8 de febrero de 2014

LA PLATA: El Diario "El Dia colaboró con la dictadura.. Hacía tareas de inteligencia‏.

08.02.2014 
Lo aseguró un ex represor que es juzgado por crímenes en el centro clandestino la cacha 
"El Día colaboró con la dictadura" 
El diario platense hacía tareas de inteligencia sobre la población, según el ex militar. 
Por: Pablo Roesler
Un ex represor que revistió tareas como capitán del Destacamento de Inteligencia 101, dependiente del Batallón 601 del Ejército, reveló que desde su oficina encargaban al diario El Día, de La Plata, y a la emisora estatal Radio Provincia tareas de recopilación de información entre la población con el objeto de realizar sus informes de inteligencia. Aseguró que eran "encuestas para saber el estado de ánimo de la gente". Lo dijo durante la declaración indagatoria realizada ayer ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº1, que lo juzga por los crímenes de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención conocido como La Cacha, que funcionó durante la dictadura cívico militar en las afueras de la capital bonarense.

También dijo, sin precisar nombres, que mantenían almuerzos informales con dirigentes políticos de la UCR para saber "sus opiniones sobre la situación del país", y que "nunca" había escuchado hablar de La Cacha.
 "Se hacía un tipo de encuesta mínima en la vía pública, de forma reservada. Se consultaba a amas de casa, por ejemplo. Eran conversaciones informales en la calle, en la cola del banco, etc. Esa gente no sabía que era una actividad de inteligencia", explicó a los jueces Carlos Rozanski, Pablo vega y Pablo Jantus, el ex teniente coronel de 72 años, Anselmo Pedro Palavezzati, detallando las funciones de la Sección de Reunión Interior, de la que era jefe dentro del Destacamento de Inteligencia de La Plata.

Y reveló: "Se lo encargaba hacer a El Día, Radio Provincia, no era personal del destacamento (el que salía a la calle)". Sus palabras sorprendieron. "¿O sea que el diario El Día hacía tareas de inteligencia para ustedes?", indagó el juez Rozanski. "No eran tareas de inteligencia, eran encuestas para saber el estado de ánimo de la gente", minimizó el imputado. "Los diarios saben de esas cosas cotidianas", justificó.

El militar detalló que esas tareas apuntaban a determinar cómo las decisiones de la Junta Militar "influían en en la población; si tenían expectativas positivas, si había indicios de desbordes". Y precisó que "a principios (de la dictadura) la expectativa con el gobierno era favorable, pero a mediados de 1977 ya no. Y la última etapa del gobierno democrático era terrible: todo negativo. En general las personas que hacían las encuestas no era personal de la sección, había medios que hacían eso, medios de comunicación."

Las palabras del acusado incorporaron al debate la discusión sobre el rol que cumplieron los medios platenses de comunicación durante la dictadura cívico militar. Tras esa intervención, su declaración fue suspendida hasta el próximo miércoles a causa de un corte de luz que dejó a oscuras la sala durante los últimos minutos de su alocución.

Palavezzati es el último de los 21 represores en ser indagados en el juicio por los crímenes cometidos en el centro clandestino que funcionó en viejos galpones de Radio Provincia, detrás de la cárcel de Olmos en las afueras de La Plata, que se investiga junto con los asesinatos de los militantes peronistas Marcelo Bettini (hermano del embajador argentino en España, Carlos Bettini) y Luis Sixto Bearzi, cometidos en noviembre de 1976 en Tolosa.

Antes de mencionar los supuestos vínculos del matutino de la familia Kraiselburd y la emisora estatal con la dictadura, el ex teniente coronel detalló que su trabajo era producir informes sobre los "factores de poder" con las noticias publicadas en los diarios bonaerenses y de La Pampa, que luego remitía al I Cuerpo del Ejército,  al Batallón 601, y la Jefatura II. Y razonó: "Si ellos usan mal esa información, ahí se pueden cometer delitos. El problema verdadero es como se usa la información."  
Fuente:TiempoArgentino
Envío:Agnddhh