5 de marzo de 2014

LA PLATA: INVESTIGAN ENTERRAMIENTOS DOBLES EN EL CEMENTERIO PLATENSE.

Investigan enterramientos dobles en el Cementerio platense
Se comprobó un caso e investigan otros 14. Creen que podría ser una maniobra para ocultar cadáveres. Gendarmería allanó la morgue. Salió a la luz por la denuncia de una familia que inhumó dos veces a la misma persona.

28.02.2014
La Morgue Policial funciona en el Cementerio de La Plata, y fue allanada este viernes
Por Pablo Spinellispinellipa@gmail.com
Una historia macabra ocurrida en La Plata en el último año podría desnudar una trama de ocultamiento y complicidades cuyas implicancias reales parecen difíciles de medir. La justicia local comprobó que dos cadáveres que fueron enterrados con diferencia de diez meses fueron registrados con la misma identidad. En tanto se esperan los resultados de las pericias que puedan dar con los datos reales del cuerpo inhumado con la identidad falsa, ya se corroboró que el mismo lleva al menos seis años de muerto. Existen otros 14 casos que podrían haber seguido el mismo camino de duplicación de datos filiatorios, y forman parte de una causa en el marco de la cual la Gendarmería realizó un allanamiento en la morgue policial que funciona en la necrópolis local.

La causa se tramita en el Juzgado en lo Contencioso Administrativo Nº 1, a cargo del juez Luis Federico Arias, quien fue el que pidió la intervención de la fuerza de seguridad nacional en el predio de 72 y 31. Y estalló el 22 de noviembre pasado cuando una familia denunció que desde el Cementerio la convocaron dos veces, con diferencia de 10 meses, para enterrar a la misma persona.

Por entonces, el magistrado habría sospechado que la maniobra podría ocultar el destino final de víctimas de la inundación, pero aquello fue descartado por el propio peso de las pruebas. La persona que aún no pudo ser identificada murió mucho antes de la catástrofe.

La comprobación del caso, y la posible existencia de otros, intriga a los investigadores, quienes creen que podrían estar frente a un mecanismo de ocultamiento de muertes, con complicidades que podrían llegar a dependencias de la morgue y del Registro de las Personas. “Con lo que se está viendo en este caso, está claro que acá te pueden matar, y enterrar dentro algunos años con otra identidad”, graficó la fuente consultada.

En tanto, la pregunta que sigue inquietando en el Juzgado es la verdadera identidad de esa persona que murió hace al menos seis años y cuyos datos genéticos se siguen investigando.

DOBLE DUELO. Por acuerdo con los involucrados, el relato de la historia que desnudó la trama prescinde de revelar sus identidades. El caso tuvo su primer capítulo el 10 de enero de 2013, cuando la hermana de un fallecido en un presunto homicidio fue convocada desde la morgue para retirar el cadáver. Siguió el 22 de noviembre, cuando un llamado de la misma dependencia y con la misma consigna fue recibido por la hija del muerto. Bastó una comunicación entre tía y sobrina para que la irregularidad quedara expuesta.

El caso, ya judicializado, tuvo su desenlace el lunes 30 de diciembre pasado, último día del año, cuando por orden de Arias se exhumaron las dos tumbas, ubicadas a distancia considerable una de otra en el Cementerio platense, y los restos fueron conducidos a la Asesoría Pericial de la Suprema Corte, para realizar las pericias.

Según explicaron fuentes judiciales, al verse con dos cuerpos que tenían la misma identidad, lo primero que hizo el juez fue determinar cuál de los dos era el verdadero familiar de las mujeres. Comprobó que era el que fue enterrado en enero. Pero también descubrió que el cadáver inhumado en noviembre tenía al menos seis años de antigüedad.

La existencia de esa “muerte doble” determina, en principio, una grave irregularidad en los libros, tanto de la Morgue como del Registro Provincial de las Personas, donde los mismo datos filiatorios (Nombre y apellido, y número de DNI) aparecen en dos certificados de defunción diferentes. También se omitieron protocolos de identificación de los cadáveres por parte de personas con vínculos familiares con el fallecido. Ese lugar lo habrían ocupado empleados de la dependencia.

NUEVOS CASOSEl registro irregular descubierto entonces podría no ser el único. Por la misma fecha en el que fue enterrado el segundo cadáver (22 de noviembre de 2013), la Morgue Policial había pedido al Cementerio espacio para enterrar otros 14 cadáveres. Las fuentes judiciales indicaron que lo que se pretende ahora es determinar si en esos casos se pudo haber aplicado el mismo mecanismo de “duplicación de datos”.

En función de esa presunción es que este viernes el juez Arias solicitó un allanamiento por parte de la Gendarmería (desplazando de esa pericia a la Policía bonaerense). La misión de los uniformados fue hacer un relevamiento de los cuerpos allí depositados, recoger material genético y secuestrar materiales. 
Fuente:Diagonales