2 de agosto de 2017

DIFUSIÓN.

Desde los Organismos de DDHH de la Ciudad, APDH BAHÍA BLANCA, H.I.J.O.S. Regional Bahía Blanca y Red por el Derecho a la Identidad Bahía Blanca de Abuelas de Plaza de Mayo, a partir de  las manifestaciones emitidas por parte de la Iglesia Católica en lo referido a los Delitos de Lesa Humanidad cometidos en la Dictadura Genocida,  rechazamos la falsa reconciliación que desde siempre pregona la Jerarquía eclesiástica.-
   En los tiempos que corren,  en donde se intenta instalar nuevamente la Teoría de los Dos Demonios e implementar Teorías Negacionistas por parte del Gobierno Cambiemos,  es que vemos  como cómodamente resurgen propuestas reconciliatorias de variadas formas. Detrás de la reconciliación sostenida por la Iglesia se agazapa la Impunidad a los responsables. La Cúpula de la Iglesia fue partícipe del Terrorismo de Estado, la Iglesia que, a pesar de todos los reclamos realizados ante las autoridades eclesiásticas por parte de las víctimas, familiares de las víctimas y organismos de DDHH, no ha aportado hasta el momento, datos e información indispensable para la construcción del camino de la Memoria, Verdad y Justicia. Por eso que decimos que la Dictadura fue Cívico-Militar-Eclesiástica. La reconciliación y la Justicia son caminos opuestos.
    Nuestra ciudad no escapa a estas ideas encubiertas de reconciliación. En el marco de un nuevo aniversario del asesinato del Obispo Enrique Angelelli a cumplirse el 4 de agosto, se realizarán una serie de actividades en el marco de la muestra “ANGELELLI EN TIEMPO PRESENTE” organizadas desde diversos sectores religiosos.
    El Obispo Angelelli merece a esta altura de los tiempo, que su memoria no siga siendo avasallada y utilizada con oportunismo cuando las jerarquías necesitan lavar culpas, o que subsumidos en el conjunto estén quienes pretendan utilizar la coyuntura para lograr legitimaciones que no tuvieron, tienen, ni tendrán, hagan lo que hagan.
Es sabido también que en la intentona permanente de la falsa “reconciliación”, se vienen realizando diversas maniobras para avanzar con paso de impunidad sobre el juzgamiento a genocidas, militares y civiles, incluso con sectores de religiones alternativas como sucede en este caso también.
    La convocatoria expresa toda la manipulación implícita en el acto, cuando entre otras cosas dice: “Sigue habiendo un sector de la iglesia que mira para otro lado …”, para después en su cronograma advertir sin tapujos la participación de un representante de las iglesias alternativas, que sostienen bajo el argumento falsario la llamada “asistencia espiritual” a alguien que no pertenece a esa iglesia, que fue denunciada por víctimas secuestradas y torturadas en el CCD y T “La Escuelita”, y que cumplió el rol de secretaria del juez genocida fallecido impune Guillermo Federico Madueño en 1976, Gloria Girotti. Que fue juzgada y puesta en libertad por falta de mérito, no por ser inocente sino por apreciación sesgada y amañada del juzgado de instrucción en relación a las pruebas, pero que por tal razón sigue en el marco del juzgamiento a los crímenes de lesa humanidad, libertad que se encuentra apelada en las instancias superiores del Poder Judicial Federal.
   Pero no es esta la más grosera de las cuestiones que se encuentran enmascaradas en este acto, frente a la dignidad de la figura de Angelelli.
    La misa que se realizará el 4 de agosto a las 19:00 hs., concelebrada en la Catedral por los Obispos Nestor Navarro, Guillermo Garlatti (obispos eméritos) Carlos Aspiroz Costa (obispo actual) y sacerdotes, es en sí misma una ofensa a la memoria de Angelelli, y su compromiso.
    El ex obispo GARLATTI, quien durante todo el tiempo de profugación del cura Vara y en cumplimiento de sus funciones como Obispo en aquel momento, le pagó religiosamente la jubilación desde la curia local, habiendo sido denunciado por nosotros, los Organismos de DDHH de la Ciudad ante la justicia por tal conducta de encubrimiento, cuando a Vara se lo buscaba incluso con Interpol. Sin embargo al ser indagado por la justicia, GARLATTI  testimonió que desconocía los hechos que relacionaron al cura Vara con los crímenes de lesa humanidad en el Quinto Cuerpo de Ejército, como su paradero al ser buscado.
     En definitiva, este acto es parte de la falsa reconciliación que a nivel nacional se lleva adelante por el gobierno actual y la cúpula de la Iglesia y que vacía el contenido profundo la muerte de un hombre del pueblo y no un mártir religioso como se pretende con el Angelelli. Abruman los partícipes del encubrimiento a los delitos de lesa humanidad por lo que nos preguntamos a que iglesia se refieren cuando hablan de la que mira hacia otro lado.

Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bahía Blanca
H.I.J.O.S. Regional Bahía Blanca
Red por el Derecho a la Identidad de Abuelas de Plaza de Mayo Filial Bahía Blanca



No hay comentarios: