH.
Lorena y Laura explicaron que llevaron su caso de apropiación a la Fiscalía de Derechos Humanos (DD.HH) pero aseguran que la investigación no se mueve. “En el 2014 decidimos llevar el caso a la Justicia y nos presentamos ante la Fiscalía de DD.HH. en la calle Sarmiento en Bahía Blanca. El caso lo tomó el fiscal José Alberto Nebbia, quien nos tomó declaración a Laura y a mí. Pero no vemos resultados, cada vez que preguntamos por el fiscal está en Buenos Aires y tuvimos que llevar toda la documentación nuevamente. La última vez que pregunté, hace unos meses, una secretaria nos dijo que están investigando pero hasta ahora no hubo novedades”, se lamentó Lorena. “Es complicado llevar adelante una investigación así. Estoy segura que los familiares de nuestros apropiadores saben más cosas de las pocas que nos dijeron. Nuestra esperanza está en que algunos de ellos se apiade de nuestra necesidad de recuperar nuestra identidad y nos den una mano”, concluyó Laura.
Fuente:LaArena
Envío:Centro Cultural Enrique Santos Discépolo
Filial del Comahue

No hay comentarios: